Uno es la clausurada fábrica El Prado, cerca de un centro comercial y una residencia. También el techo de la jefatura de la Policía Local, cuyos trabajadores llevan 7 años luchando para que se retire y la Inspección de Trabajo también lo ha requerido

Jesús Sánchez secretario del SIPAM sindicato de la Policía Local y delegado de prevención: “Había una partida de 200.000 euros para quitarlo del techo de la jefatura, ahora el Ayuntamiento dice que ese dinero está condicionado a la venta de una parcela”

Miguel Ángel Sánchez, portavoz de IU en el municipio: “El área de Méndez-Trelles se nutrió de bastantes fondos, se puede decir que es que no ha habido una apuesta por el desamiantado, pero sí ha hecho otras actuaciones más vistosas, electoralistas”

La Inspección de Trabajo hizo un requerimiento en septiembre de 2017 al Consistorio de la localidad para que quitase el techo en cuatro meses. Aún no se ha llevado a cabo esto y los agentes están a la espera. En estos años ha habido cinco casos de cáncer aunque no se han vinculado con el amianto directamente

09/03/18. Medioambiente. El problema del amianto vuelve a salir a la luz, esta vez en Vélez Málaga, donde varios colectivos llevan años luchando para que este sea eliminado de cada uno de los edificios en los que se encuentra. Dos de estos casos preocupan a los vecinos considerablemente, el de la fábrica de ladrillos El Prado, cercana a un centro comercial y una residencia...

...donde además entran los jóvenes, y el de la jefatura de la Policía Local, cuyo techo está contiene este mineral considerado altamente cancerígeno. No obstante, la retirada de esta sustancia peligrosamente tóxica no es una prioridad para el Ayuntamiento, cuya área de Medio Ambiente, dirigida por Marcelino Méndez-Trelles del Partido Andalucista y ex director de Turismo de la Junta, prefirió invertir dos millones de euros en 2017 para mejorar parques y jardines, como informa Sur AQUÍ. Jesús Sánchez, secretario del sindicato independiente de los agentes locales SIPAM y delegado de prevención en el Comité de Seguridad municipal, lleva siete años peleando para que se cambie el techo de la jefatura. Asegura a EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com que “había una partida de 200.000 euros para desinstalarlo, pero ahora el Ayuntamiento dice que ese dinero está condicionado a la venta de una parcela”. Explica que la Inspección de Trabajo hizo un requerimiento en septiembre de 2017 al Consistorio para que quitase esta estructura en el plazo de cuatro meses, que ya han pasado y de lo que aún no saben nada. El concejal Marcelino Méndez-Trelles no quiso atender a esta revista que intentó ponerse en contacto con él en reiteradas ocasiones.

“CONDICIONÓ todo el presupuesto municipal, Marcelino Méndez-Trelles, y su área se nutrió de bastantes fondos, se podría decir que lo que pasa es que no ha habido una apuesta por el desamiantado, pero sí por poner en marcha otras actuaciones más vistosas, que pueden tener un cariz claramente electoralista como el arreglo de parques” afirma a esta redacción Miguel Ángel Sánchez, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Vélez. Asegura que no hay una partida fija para la retirada de este mineral, a pesar de que se encuentran abundantemente en varios puntos de la ciudad y los vecinos piden que se quite. En el caso del techo de la jefatura de Policía, Sánchez admite que el gobierno local no ha ido ni una vez a verlo. Pero el que conoce esta historia de primera mano es Jesús Sánchez, secretario del sindicato SIPAM, ya que este es su centro de trabajo. Cuenta a esta revista que desde que llegó a Vélez empezó a interesarse por este tema, al ver la presencia del amianto en el edificio, comenzó a formarse y a movilizarse. Habló con el anterior alcalde, y con el actual, el socialista Antonio Moreno Ferrer, aún así han pasado siete años y no ha habido ningún movimiento por parte de las autoridades de actuar, según dice le dan “muy poca bola”. “Ha habido cinco casos de cáncer en la plantilla, aunque no se ha demostrado que estén relacionados con el amianto” indica.

*Foto del portal Axarquíaplus AQUÍ

POR su parte Miguel Ángel Sánchez, de la formación IU, cree que ha habido una falta de “voluntad política para eliminar el techo de la jefatura”. Esta “falta de voluntad” se refleja en la ausencia de fondos para este cometido. A pesar del requerimiento de la Inspección de Trabajo instando al Consistorio a actuar, de las protestas de los trabajadores y de los riesgos que entraña, los supuestos 200.000 euros de la partida destinado a ello están condicionados a que se venda una parcela de propiedad municipal, según explica Jesús Sánchez. Esta venta no se sabe cuándo será, y podrían pasar semanas, meses o incluso años, se podría decir que es una partida inexistente. “Estamos rodeados de viviendas, este es un problema de gran envergadura y existe un informe vinculante para que se quite” subraya Jesús Sánchez.



OTRO caso en el mismo municipio es el del “macrovertedero” en la fábrica de ladrillos El Prado, denunciada por Ecologistas en acción al no haber sido desamiantado correctamente AQUÍ. El portavoz de IU Miguel Ángel Sánchez señala que tienen constancia de que ahora mismo estas instalaciones son propiedad de un banco, por lo que es solvente y podría llevar a cabo la eliminación correcta de esta sustancia. Anuncia que en la próxima comisión de Medio Ambiente y de Urbanismo informarán sobre este respecto, y si no se toman medidas acabarán denunciando este tema ante el SEPRONA de la Guardia Civil y ante la Fiscalía de Medio Ambiente. “Aquello es una zona peligrosa, tiene afluencia de jóvenes que van a allí y además se está convirtiendo en un vertedero donde los camiones descargan escombros sobre el amianto que no ha sido correctamente tratado” declara Miguel Ángel Sánchez. Todo esto ocurre después de que el Consistorio diera por válido la retirada que se hizo de los elementos que contenían este material, no obstante, como se puede apreciar en la denuncia de Ecologistas en Acción no se hizo ni completa ni correctamente.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
-22/02/18 Respirar amianto y mirar para otro lado, el caso del ‘macrovertedero’ de Vélez Málaga
-05/03/18 Amianto 2017: la llama de la indignación se aviva pero necesitamos un incendio voraz