OPINIÓN. Flâneur. Por Rogelio López Cuenca
Artista visual

rogelio_lopez_cuenca.jpg08/06/10. Opinión. Entre 1999 y 2000 el colaborador de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com Rogelio López Cuenca vivió en Túnez. El retrato que presenta en este artículo del matrimonio que gobierna este país -Ben Ali y Leila Trabelsi, con una fortuna de 5.000 millones...

OPINIÓN. Flâneur. Por Rogelio López Cuenca
Artista visual

rogelio_lopez_cuenca.jpg08/06/10. Opinión. Entre 1999 y 2000 el colaborador de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com Rogelio López Cuenca vivió en Túnez. El retrato que presenta en este artículo del matrimonio que gobierna este país -Ben Ali y Leila Trabelsi, con una fortuna de 5.000 millones de dólares según la revista Forbes- nos acerca a la cara menos conocida de este “asequible destino turístico, una especie de Disneyworld orientalista”, aquella que corresponde a una tiranía con 450 presos políticos en sus cárceles y con un alto nivel de censura informativa que no le impide ser “el país norteafricano que recibe la mayor cantidad de ayuda per cápita por parte de la UE”.

Escarnio en el Paraíso

PARA la mayoría no sólo de los españoles sino de los europeos, Túnez es poco más que un asequible destino turístico, exótico -ma non troppo- y, sobre todo, seguro y previsible: hoteles con piscina, sol y playa, y una especie de Disneyworld orientalista con paseos en camello, danza del vientre y fingidos regateos en el zoco. Pero detrás de ese afable decorado destinado al consumo hay un país real en el que tuve ocasión de vivir hace diez años, entre 1999 y 2000; allí, cada mañana no podía evitar desayunar con una compañía invariable: el retrato del presidente (Zine el Abidine) Ben Ali, que aparecía indefectiblemente cada día en la portada de todos los periódicos, solo o en compañía de su esposa, Leila Trabelsi, recibiendo dignatarios, saludando a sus fieles o inaugurando algo, cualquier cosa, una escuelita, una feria, una fuente, un grifo, todo. O votando. A juzgar por las fotos, se diría que nada más que votan ellos.

HACÍA tiempo que no encaraba sus rostros brutales, de matones rodeados de gorilas. Él, ya un tirano ajado, embutido en uno de sus dilectos trajes de capo mafioso, repeinado, con las canas ocultas tras un negro azabache, tras un negro pistola, tras un negro ataúd, repitiendo ese gesto amenazante de patriarca feroz; ella, en su dos piezas tipo Chanel, muy enjoyada, con su tinte también, siempre vulgar con sus aires de first lady y el corazón emponzoñado de ex peluquera parvenue, con su iphone agarrado como si el monedero de su mezquindad, oculta tras las gafas benali-siempre Gucci, Vuitton, marcas de lujo, adicta como es a ellas: shopahólica- y los labios fruncidos por un resentimiento que se intuye insaciable, rencor a todo y todos. La ‘ubuesca’ pareja -que sería envidia de los Ceaucescu, en el infierno estén- ostenta la presidencia del pequeño y desgraciado país desde 1987, cuando él, entonces general de la policía, protagonizó un sainetesco pustch médico-constitucional, declarando “senil” al autoritario “padre de la patria”, Habib Burguiba. Ella, la tenebrosa Laila, Madame La Nuit, Trabelsi, es la segunda esposa del tirano, con el que desposó en 1992, y todo un ejemplo de constancia y superación, pasando de aprobar el bachillerato, por correspondencia, viviendo ya en el palacio presidencial de Cartago, a una maitresse en Derecho, también por correspondencia, de la Universidad de Toulouse y a presidir, desde 2009, la Arab Women Organisation. Pero, ay, ‘Marie Antoinette Zampabollos’, “intellectuelle moderne d’une grande modestie”, el saqueo de las arcas del Estado (la revista Forbes evaluaba en 2007 la fortuna amasada en 20 años por los Ben Alí en 5.000 millones de dólares) no bastan para llevarla a una automáticamente a la lista de las más elegantes ni al Olimpo del ¡HOLA! Ni va a haber Warhol que te inmortalice. Hasta en el despotismo hay clases, Vampirella.

LA estampa soez de la pareja ha regresado a los periódicos europeos que tan poco frecuentan, que tanto los ignoran, ahora en relación con la inminente firma del Estatuto Avanzado (que se traducirá en privilegios económicos y comerciales y que Marruecos tiene ya desde 2008) que la Unión Europea le va a otorgar a una dictadura que ya gozaba, desde la Conferencia de Barcelona, en 1995, de un Acuerdo de Asociación, en teoría supeditado al “respeto de los principios democráticos y de los derechos fundamentales del hombre”. Lo que a ellos (y a nosotros, a la Unión Europea, y a la actual Presidencia Española) les importan tales minucias queda patente en la reciente ilegalización de la única ONG independiente que todavía operaba en el país, la Liga Tunecina de Derechos Humanos, o con la promulgación de una nueva ley (mayo de 2010) que amenaza con hasta cinco años de cárcel a los tunecinos que "establezcan deliberadamente contactos con extranjeros con el objetivo de perjudicar los intereses vitales de Túnez".

EL habitual solapamiento entre los “intereses vitales” de un país y los intereses particulares de su clase dirigente (en este caso un puñado de familias, encabezadas por los Ben Ali y los benali2Trabelsi, seguidos de su familia política, los Matri, los Mzabi, los Oukil, los M’hiri, los Mabrouk… cuya rapacidad ha “privatizado” pro domo sua desde el transporte a la educación, desde el turismo a la telefonía móvil y, por supuesto, la construcción); esta deliberada confusión se ejecuta, sabemos, a través de los medios de comunicación masiva. Por eso, al mencionado monocorde discurso apologético oficial, a la tradicional limitación de la circulación de prensa extranjera, a la censura de los medios impresos y la persecución de periodistas críticos, se ha acabado sumando el bloqueo de las páginas web susceptibles de albergar críticas al régimen: está prohibido el acceso a YouTube, Dailymotion, Blip.tv, Metacafe, Vidoemo y a cientos de webs, empezando por la de la televisión Al Jazeera.

TODA esta fobia a los media no impidió que Túnez fue elegida para acoger, bajo el patrocinio de la ONU, en noviembre de 2005 la celebración de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información, al frente de cuya organización se colocó a uno de los más célebre torturadores del país, el general y ex ministro de Interior Habib Ammar actual responsable de la cibercensura -quizá en reconocimiento a su precocidad represiva al haber mandado encarcelar al primer “ciberdisidente” árabe, Zuhair Yahyaui, por satirizar al régimen en una publicación electrónica ¡ya en 2002!-

¿QUÉ explicaría que, a pesar de esto, goce de tan buena prensa entre nosotros un régimen que sólo se mueve para enriquecerse o para reprimir cualquier protesta o crítica? Que el Relatorbenali4 Especial de la ONU para los Derechos Humanos denunciara en enero de 2010 el desarrollo irregular de los procesos judiciales en Túnez y la práctica habitual de torturas no parece afectar a la percepción dominante en la opinión pública europea. Es más, Túnez disfruta de una benévola imagen como país excepcionalmente “moderno”. No es raro encontrarse en la web comentarios de turistas y reflexiones del tipo “la gente viste bastante normal, hay muy pocas chicas con velo”
(http://www.promocionenviajes.com/2009/03/tunez-consejos-visitar-monumentos.html) o “Túnez es un país musulmán abierto con vistas a Europa y al mundo occidental. Alegra ver el escaso numero de mujeres cubiertas y sorprende también observar su particular estilo de ir a la ultima moda”
(http://www.diariodelviajero.com/producto/tunez).

EL velo una vez más, el fetiche favorito de Occidente, la varita mágica con que el eurocentrismo le mide al otro el grado de modernidad. Pero ¿por qué ven los turistas tan poco hiyab en Túnez? Desde 1981 una ley prohíbe llevarlo en establecimientos públicos. Las mujeres no pueden ni ir a clase ni trabajar en la administración con la cabeza cubierta. ¡Cuánta libertad! El cuerpo femenino, como siempre, territorio en litigio patriarcal donde dirimir conflictos de poder, donde mostrar a quién le pertenece, quién manda aquí.

ACERCA de quién manda aquí, el tirano y su partido, el Rassemblement Constitutionnel benali_6_sarkozyDemocratique (RCD) no tienen duda alguna: ganan siempre por goleada. En 1994 por el 99'8% de los votos y cinco años después por el 99,4%; y en 2002, con el 99,52% de los votos, un referéndum que permite a “Ben à vie” (“de por vida”, como lo ha rebautizado la voz del pueblo) su reelección sin límite (como Hugo Chávez en Venezuela, sí, pero no provocó, curiosamente, la misma indignación mundial ¿por qué será?) y retrasaba de los 70 a los 75 años la edad legal para ostentar a la presidencia, que fue la excusa, recordemos, para el golpe de estado geriátrico que lo llevó al poder. Ah, y lo más importante, ese 92,52% de votantes le concedió también “inmunidad penal vitalicia”. Muy normal todo. Y democrático.

MIENTRAS tanto, los medios oficiales celebran la bendición del régimen por parte de las instituciones financieras internacionales por el “milagro económico” tunecino, fruto de la aplicación a sangre y fuego del Plan de Ajuste Estructural neoliberal. Lo que las boyantes cifras macroeconómicas no pueden evitar es que la mayoría de los jóvenes, los ricos y los pobres, con estudios o no, sólo sueñen con poder escapar de un modo u otro -conseguir una visa mediante sobornos a funcionarios o jugarse la vida en la patera -, pero también es ése otro papel que Europa ha encomendado a Túnez, ser uno de los perros guardianes que mantenga a raya a los indeseados inmigrantes en la orilla sur del Mediterráneo. Una inmensa cárcel, un Gulag, como ha denunciado Mohamed Talbi, autor de “Plaidoyer pour un islam moderne” (1996). Pero ¿a quién le interesa un islam moderno? No, desde luego, a los dictadores árabes que esclavizan a su pueblo, con el incondicional apoyo de Occidente, en nombre de la lucha contra el “islamismo” -que crece, naturalmente, abonado por la ausencia de libertades y la frustración provocada por la exclusión de una sociedad de consumo a la que no se tiene acceso-. ¿No se da nadie cuenta de que son esas políticas neoliberales (privatización y mercantilización de los escasos servicios públicos, desregulación del mercado labora) y neocoloniales (respaldo a los regímenes dictatoriales locales) la causa principal que atiza el odio hacia Occidente? O quizá sí y de eso se trata, de que haya siempre un enemigo del que defenderse, una excusa para armarse y vigilar y excluir.

LA propia tiranía tunecina se apresuró a explotar su propio 11-S: los cadáveres de los 14 turistas alemanes víctimas de un nunca esclarecido atentado en la isla de Djerba en 2002 se convirtieron en justificación de la existencia de un estado policial -14.000 agentes para vigilar a 10 millones de habitantes-.

benali_5NADA temen más estos gangsters que una verdadera democracia, en la que legalmente podrían ser denunciados, juzgados y obligados a dejar ese poder que tanto quieren y al que tanto les deben. Lo que menos desean es una prensa libre, una justicia independiente y elecciones democráticas. Para evitarlas tiene como rehenes los intereses de las más de 3.000 empresas extranjeras  que operan en esta “Suiza del Magreb” (las españolas, principalmente presentes en el ramo de la hostelería, pero también del cemento, el textil, la agroindustria alimentaria, las piscifactorías…).

TÚNEZ es actualmente el país norteafricano que recibe la mayor cantidad de ayuda per cápita por parte de la UE. Por tanto, no se trata de ignorancia o de un mirar distraído hacia otro lado, sino de colaboración con la dictadura, a la que se otorga legitimidad, proporcionándole medios y facilidades para la corrupción, la represión y el abuso, las herramientas para la tortura. La dictadura mantiene encarcelados alrededor de 800 personas por delitos de conciencia, entre ellos -denuncia Amnesty International- “450 condenas a prisión en juicios injustos por cargos de terrorismo”.
benali7
HACE unos días, Ignacio Cembrero (en El País, 25/05/2010) constataba el doble rasero con que la UE reacciona frente, por una parte, a estos prisioneros políticos y a los que hay, por ejemplo, en Cuba, menos de 60. No es difícil entender el grado de tristeza y frustración de los tunecinos que (¿todavía?) creen en estas chorradas (derechos, libertad,…) por las que algunos sufren el exilio, la cárcel, la tortura, o incluso han pagado con la vida.

COMO decía uno de ellos, anónimo, por supuesto: No se nos trata mal, no habría que quejarse… si fuésemos animales, ganado.

PUEDE ver aquí las anteriores colaboraciones de Rogelio López Cuenca:
- 07/04/10
Piazza, bella piazza
- 03/03/10 Todo a 2016
- 19/02/10 ¡Grande hazaña! Con muertos
- 12/01/10 Relecturas 1: Día de Reyes
- 04/11/09 Arte y crisis 
- 08/10/09 ¿Tocando fondo? Venecia, al final de la cloaca
- 10/09/09 Domus Rusque. El “arte contemporáneo” como coartada y justificación
- 08/07/09 Postales Premonitorias/1: Málaga a la vanguardia del cambio climático
- 09/06/09 Birds in the night
- 05/05/09 Arte y publicidad: ida y vuelta
- 01/04/09 Printemps 
- 03/03/09 Bankers
- 27/01/09 Compras, colecciones, premios… Arte y público interés
- 16/12/08 Total,…
- 27/11/08 Mediterráneo(s)

PUEDE consultar noticias anteriores publicadas sobre Rogelio López Cuenca:
- 11/05/10 Rogelio López Cuenca regresa al Museo Reina Sofía de la mano de la exposición colectiva ‘Principio Potosí’ que se inaugura hoy
- 03/02/09 Rogelio López Cuenca y Elo Vega ridiculizan los tópicos y clichés que describen el universo caló con la exposición ‘Gitanos de Papel’
- 03/02/09 Galería de Imágenes Exposición Gitanos de papel, de Rogelio López Cuenca y Elo Vega
- 12/11/08 La conferencia ‘Carta Marrueca’, de Rogelio López Cuenca, toma forma corpórea en una mujer marroquí que pronunciará por él la charla que imparte hoy en el Ateneo de Málaga a las 20 horas 
- 22/02/08 Rogelio López Cuenca recopila las sonrisas de los políticos en campaña electoral para el proyecto ‘Vigila, te estamos sonriendo’
- 25/01/08 Rogelio López Cuenca inaugura hoy en Valladolid la exposición ‘Hojas de Ruta’, un recorrido por sus intervenciones en varias ciudades
- 10/01/08 Rogelio López Cuenca inaugura pasado mañana sábado la exposición ‘Le Partage’ en la prestigiosa galería Juana de Aizpuru de Madrid
- 10/01/08 Galería de Imágenes de la exposición de López Cuenca en Juana de Aizpuru
- 05/12/07 El Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid invita al malagueño López Cuenca para impartir la semana que viene uno de sus talleres de artista
- 27/11/07 El I Encuentro de Arte en los Territorios Liberados del Sáhara reclama la resolución del conflicto saharaui y el respeto de los Derechos Humanos con obras de creadores de España desplazados a la zona
- 04/10/07 Rogelio López Cuenca: “Lo más urgente es repolitizar la percepción del problema del Sáhara, y ‘Artifariti’ es una gran oportunidad para ello”
- 20/07/07 Rogelio López Cuenca repasa hoy a las 20 horas en la Casa Invisible los movimientos sociales en los ‘años de plomo’ de la Italia de los 70
- 17/04/07 La UNIA reúne en Tarifa a diversos expertos para dar una respuesta al modelo neoliberal de ocupación urbanística del territorio andaluz
- 13/03/07 Más de un centenar de personas recuperan el edificio de calle Nosquera 11 como nuevo Centro Social y Cultural ciudadano en Málaga
- 23/02/07 'Málaga 1937' recupera documentos, imágenes y testimonios de la toma de Málaga y el genocidio en la huida por la carretera de Almería
- 08/02/07 Una exposición y el Parque de la Memoria (Torre del Mar) se inauguran como tributo a las víctimas del genocidio de la Carretera de Almería
- 08/02/06 Ya está operativa la web malaga1937.es realizada por Rogelio López Cuenca y Santiago Cirugeda que presentará la Diputación en ARCO
- 25/01/07 El Ateneo dedica un monográfico a la Guerra Civil y el franquismo
- 01/06/06 Las relaciones entre arte contemporáneo y comunicación, tema de análisis en el encuentro Visible/Invisible que comienza hoy en Mataró 

- Número 47 de El Observador (página 46): Arte contemporáneo y prácticas locales