OPINIÓN. A la salida del túnel. Por Luis Callejón
Pte. de la Asociación Emérita de Turismo y Hostelería de Andalucía (ASETHAN)

Luis Callejón20/06/16. Opinión. Luis Callejón dialoga esta vez con el Besugo sobre la estacionalidad turística en Andalucía: la región triplica su población pero mantiene el número de camas en hospitales. “Si la Costa del Sol triplica el número de sus habitantes en verano, por muy sanos que sean los turistas nacionales, están expuestos a necesitar los servicios sanitarios”. Así, Callejón escucha a una lisa de la costa...

...de Benalmádena dudar de si el consejero de Salud ha olvidado el juramento hipocrático. Una opinión para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

Diálogos con el besugo. No me puedo aguantar

HOY me he ido directamente a por el Besugo, que por cierto no estaba en su sitio habitual, y he tenido que recorrer varios de sus rincones preferidos hasta que por fin lo he localizado.

- DIME
Luis, qué quieres que estoy muy ajetreado.

- LO
primero es comentarte una noticia que apareció en El País del miércoles día 15 de junio con una foto muy curiosa que, como dicen en las películas americanas, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

- ¿POR
qué dices eso Luis?

- ES
muy sencillo Besugo. El título de la noticia dice así:“China se apoya en la cocina española”. ¡Toma ya! Añadiéndole el Shanghái Sabor Fusión, que se convierte en un laboratorio para renovar su gastronomía… ¡Tela marinera!

- DÉJAME
ver Luis. Tienes razón, creía que era una broma tuya, pero quién haya titulado ese artículo y redactado el pie de foto, se ve que no tiene ni idea de lo que es la cocina china reconocida internacionalmente como la más completa e importante del mundo, y que por muy rimbombante que sea el título de Sabor Fusión, el chef Edgar Hernández debería de saber que si hay un país que respete las tradiciones culinarias más elementales ese es China. Este señor se presenta a dar lecciones culinarias en vivo sin el tradicional gorro protector de “pelos y sudor” para proteger la comida delante de media docena de personas que no son alumnos de cocina, sino simples visitantes de la feria que se celebra en Shanghái.

- TRANQUILO
Besugo, casi se te saltan los ojos, pero tienes razón en lo que dices, porque si fuesen alumnos de alguna escuela de hostelería, estarían vestidos como tales alumnos que ya hemos visto muchas fotografías de dichas escuelas.

- Y
ahora Besugo, quiero enseñarte otra noticia que también salió el miércoles 15 de junio en el periódico malagueño Málaga Hoy y que dice así “Mercadona contrata 1550 personas en Andalucía para la campaña de verano”, y añade que la compañía incorpora a 200 empleados más que el año pasado para hacer frente a la mayor afluencia turística de junio a septiembre.

- ME
lo dices o me lo cuentas Luis, ¿por qué te crees que no me encontrabas en ninguno de los sitios habituales? Para evitar caer en la pescadería de Mercadona, de Hipercor o Carrefour… y como no quiero que me detecten los ojeadores de los supermercados, me voy a escabullir, pero antes, te voy a dejar una pregunta para que reflexiones.

- ADELANTE,
Besugo.

- LA
contratación de trabajadores en este supermercado significa que una parte importantísima de Andalucía se va a mover concretamente en la Costa del Sol, pero además, una importante afluencia del resto de España también lo van a hacer, debido entre otras cosas a la cantidad de apartamentos en propiedad que tienen, y por lo tanto tienen que llenar sus despensas. Entonces, ¿cómo ves tú que duplicando o triplicando la población durante esos 3 meses, la Junta de Andalucía o el Gobierno Central decidan reducir las camas hospitalarias prácticamente a la mitad? Así que piénsatelo y toma mi teléfono para que llames a Radio Caracola, que no sé quién estará de guardia pero que te atenderán. Así que adiós muy buenas.

- VAYA
bomba de relojería que me ha dejado el Besugo, estoy seguro que ha contratado a algún asesor externo para llegar a esos planteamientos.
ASÍ
que llamé a Radio Caracola a ver quién está de guardia. Me sorprendió que contestase una Lisa conocida en el Puerto de Benalmádena. Le comenté que ya había reflexionado e incluso investigado y no entendía cómo al Gobierno central o a la propia Junta de Andalucía, que presuntamente tiene transferidas las competencias en Sanidad, nadie les haya informado ni de la Confederación Empresarial Malagueña, ni de su Mesa de Turismo, ni de la Cámara de Comercio. Si la Costa del Sol triplica el número de sus habitantes en verano, por muy sanos que sean los turistas nacionales, están expuestos a necesitar los servicios sanitarios que les da derecho su tarjeta de la Seguridad Social.

NO
me dejó terminar y me dijo:

- LUIS,
te voy a contestar lisa y llanamente: el consejero de Salud, máximo responsable de la decisión de no reponer las vacaciones de los médicos, enfermeros, enfermeras y auxiliares de Carlos Haya o del Clínico, teniendo que cerrar algún quirófano y plantas por falta de personal, resulta que como médico, parece que se le ha olvidado el juramento hipocrático y sólo se guía por el “prometo” del político.

A
lo que le contesté que no entendía por qué el Besugo no le llevaba como compañera de viaje a nuestros diálogos.

- PUES
claro que sí, Luis -me contestó-, porque sabe cómo me alimento yo: de la porquería que sueltan todos los yates donde a lo mejor alguno de los que prometen también se pasean.

- BUENO,
basta ya Lisa, hasta la próxima.

PUEDE
 ver aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
- 13/05/16 Diálogos con el besugo. El besugo, el pulpo y yo
- 28/04/16 Diálogos con el besugo. Gazpacho andaluz
- 17/03/16 Diálogos con el besugo. Huelga de basura
- 22/02/16 Diálogos con el besugo. El cambio climático y Juan Verde
- 23/12/15 Diálogos con el besugo. De campaña electoral e informes turísticos
- 09/12/15 Diálogos con el besugo. Torremolinos está de moda
- 16/11/15 Diálogo con el besugo. La hipocresía política y el turismo

PUEDE leer más artículos de Callejón pinchando en las relacionadas de esta columna:
- 13/03/15 Diálogo con el besugo. La ITB de Berlín y las Escuelas de Hostelería