“La realidad de la ciudad de Málaga es que seguimos con poco más de 7´5 metros cuadrados de zona verde útil por habitante, muy por debajo de lo establecido por la Organización Mundial de la Salud o la Unión Europea que fijan entre 10 y 15 metros cuadrados la recomendación de zona verde útil por habitante”

OPINIÓN. Camino a Laponia. Por Sergio Brenes
Concejal socialista en el Ayuntamiento de Málaga


07/11/18. Opinión. El concejal del grupo socialista en el Ayuntamiento de la capital, Sergio Brenes, reflexiona en su nueva colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre la ‘Málaga verde’. El número de metros cuadrados de zona verde que le corresponde a cada malagueño. Casi la mitad de lo que recomienda Europa. En Málaga se contabiliza como zona verde...

...todo el Parque Tecnológico, por ejemplo, o las medianas de las avenidas, con tal de subir el porcentaje de ‘verde’ por habitante. Una desvergüenza política del equipo de gobierno municipal del PP que encabeza el alcalde Paco de la Torre.

Málaga en verde

HACE unos días en la Comisión de Transparencia y Buen Gobierno del Ayuntamiento de Málaga, el Grupo Socialista incluía como tema a tratar el incumplimiento reiterado por la empresa FCC de sus obligaciones para la conservación y mantenimiento de zonas verdes en distintos distritos de la ciudad como Carretera de Cádiz, Cruz de Humilladero y Este así como de los Jardines Histórico.

SEGÚN
se ha podido conocer desde el servicio de Parque y Jardines se le han abierto hasta tres expedientes sancionadores a esta empresa, claramente insuficientes, por incumplimientos reiterados  y una retención de hasta 78.000 euros en certificaciones por trabajos no realizados que, al parecer, intentaron cobrarnos. Pero el partido Popular sigue sin plantearse la necesidad de rescatar ese servicio y adjudicarlo a otra empresa que cumpla con lo firmado en contrato. Y todo ello entre las quejas de los malagueños por el deficiente estado en el que se encuentran esas zonas verdes desde que esa empresa se hizo cargo del contrato hace ahora un año. Clara muestra como el Partido Popular permite esas situaciones a grandes empresas lo que sería impensable si se tratase de un pequeño empresario o un ciudadano de a pie.

LA
realidad de la ciudad de Málaga es que seguimos con poco más de 7´5 metros cuadrados de zona verde útil por habitante, muy por debajo de lo establecido por la Organización Mundial de la Salud o la Unión Europea que fijan entre 10 y 15 metros cuadrados la recomendación de zona verde útil por habitante.

SEGÚN
se desprende de los datos del Observatorio de Medio Ambiente Urbano de la ciudad de Málaga, organismo dependiente del propio Ayuntamiento, se llegan a contabilizar como zona verde útil superficies como el Parque Tecnológico de Andalucía, lo que da a los residentes del distrito de Campanillas más de 25 metros cuadrados de zona verde por habitante -acaso ha visto usted alguna vez a algún ciudadano disfrutando un sábado o un domingo tumbado al sol en los jardines del PTA– y también una zona verde útil la desembocadura del Guadalhorce. Todo sea por inflar de manera ficticia, aumentando el número de zonas verdes aunque se sepan que no son disfrutadas por los malagueños.


LA zona más deficitaria en cuanto a estos espacios libres son los distritos Bailén-Miraflores con menos de 2 metros y Cruz de Humilladero con menos de 2´5 metros cuadrados por habitante, lo que evidencia que la ciudad de Málaga se vuelve contra la calidad de vida de sus propios vecinos. Y a cada vacío urbano que se produce en la ciudad de Málaga, la respuesta del equipo de gobierno del Partido Popular es la misma, propiciar operaciones de nuevos usos residenciales sin tener en consideración la oportunidad de dotar suelos para equipamientos o para zonas libes para mejorar las condiciones de vida de unos barrios de los años sesenta y setenta. Es lo que va a pasar con los suelos de la antigua Flex en Carretera de Cádiz, otras nuevas 150 viviendas con un edificio de 15 plantas, condenando uno de las pocas oportunidades en ese sector de la ciudad para esponjar la zona con espacios libres.

Y para desesperación de los malagueños siguen sin terminarse las obras de adecuación de los grandes parques como Campamento Benítez o el parque de San Rafael y el pacto entre Ciudadanos y el Partido Popular puede enterrar definitivamente la gran esperanza  de la ciudad de Málaga de contar con el gran pulmón verde de la zona oeste que sería los terrenos de Repsol, donde viven 1 de cada 3 malagueños y todo en base a un convenio urbanístico que se evaporó sin dejar los casi 72 millones de euros que quedaron pendientes de cobro.

LA
pregunta es muy sencilla, ¿para quién gobierna el PP?

PUEDE leer aquí anteriores artículos de Sergio Brenes:
- 24/10/18 Prevenir lo imposible
- 10/10/18 Hablando bajito

- 12/09/18 Lo que trae septiembre
- 25/07/18 Pasó lo inevitable: Moreno Bonilla y Bendodo volvieron a perder
- 11/07/18 Fuera de control      
- 27/06/18 Pleno de junio
- 13/06/18 Un baño de realidad
- 30/05/18 Ya sabemos dónde está el dinero de la plaza de la Merced
- 16/05/18 Salvar Arraijanal
- 02/05/18 El enemigo en casa
- 18/04/18 Presupuesto y ajustando cuentas
- 04/04/18El yacimiento fenicio de Cerro del Villar: pasado, presente y futuro
- 21/03/18 Un Pleno más
- 07/03/18 Un candidato a palos
- 21/02/18 Nadie conoce a nadie
- 07/02/18 Movilidad Sostenible desde el coche oficial
- 24/01/18 Todo por amor
- 10/01/18 ¿A quién va a creer usted?, ¿a mí, o a sus propios ojos?
- 27/12/17 2017. Una muerte a pellizcos
- 13/12/17 Los juegos prohibidos