A la abogada Inmaculada Gálvez, con una azotea similar en protección a la de Banderas y a 100 metros, le prohíben hacer en ella un ‘techo verde’, mientras el actor construye lo que quiere en la suya: un ‘pastiche y patético’ homenaje a Málaga

Gálvez: “Un técnico del Ayuntamiento me dijo que Antonio Banderas sí cumple con la normativa. Pues que le rindan cuentas a Dios que para eso son cofrades. Ya no voy a ir a un recurso contencioso a demostrárselo al juez”

El actor malagueño Antonio Banderas abre las puertas de su nueva casa al diario ‘Sur’ (
AQUÍ), y en su azotea vemos construido un “homenaje a la ciudad” ilegal y prohibido realizado en un edificio protegido arquitectónicamente con grado I que es parte del Bien de Interés Cultural del Centro. Nadie dice nada

05/04/17. Opinión. Urbanismo del Ayuntamiento es un cachondeo en Málaga. Si eres famoso y te apellidas Banderas te deja hacer lo que te de la gana en la terraza de tu vivienda con protección arquitectónica del Centro. Si te llamas Gálvez, no puedes ni poner una maceta en la tuya. La abogada Inmaculada Gálvez solicitó hace años permiso para instalar un ‘techo verde’ (macetas y plantas) en la azotea de...

...su inmueble, situado a escasos 100 metros de la casa del actor, pero el Ayuntamiento se lo ha negado siempre en diversas ocasiones. El Consistorio alega que el edificio cuenta con la máxima protección arquitectónica y que posee una azotea inclinada. Inclinarse hacia las peticiones de Banderas, que ha hecho lo que le ha dado la gana en su terraza, es lo que ha hecho el Ayuntamiento de Málaga sin más, a quien no ha puesto ninguna pega a pesar de que las imágenes que acompañan esta información hablan por sí solas. Gálvez señala que un técnico del Ayuntamiento le dijo que Banderas “sí cumple con la normativa. Pues que le rindan cuentas a Dios, que para eso son cofrades. Ya no voy a ir a un recurso contencioso a demostrárselo al juez”. El actor malagueño abre las puertas de su nueva morada a todo el que quiera asomarse. Situada en plena calle Alcazabilla esquina a Zegrí, frente al cine Albéniz, como se puede comprobar en el reportaje que le hacen en  diario Sur, en su terraza ha edificado un “homenaje a la ciudad” que el propio Banderas explica en un vídeo realizado por el periódico (AQUÍ). El homenaje consiste en una serie de construcciones a cual más ‘pastiche y patética’ situadas en la azotea de este edificio protegido arquitectónicamente con grado I y que es parte del Bien de Interés Cultural declarado por la Junta de Andalucía del Centro. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


BANDERAS presume de su pequeño rincón de relax en la cabecera que dirige Manolo Castillo. Hileras de sofás, bar, piscina y de fondo la Catedral, la Alcazaba, el Teatro Romano, un espacio donde no faltan ‘sorprendentes’ guiños a la ciudad convertidos en ‘pastiches’ de ella: cristaleras de colorines a imitación del Museo Pompidou, la pérgola del Palmeral de las Sorpresas convertida en toldo, la paloma de Picasso, un King Kong en la Equitativa en fluorescentes (?)… suficiente homenaje al parecer para justificar que el Ayuntamiento le haya permitido hacer lo que le plazca en la azotea de un edificio con la máxima protección arquitectónica.


“YA hice en su día las reclamaciones oportunas y el Consistorio señaló que sí se podía hacer. Fue un técnico del Ayuntamiento y afirmó que cumple con la normativa, pues que le rindan cuentas a Dios que para eso son cofrades, ya más no voy a hacer, no me voy a ir a un recurso contencioso a demostrárselo al juez. Que los malagueños sepan a qué atenerse”, explica Gálvez, que accedió en 2014 al expediente de la casa de Banderas: Una-abogada-denuncia-las-obras-que-Antonio-Banderas-hace-en-un-edificio-protegido-del-centro-de-Málaga,-ella-vive-en-el-de-enfrente-y-Urbanismo-le-niega-realizar-reformas-mientras-al-actor-si-le-autoriza-Tras-denunciarlo, recibe presiones del entorno cofrade.


LA abogada solicitó un permiso para instalar en la azotea del edifico en el que reside, situado en calle Císter, del que hoy día manifiesta quiere irse y apartarse del ruidoso Centro Histórico,  un “techo verde”, compuesto por plantas, macetas y placas solares. Lo que según Gálvez estaba recogido en el Plan Especial de Protección y Reforma Interior (PEPRI) del Centro como recomendable. Solicitó información a la Gerencia de Urbanismo ante la posibilidad de hacer esta instalación, pero desde el departamento municipal le negaron la posibilidad de crear una azotea verde allí.


ESTO contrasta con la cantidad de elementos ‘extraños’ permitidos por la concejalía de Urbanismo, que preside el ínclito concejal Pomares, incluidos en la azotea de Banderas, cuyo uso además fue cedido de forma gratuita por los vecinos del edificio al actor, como explicaba esta revista (Banderas-ya-alardea-de-su-ático-en-la-prensa-internacional-y-los-medios-provincianos-le-hacen-palmas,-a-pesar-de-que-las-obras-se-cargaron-toda-coherencia-en-la-azotea-de-un-edificio-protegido-en-pleno-centro-de-Málaga  (
AQUÍ), quienes se vieron ‘recompensados’ con la instalación por parte de Banderas de un ascensor privado para no tener que mezclarse con ellos. Gálvez denunció en las páginas de esta revista incluso presiones por parte de cofrades que defendían los trabajos de Banderas (AQUÍ), según afirmaba El Mundo en 2014 la comunidad de vecinos estaba presidía entonces por Pablo Atencia, vinculado a la Cofradía de Estudiantes.


VOLVIENDO a la terraza, que se asienta sobre un edificio de los años 50 con el grado I de protección arquitectónica municipal, el Ayuntamiento de Málaga de Paco de la Torre ha reafirmado en todo momento la legalidad de la obra argumentando que la azotea era plana y no inclinada, parece que razón suficiente y única como para deducir que de todas las modificaciones hechas ninguna ha afectado a la estructura o a la ornamentación del edificio como para ser susceptible de ser descatalogado. Lo cierto es que ahora es un edificio histórico en cuya azotea existe una caseta de cristal de colores, macetas, una piscina, el casetón de un ascensor privado y todo tipo de lujos y excentricidades llamadas ‘homenajes’. Los vecinos que ‘regalaron’ este espacio al actor estarán disfrutando de las vistas de la terraza, eso sí, desde la Alcazaba.

PUEDE leer aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
- 24/01/17
Banderas ya alardea de su ático ‘en la prensa internacional’ y los medios provincianos le hacen palmas, a pesar de que las obras se cargaron toda coherencia en la azotea de un edificio protegido en pleno centro de Málaga
- 28/03/16 Banderas ejerce su malagueñismo. En agradecimiento al Ayuntamiento (PP) el actor reproduce la fachada del Centro Pompidou en la terraza de su ático en Málaga
- 23/03/16 Banderas ya está en Málaga y ya tiene su chambao en la cima de calle Alcazabilla. Plantas y sillones para una azotea que antes era de todos los vecinos y ahora solo disfrutará el actor cofrade
- 07/03/16 La información y la comunicación son cosas distintas. Antonio Banderas, hagiografiado en los medios locales por su mudanza al Centro. Nadie se atreve a relatar la bronca en torno a su ático
- 04/03/16 Banderas culmina su desprecio a un inmueble protegido colocando una piscina en su azotea, que antes era comunitaria y ahora será exclusiva para él. Un televisor de 30.000 dólares, el tótem de su salón
- 14/12/15 El Ayuntamiento defiende que la obra del ático de Banderas tiene un expediente “impecable” y dice que el casetón no modifica el inmueble (?). Algunos vecinos no sabían siquiera para qué iba a usar la azotea el actor
- 02/12/15 Desprecio absoluto a un edificio protegido. Antonio Banderas se monta un ‘chambao’ en su nuevo ático de calle Alcazabilla. Las obras para la nueva casa del actor siguen adelante ante el estupor vecinal y el silencio administrativo
- 28/01/15 Antonio Banderas continúa la reforma de su nuevo ático en plena calle Alcazabilla, consagrando el enésimo atentado contra el patrimonio del centro. Lea cómo hace días el diario Sur se enorgullecía por ello: “reformando a su gusto”, “ascensor propio”...
- 28/11/14 Compruebe el estado de las obras subvencionadas por el Ayuntamiento del ático de Antonio Banderas en pleno centro de Málaga. Instala un casetón en la azotea de un edificio protegido
- 27/11/14 Una abogada denuncia las obras que Antonio Banderas hace en un edificio protegido del centro. Ella vive en el de enfrente y Urbanismo le niega realizar reformas mientras al actor sí le autoriza. Tras denunciarlo, recibe presiones del entorno cofrade