“Sin EL OBSERVADOR y sin Rosa Burgos prácticamente estaríamos a ciegas sobre lo que ocurrió aquel 4 de diciembre”; “Lo que hay que conseguir es que el presidente del Parlamento andaluz le regale el libro ‘Las muertes de García Caparrós’ a todos los parlamentarios”

“El vicepresidente de la Junta puede hacer lo que considere oportuno. Está todo ya publicado”, indica Escuredo sobre la anunciada asistencia de Jiménez Barrios al Congreso para revisar las actas de la comisión de Caparrós con los nombres tachados

“Hace 10 años comprendo que algunos no estaban pero otros sí y es un poco tarde para que vengan a apuntarse banderas y medallas”, señala Escuredo

EL OBSERVADOR entrevista a Rafael Escuredo, primer presidente de la Junta de Andalucía, que estuvo al frente de la comunidad primero como presidente preautonómico entre 1979/1982 y como presidente autonómico entre 1982/1984

05/12/17. Opinión. EL OBSERVADOR entrevista a Rafael Escuredo, primer presidente de la Junta de Andalucía que estuvo al frente de la comunidad autónoma primero como presidente preautonómico entre 1979 y 1982 y después como presidente autonómico entre 1982 y 1984. “Si hay dos medallas sobre investigación de García Caparrós que se pueden repartir...

...son para Rosa Burgos y para EL OBSERVADOR”. “En la transición política unos miraban para un lado y otros para otro y nadie se preocupó de lo que pasó el 4 de diciembre de 1977. El Gobierno se encargó de ocultar todas las pruebas”, indica Rafael Escuredo (PSOE), primer presidente de Andalucía. “Lo que hay que conseguir es que el presidente del Parlamento andaluz [Juan Pablo Durán] le regale el libro ‘Las muertes de García Caparrós’ a todos los parlamentarios”. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

ESCUREDO indica sobre la anunciada asistencia de Manuel Jiménez Barrios, vicepresidente de la Junta de Andalucía, consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática al Congreso para revisar las actas de la comisión de Caparrós con los nombres tachados, que “puede hacer lo que considere oportuno. En lo que me reitero es en que está todo publicado. Si él coge y va allí y dice que quedan legajos de aquella comisión pues muy bien, que se los traiga. Y si están publicados no hay más que hablar. Lo importante es la labor de investigación de Rosa Burgos y de EL OBSERVADOR, que ya editó el primer libro sobre García Caparrós en el 2007. Con el nuevo libro Las muertes de García Caparrós en el que se incluyen 550 documentos opino que está todo dicho. Ahora lo que hay que conseguir es lo que indiqué ayer en la Ser. Que el presidente del Parlamento andaluz [Juan Pablo Durán] le regale el libro a todos los parlamentarios. Porque nadie va a encontrar más información en otro lugar que en ese libro”.

EL expresidente de la Junta indica además sobre el tratamiento de los partidos políticos hacia García Caparrós que “hace 10 años comprendo que algunos no estaban pero otros sí y es un poco tarde para que vengan a apuntarse banderas y medallas”.


¿QUÉ hacía usted en 1977?
Era diputado del PSOE por Sevilla y formaba parte del grupo parlamentario andaluz, en el que estaban representados los partidos de la UCD y el PSOE, prácticamente empatados a votos tras las elecciones de junio de 1977. Se constituyó una comisión de siete diputados de UCD, siete del PSOE, dos del PC y dos de partidos de fuerzas progresistas. Y entre esos 18 diputados convocamos la manifestación en toda Andalucía del 4 de diciembre.

USTED como ya indicó no participó en la comisión de investigación que llevó a cabo el Congreso tras los sucesos de aquel 4 de diciembre en Málaga.
Ni mucho menos. Nadie me llamó ni nadie me convocó. Convocaron a los diputados de Málaga que es donde ocurrieron los hechos. Y lo que he tratado de explicar tanto en el acto del PSOE en Torremolinos como hoy con Susana Díaz en la cadena Ser es que lo que he contado es lo que cuenta Rosa Burgos en sus libros. Que es sin lugar a dudas la persona que tiene más información sobre la muerte de García Caparrós.


¿QUÉ opina sobre la comisión de investigación que llevó a cabo el Congreso sobre los hechos acontecidos en Málaga el 4 de diciembre de 1977?
En el prólogo del libro La muerte de García Caparrós en la transición política de Rosa Burgos que escribí contaba que en la transición unos miraban para un lado y otros para otro y nadie se preocupó de lo que pasó. El Gobierno se encargó de ocultar todas las pruebas. Sabemos por el libro de Burgos que lo mató un cabo de los Grises. Y que la bala fue limpiada con acetona. Pero la escritora llegó a las conclusiones que he señalado.

¿POR qué el PSOE como gobierno de la Junta de Andalucía sigue insistiendo en pedir las actas de la comisión de investigación si EL OBSERVADOR en colaboración con El País ha colgado las actas en una página web abierta?
Me parece que prácticamente está casi todo publicado. Si quedara algo el Congreso tendría que entregarlo para que lo que exista sobre este asunto se haga público. Con lo que ha publicado EL OBSERVADOR y lo que se recoge en el libro de Rosa Burgos Las muertes de García Caparrós creo que si no ha salido la totalidad de la documentación a la luz  faltará poco. Aunque faltase sólo un documento se debería de conseguir que el Parlamento deje de poner obstáculos o alguna obstrucción a esa información. Y si está todo no hay más que hablar. Lo que se tiene es que conocer por parte del pueblo andaluz todo lo que ocurrió. Y sin EL OBSERVADOR y sin Rosa Burgos prácticamente estaríamos a ciegas sobre lo que ocurrió aquel 4 de diciembre.

POR eso resulta llamativo que aunque desde el miércoles pasado estén las actas publicadas así como el sumario el Vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios siga diciendo que va a ir a Madrid porque el Congreso le ha dado permiso para ver unas actas con los nombres tachados y de las que no puede conseguir copia.
El vicepresidente puede hacer lo que considere oportuno. En lo que me reitero es en que está todo ya publicado. Si él coge y se va allí y dice que quedan legajos de aquella comisión pues muy bien, que se los traiga. Y si están publicados no hay más que hablar. Lo importante es la labor de investigación de Burgos y de EL OBSERVADOR, que ya editó el primer libro en el 2007. Con el nuevo libro Las muertes de García Caparrós en el que se incluyen 550 documentos opino que está todo dicho. Ahora lo que hay que conseguir es lo que indiqué ayer en la Ser. Que el presidente del Parlamento andaluz [Juan Pablo Durán] le regale el libro a todos los parlamentarios. Porque nadie va a encontrar más información en otro lugar que en ese libro.


¿ES posible que si el PSOE obtiene la información no sepa qué hacer con ella?
Esa información no es para el Gobierno es para toda la ciudadanía. De entrada para el Parlamento para quien quiera poder investigar. Aunque sigo creyendo que no va a haber nada nuevo que contar. Si hay algo nuevo más que mejor. Pero está todo encima de la mesa.

¿CÓMO cree que ha sido el tratamiento del PSOE en todo lo referente a García Caparrós?
Estoy en el Partido Socialista. Llevo 10 años nombrando a Manuel José García Caparrós en cada acto público. Y ayer lo he vuelto a hacer. Soy socialista y desde hace muchos años estoy tratando este asunto. Achacar al PSOE que no ha hecho nada es como achacárselo a todos los demás porque aquí los únicos que han hecho han sido Rosa Burgos y EL OBSERVADOR. Ahora con el 4 de diciembre, todos a hacer ruido con García Caparrós. Pues no. Esto viene desde hace 10 años, que es cuando se publicó el primer libro. Escribí el prólogo y ya no era diputado pero sí socialista. ¿Dónde estaban los demás? Se han enterado de García Caparrós hace un año. Porque antes yo no oía hablar a nadie de Manuel José. Ahora todos se apuntan las medallas. Aquí si hay dos medallas que se pueden repartir son para Rosa Burgos y para EL OBSERVADOR. Todos los demás han venido después. Y yo porque Burgos me llamó y me envió el manuscrito y me pidió que escribiera el prólogo y que acudiese a presentar el libro en 2007. Hace 10 años, no ahora. Y el partido lo sabía. Hay que hacer memoria y recordar las cosas porque si no parece que el último que llega… No, es muy tarde. Hace 10 años comprendo que algunos no estaban pero otros sí y es un poco tarde para que vengan a apuntarse banderas y medallas.

¿CÓMO vivió usted aquella manifestación del 4 de diciembre de 1977?
La viví en Sevilla. Era presidente preautonómico. Sólo viendo fotos puede entenderse. Uno ve las manifestaciones que ha habido ahora en Cataluña por el procés. Todo eso lo viví en Sevilla y lógicamente me leí toda la prensa. Aquello se ensombreció cuando nos enteramos a las cuatro o cinco de la tarde que habían matado a un joven en Málaga. Fueron unas concentraciones multitudinarias. Fue una convocatoria abierta. No hay que olvidar que todavía no se habían celebrado elecciones municipales ni a las diputaciones provinciales. Los alcaldes eran del franquismo así como los presidentes de la Diputación. Y mucha gente salió para decir ‘oiga 40 años de dictadura y por fin libertad’. Ahora hay alguien que no está contando la verdad. Allí no había ninguna pancarta que reivindicara que Andalucía era una nación o una nacionalidad. En ellas se podía leer Andalucía autonomía.  Nadie salió a reclamar la nación andaluza. Ni siquiera los militantes del Partido Andalucista salieron con pancartas reivindicando la nacionalidad andaluza. Y en el Pacto de Antequera, un año después, el 4 de diciembre de 1978, que lo firman 11 partidos, lo que se dice es que se va a luchar por conseguir el máximo de autonomía en el marco de la Constitución española, que se aprobó poco después.

¿CÓMO fue el camino hacia la autonomía de Andalucía?
En el 1979 me convertí en presidente preautonómico de Andalucía. Y en 1982 hasta 1984 fui presidente de la Junta de Andalucía. Como presidente preautonómico tuve que librar una batalla por el 28 de febrero que fue lo más duro. Día que habíamos decidido por consenso de todas las fuerzas políticas, parlamentarias y extraparlamentarias, además de contar con los sindicatos, UGT y CC.OO, y movimientos sociales, firmar el Pacto de Antequera. En total 11 partidos, cuatro parlamentarios y siete extraparlamentarios. Y todos decidimos que Andalucía tenía que tener el máximo nivel autonómico en el marco de la Constitución. Tuvimos que superar todos los inconvenientes que suponía ponernos al nivel del País Vasco, Cataluña y Galicia. Fue una carrera de obstáculos que conseguimos superar y ganar un estatuto de autonomía de primera. Hasta el punto que en nuestro estatuto de 1981 y luego en el que vino después se reconoce la nacionalidad histórica de Andalucía y el máximo techo competencial que tenían esas nacionalidades históricas.

PUEDE ver aquí otras informaciones relacionadas con esta noticia:
- 04/12/17 Hoy hace 40 años que la Policía Armada mató a García Caparrós
- 04/12/17 Posverdad. Medios de comunicación se hacen eco de un titular de la agencia EFE que no dice la verdad y que indica que “el Archivo Provincial de Málaga [Junta de Andalucía] expone parte del sumario de García Caparrós”
- 04/12/17 Rosa Burgos presenta hoy su nuevo libro ‘Las muertes de García Caparrós’ editado por EL OBSERVADOR en el programa ‘Hoy por hoy’ que dirige Esther Luque en la SER Málaga, a las 13:00 horas
- 01/12/17 Rosa Burgos dará una charla presentando su libro ‘Las muertes de García Caparrós’, editado por EL OBSERVADOR, mañana sábado a las 20:00 horas en la Asociación Leopoldo del Prado, en Argentea nº 6, junto al colegio Santa Rosa de Lima

- 30/11/17 Gran repercusión de la publicación del libro ‘Las muertes de García Caparrós’ de Rosa Burgos editado por EL OBSERVADOR. Ayer ocupaba la portada del diario ‘El País’ de la mano del columnista Teodoro León Gross
- 29/11/17 El diario ‘El País’ publica hoy un extenso reportaje sobre el libro editado por EL OBSERVADOR “Las muertes de García Caparrós”, de Rosa Burgos, que se presenta esta tarde en el Instituto de Estudios Portuarios de Málaga
- 29/11/17 Una bala disparada por la pistola del cabo primero de la Policía Armada M.P.R. pudo ser la causa de la muerte de García Caparrós, según un informe de balística del Ministerio del Interior solicitado por el fiscal incluido en el sumario 161/77
- 29/11/17 “Hubo una serie de favores envenenados y una serie de indicios que conducen hacia uno de los policías, M.P.R.”, señala Rosa Burgos, autora de ‘Las muertes de García Caparrós’. Libro editado por EL OBSERVADOR que se presenta hoy