El diario 'La Opinion de Málaga' continúa con la campaña publicitaria de la 'oscura' Fundación El Pimpi, pero la publica en forma de noticia (falsa) para confundir a los lectores. También quieren hacer pasar este negocio como si fuera ‘solidaridad’

El periódico informa habitualmente sobre las iniciativas 'benéficas' del establecimiento. Estas piezas no llevan firma ni la etiqueta de publireportajes, aunque lo son. La comunicación de la taberna la lleva la polémica agencia 'PuntoPress' que tuvo conflictos con los profesionales de la ciudad

11/01/18. Opinión. La taberna El Pimpi inicia una campaña falsamente 'solidaria', titulada “Soles de Málaga”, con la que en realidad trata de relanzar su restaurante La Sole, que apenas tiene afluencia. Se trata de una operación de marketing para dar difusión al establecimiento que se abrió hace unos años pero que no consigue tener el tirón de la taberna principal. Por su...

...parte, el diario local La Opinión de Málaga continúa con la campaña publicitaria de la 'oscura' Fundación El Pimpi. Publica periódicamente piezas con información referente a los actos 'benéficos' haciéndolas pasar por noticias, aunque en realidad son publireportajes. Estas no están señalizadas correctamente ni llevan la etiqueta de ser un contenido patrocinado, confundiendo al lector. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


COMO ya informó esta revista El Pimpi comenzó recientemente una operación publicitaria en La Opinión de Málaga (Se cambia una supuesta y abanderada ‘solidaridad’ pública por negocios particulares. La taberna El Pimpi sigue dándose publicidad en los medios locales a través de publirreportajes pagados e informaciones sobre sus actos ‘benéficos’). El diario tiene habitualmente informaciones referentes a los actos 'benéficos' de la fundación de este negocio. La última hace referencia a la campaña “Soles de Málaga” (AQUÍ), que trata de relanzar el restaurante La Sole, ubicado en el edificio anexo a la taberna El Pimpi y que no es tan exitoso como esta, ya que apenas acude gente. Esta no aparece señalizada como publireportaje, sólo con la etiqueta 'Remitido' que hace referencia a que es una pieza enviada desde fuera de la redacción, sin embargo la firma es de 'La Opinión' (Foto 1). Esta mezcla puede causar confusión incluso entre las personas más habituadas a leer prensa, ya que la firma y la etiqueta de sección son contradictorias. En el mismo subtítulo se puede leer: ”Las entidades sociales interesadas en participar pueden hacerlo en www.solesdemalaga.org”, una señal más de que se trata de este tipo de contenido, y no de una noticia.


PREVIAMENTE este mismo periódico sacó un extenso publireportaje sobre la creación de la fundación de este restaurante AQUÍ con las mismas características que el ya citado. En esta ocasión se trató de una iniciativa de marketing en la que los interesados pueden mandar un relato que participará en un concurso organizado por el bar. Esto se anuncia en un faldón de la página web del diario, que al pinchar dirige a una información publicitaria, sin firma, donde no se avisa de que es un texto patrocinado (Foto 2). En el lugar donde debería ir esta indicación aparece la etiqueta #RevolucióndelAmor, con la que El Pimpi está llevando esta campaña en las redes sociales. A este reportaje, El Pimpi busca 40 historias de amor, se accede a través de un faldón de anuncios que aparece en la página web de este medio (Foto 3). Tampoco lleva firma de ningún redactor, tan sólo aparece un L. O. (La Opinión), y el texto es casi idéntico al que hay en la página web del negocio: se define a esta como una iniciativa “original” de lanzar mensajes “cargados de amor fraternal” AQUÍ.

LA Opinión ya ha recibido críticas por sus publireportajes que no siempre están bien diferenciados AQUÍ. Otro ejemplo reciente es el de un aviso sobre el horario de la terraza del Gran Hotel Miramar, un texto con las mismas características de los anteriores y de nuevo sin advertencia del tipo de contenido que es AQUÍ.

CABE recordar que la comunicación de la taberna se encuentra desde el pasado mes de diciembre en manos de la agencia Puntopress, a la cual se dirigió esta revista y cuyo interlocutor no quiso identificarse. Esta revista ya informó en el año 2009 sobre el polémico nacimiento de esta empresa, a raíz del cual se creó una asociación de fotógrafos de la ciudad que denunciaron “prácticas sin ética profesional ni periodística” por parte de la agencia (Los fotógrafos de prensa malagueños crean una asociación ante la aparición de la empresa fantasma ‘Puntopress’ que amenaza con hundir el mercado con “prácticas sin ética profesional ni periodística”). Uno de los responsables es Lorenzo Carnero, periodista y fotógrafo que era un habitual colaborador de La Opinión.


EL pasado 22 de diciembre, se presentó el Catering de El Pimpi, que comienza con la entrada de Antonio Banderas en el accionariado. El acto tuvo lugar en el salón de los espejos del Ayuntamiento, en el que tanto Banderas como miembros de la dirección del establecimiento estuvieron presentes junto con el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre AQUÍ.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:

-02/01/18 Se cambia una supuesta y abanderada ‘solidaridad’ pública por negocios particulares. La taberna El Pimpi sigue dándose publicidad en los medios locales a través de publirreportajes pagados e informaciones sobre sus actos ‘benéficos’
-20/03/17 ¿Solidaridad o inversión publicitaria? La acción colectiva ‘El Pimpi Solidario’ recauda 75.000 euros en un solo día para 16 ONG. Estas cifras indican que la bodega del mismo nombre podría facturar casi un millón de euros cada mes
-03/03/17 ¿Falsa caridad por inmunidad? El Ayuntamiento de Málaga sigue tolerando una barra externa fija en la terraza de El Pimpi en la que la bodega hizo un acto ‘solidario’ el martes. Es una de las ilegales y prohibidas ‘barras de alcance’
-18/12/17 Banderas amplía sus empresas en Málaga. Se hace con acciones de El Pimpi y crea una fundación de este bar para darle un toque 'cultural' y 'solidario' a lo que en realidad no es más que otro negocio de la taberna más 'protegida' de la ciudad
- 05/04/17 DOSSIER. Los ciudadanos, hartos del favoritismo del Ayuntamiento con los “grandes” negocios hosteleros del centro de Málaga. ‘El Pimpi’, el ‘Café Central’ o ‘La Plaza’ campan a sus anchas ignorando la Ordenanza Reguladora de la Ocupación de la Vía Pública
- 04/04/17 La posible denuncia ciudadana al Ayuntamiento por prevaricación respecto a su consentimiento hacia el ‘El Pimpi’ toma consistencia, ya que el negocio continúa incumpliendo la Ordenanza Reguladora de la Ocupación de la Vía Pública
- 22/03/17 ¿Prevaricación? El Ayuntamiento permite que ‘El Pimpi’ use la calle Zegrí de ‘almacén’ nocturno, incumpliendo la normativa que obliga a retirar el mobiliario de las terrazas cuando el establecimiento cierra
- 03/03/17¿Falsa caridad por inmunidad? El Ayuntamiento de Málaga sigue tolerando una barra externa fija en la terraza de El Pimpi en la que la bodega hizo un acto ‘solidario’ el martes. Es una de las ilegales y prohibidas ‘barras de alcance’