El actor de ‘El Zorro’, como es habitual en él, en principio no pone ni un euro en ‘su proyecto’ para el teatro que financian sus propietarios, los hermanos Sánchez-Ramade. Las partes han firmado un contrato ‘especial’ de arrendamiento

Banderas irá pagando a los dueños con los ingresos que genere la actividad teatral. Un espacio que no es rentable por falta de butacas (579), por eso quiere ampliarlo, pero Urbanismo y Bomberos dicen que no. El teatro se encuentra en los bajos de un edificio con pisos


En el fallido proyecto del Astoria, en el que Banderas, el arquitecto Seguí y Starlite aunaron fuerzas, esta última empresa exigió un teatro de 900 butacas para poder rentabilizar las actuaciones, junto con una zona de restauración, que es lo rentable en estos proyectos. En el Teatro Alameda no hay espacio suficiente en la sala ni lugar para zonas de restauración o cualquier otro negocio

21/02/18. Opinión. Para que el proyecto cultural de Baderas cumpla con la normativa de evacuación de incendios el Teatro Alameda tendría que adquirir un local millonario en el que se encuentra la papelería Disofic, en los bajos del edificio. Concretamente en el lateral izquierdo del teatro, en la calle Casas de Campos. El actor de El Zorro, como siempre, no pone en principio ni un euro...

...en ‘su proyecto’ para el Teatro Alameda que financian sus propietarios, los hermanos Sánchez-Ramade. Las partes han firmado un contrato ‘especial’ de arrendamiento según ha podido saber esta revista. Así, Banderas irá pagando a los dueños con los ingresos que genere la actividad teatral. Un espacio que no es rentable para acoger las grandes producciones que pretende el actor por falta de butacas. En la actualidad las instalaciones cuentan con tres salas, una grande con 579 butacas y dos pequeñas cuyo aforo no se especifica en su página web (AQUÍ) pero que no superan las 90 butacas. Por eso el actor quiere ampliarlo. Según ha podido saber esta revista Banderas ofreció a su exsocio de los Cines Astoria, el arquitecto del rascacielos del Puerto José Seguí, que se encargase del proyecto del Teatro Alameda. Una oferta que Seguí rechazó por la imposibilidad de hacer que las instalaciones sean rentables para acoger todo lo que quiere Banderas. Finalmente el arquitecto Francisco Guillén, que cerró una calle pública de Marbella para hacerse un aparcamiento privado junto a su estudio, Guillén y Asociados (AQUÍ), es quien se encarga del proyecto del actor malagueño. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

EL teatro se encuentra en los bajos de un edificio construido en los años 60 (AQUÍ) que cuenta con cuatro plantas más de viviendas por encima de sus instalaciones. Así como vecinos colindantes en las plantas en las que se aloja el teatro. Lo que hace inviable una ampliación del espacio construyendo nuevas zonas.


EN el fallido proyecto del Astoria, en el que Banderas, el arquitecto José Seguí y Starlite aunaron fuerzas pero que finalmente el actor abandonó, (ver noticia: ‘El gatillazo y fuga de El Zorro’. Antonio Banderas se enfada porque no le rinden pleitesía suficiente con lo suyo del Astoria y para castigarnos por malos da un portazo y dice que se va de Málaga a “un rincón en el que no huela a corralón”), Starlite exigió un teatro de 900 butacas como mínimo para poder rentabilizar las actuaciones junto con la zona dedicada a restauración, que es lo más rentable para estos proyectos y de donde se extraen beneficios. En el Teatro Alameda no hay espacio suficiente ni para una sala de 900 butacas ni para una zona de restauración, lo que hace bastante imposible rentabilizar cualquier inversión a no ser que se cuente con una subvención de dinero público, pero el actor ya declaró que no trabajaría nunca con ese tipo de financiación porque “el dinero público viene envenenado”.



ESTA revista ha intentado ponerse en contacto con el oficial técnico de Bomberos que se encarga del expediente del Teatro Alameda, Jorge Márquez, para saber más sobre el proyecto de Banderas, qué licencias son necesarias y por qué no respeta la ordenanza municipal de seguridad contra incendios, pero no ha sido posible. Desde los Bomberos remiten a esta revista a Raquel Murillo, secretaria de Mario Cortés (PP), concejal y teniente de alcalde de Innovación y Nuevas Tecnologías y de Seguridad, y concejal del distrito número 10, Puerto de la Torre. Cuya respuesta, dentro de la esquisita transparencia del Ayuntamiento de Málaga, es la siguiente: “Tienes que mandar un correo y ya veremos si se atiende o no”.

SEGÚN publica el diario Sur, (AQUÍ), los elementos que ha diseñado Banderas son los siguientes: “dos salas de teatro, una con capacidad para más de 500 espectadores, de teatro comercial. Y otra más pequeña, de fórmula alternativa, para apoyar a las compañías malagueñas y de menor formato (no se especifica el aforo). También se ha previsto un aula de formación, un plató de rodaje y de televisión e instalaciones de hostelería, según las fuentes consultadas por Sur”. Cabe preguntarse en qué espacio físico podrán situarse todas estas iniciativas de una forma legal.

EL arquitecto Francisco Guillén, que accedió al actor por su entorno más cercano, es el encargado del proyecto de remodelación de las instalaciones. Unas modificaciones para ampliar el aforo que ya se han encontrado con trabas en la Gerencia de Urbanismo y en los Bomberos, en lo que respecta a las normas de evacuación del teatro, como ya avanzaba esta revista. De ahí la necesidad de tener que adquirir el local de la calle Casas de Campos para poder realizar la evacuación de los espectadores por esa zona ante un posible incendio. (Ver noticia: Mal comienzo en los primeros pasos de la remodelación del Teatro Alameda para lo que sería el ‘teatro de la familia Sánchez Ramade’ mal llamado ‘teatro de Antonio Banderas’. Los empresarios son los dueños y financiadores de todo el proyecto).

UN arquitecto, Guillén, que cerró una calle pública de Marbella con una verja y se hizo un aparcamiento privado junto a su estudio, Guillén y Asociados, en la avenida Buchinguer como publicaba esta revista (ver noticia: El arquitecto de Antonio Banderas que le hace el proyecto del nuevo Teatro Alameda cierra una calle pública de Marbella con una verja y se hace un aparcamiento privado junto a su estudio, Guillén y Asociados, en la avenida Buchinguer).


UN hecho que está siendo investigado por la Delegación de Tráfico de Marbella a raíz de la publicación de EL OBSERVADOR. (Ver noticia: La Delegación de Tráfico del Ayuntamiento de Marbella inicia una investigación por el aparcamiento privado en una calle pública que se hizo el arquitecto de Banderas encargado de la remodelación del Teatro Alameda).



PUEDE ver aquí otras informaciones relacionadas con esta noticia:

- 19/02/18 Banderas pidió que el Ayuntamiento de Marbella y la Junta de Andalucía le indemnizasen por tener que ceder 1.243 metros cuadrados de su parcela ilegal. Una cesión que el propio actor propuso en un primer momento
- 14/02/18 La casa de Banderas ‘no’ es de Banderas. La Gaviota, ubicada en la playa Los Monteros de Marbella, está a nombre de su empresa ‘Glassmore Investments’, con domicilio social en el chalet. Es la inmobiliaria que utiliza para especular

- 13/02/18 La casa de Banderas en Marbella sigue intacta. Nunca ha cedido ni un metro del trozo de parcela que se acordó y por el que no le han tirado abajo esa casa construida con una licencia ilegal anulada por una sentencia en 2003
- 18/01/18 La Delegación de Tráfico del Ayuntamiento de Marbella inicia una investigación por el aparcamiento privado en una calle pública que se hizo el arquitecto de Banderas encargado de la remodelación del Teatro Alameda
- 17/01/18 El arquitecto de Antonio Banderas que le hace el proyecto del nuevo Teatro Alameda cierra una calle pública de Marbella con una verja y se hace un aparcamiento privado junto a su estudio, Guillén y Asociados, en la avenida Buchinguer
- 04/01/18 Mal comienzo en los primeros pasos de la remodelación del Teatro Alameda para lo que sería el ‘teatro de la familia Sánchez Ramade’ mal llamado ‘teatro de Antonio Banderas’. Los empresarios son los dueños y financiadores de todo el proyecto
- 18/12/17 Banderas amplía sus empresas en Málaga. Se hace con acciones de El Pimpi y crea una fundación de este bar para darle un toque 'cultural' y 'solidario' a lo que en realidad no es más que otro negocio de la taberna más 'protegida' de la ciudad
- 14/09/17 Antonio Banderas no quiere trabajar con dinero público ‘ahora’. Su empresa, ‘Kandor Graphics’, productora de la que era accionista y que quebró, recibió al menos 7 millones de euros de la Junta y 2,3 millones del Ministerio de Industria
- 19/05/17 DOSSIER (III). Las irregularidades en la financiación de Kandor Graphics. Banderas era socio de la productora con un 20%. Quebró después de su último proyecto. Recibió ayudas millonarias que no le correspondían legalmente
-18/05/17 DOSSIER (II). Las inversiones inmobiliarias de Banderas le reportan más beneficios que sus proyectos culturales. El actor tiene más de 7 casas situadas en el Centro Histórico y 14 locales entre Benalmádena, Torremolinos y Málaga
-17/05/17 DOSSIER (I). Banderas se ofende por el rechazo de su proyecto para el Astoria y lo abandona. El aval del actor no es garantía de éxito empresarial, muchos de sus negocios fracasaron a lo largo de los últimos años con millones de perdidas