“De aquellos barros, estos lodos”, indica la concejala de CSSP en Marbella, Victoria Mendiola. “Banderas puede hacer ciertas cosas por ser quien es. Si compra una vivienda y sabe que es irregular, tiene que cumplir”

“Es tremendo.
Todo el mundo tiene que respetar los límites de la zona de Dominio Público Marítimo Terrestre pero si eres rico, famoso y además de Málaga, no pasa nada”, indica Manuel Fdez. Valdivia, expresidente de ISP

El chalet La Gaviota fue adquirido por el actor en 1997, dos años después de que se construyera ‘ilegalmente’. Desde entonces la propiedad sigue intacta. Banderas no ha cedido ni un metro del terrero aunque lo acordó y además ha recurrido a los tribunales pidiendo que lo indemnicen

En 1996 la comunidad de Los Monteros interpuso un recurso contencioso-administrativo porque la construcción del chalet taponó un viario público de acceso a la playa. Se hizo sin respetar la servidumbre de protección del Dominio Público Marítimo Terrestre y en una parcela en la que 1.200 metros estaban destinados a una depuradora según recoge el PGOU de 1986, vigente ahora


23/02/18. Opinión. “Llevo desde el 2003 (15 años) pidiendo que se ejecute la sentencia que anula la licencia de la casa de Banderas en Marbella. El Ayuntamiento está esperando a que las sentencias prescriban, sin más. No voy a dejar que prescriba la de la casa del actor”, indica la abogada Inmaculada Gálvez, que defiende a la comunidad de propietarios de Los Monteros, Marbella, donde se encuentra el chalet...

...La Gaviota, propiedad de Antonio Banderas. “Seguimos esperando la ejecución de la sentencia”, indica José Miguel Bielza, administrador de la comunidad de Los Monteros. En abril de 2003 una sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de Málaga (AQUÍ) anuló la licencia para su construcción, concedida por el gobierno del GIL en 1995 a la periodista Encarna Sánchez. Banderas adquirió la casa a sus herederos en 1997 sabiendo que era ‘ilegal’. “De aquellos barros, estos lodos”, indica la concejala de CSSP en el Ayuntamiento Marbella, Victoria Mendiola en referencia a la etapa del GIL en la que se cometieron “numerosas irregularidades urbanísticas”. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


“BANDERAS puede hacer ciertas cosas por ser quien es. Si compra una vivienda y sabe que es irregular, tiene que cumplir”. Mendiola indica además que “cuando el actor compró la vivienda sabía que allí no había licencia. Con el PGOU de 2010 se intentaría regular la situación de su parcela. ¿Qué ocurre?, que el plan de 2010 cae, lo que repercute positivamente en su propiedad ya que no tiene que cumplir con lo que recogía la nueva norma”.


“ES tremendo. Encima pide una indemnización. Gracias a los partidos políticos de turno Antonio Banderas es intocable. Que sepa, la constitución no hace una diferenciación entre famosos y ciudadanos”, indica Manuel Fernández Valdivia, expresidente de ISP (Asociación Pro Independencia de San Pedro Alcántara) y empresario sampedreño. “Todo el mundo tiene que respetar la zona de Dominio Público Marítimo Terrestre pero si eres rico, famoso y además de Málaga no pasa nada”.

EL chalet La Gaviota fue adquirido por el actor en 1997, dos años después de que se construyera ‘ilegalmente’ con una licencia otorgada por el GIL. Desde entonces, a pesar de que en 2003 una sentencia declaró la licencia ilegal,  la propiedad sigue intacta. Banderas no ha cedido ni un metro del terrero (ver noticia: La casa de Banderas en Marbella sigue intacta. Nunca ha cedido ni un metro del trozo de parcela que se acordó y por el que no le han tirado abajo esa casa construida con una licencia ilegal anulada por una sentencia en 2003).


MANUEL Cardeña (PP), concejal de Medioambiente, Playas y Puertos en el Ayuntamiento de Marbella,  ‘echa balones fuera’ cuando esta revista le pregunta por este asunto. “Es un tema del que me faltan muchos datos”. Su compañera de equipo, la concejala de Urbanismo Kika Caracuel (PP) asegura a EL OBSERVADOR que se compromete a conseguir información sobre este asunto.

ESTA revista ha intentado contactar con la exconcejala de Urbanismo Isabel Pérez (PSOE) y actual edil en la oposición, así como con Miguel Díaz, concejal de IU en el Consistorio marbellí. También ha hecho lo propio con el exalcalde José Bernal (PSOE), que fue desplazado de su cargo por una moción de censura que dio el poder al PP junto con OSP. Pero no ha obtenido respuesta.


LA parcela y casa de La Gaviota está a nombre de una sociedad especulativa, Glassmore Investments S.L., no a nombre del actor. Así se deduce de una nota simple emitida por el Registro de la Propiedad (AQUÍ) y así lo confirma la Gerencia Territorial del Catastro en Málaga. Glassmore Investmentes S.L es una inmobiliaria con domicilio social en ese chalet, calle jabalí número 18, cuyo socio único (AQUÍ) es José Antonio Domínguez Bandera, el actor malagueño. Una empresa que Banderas emplea para especular y obtener beneficios con la compra venta y alquiler de inmuebles y locales tanto en Málaga capital como en otras localidades de la Costa del Sol (DOSSIER (II). Las inversiones inmobiliarias de Banderas le reportan más beneficios que sus proyectos culturales. El actor tiene más de 7 casas situadas en el Centro Histórico y 14 locales entre Benalmádena, Torremolinos y Málaga).

EN 1996 la comunidad de propietarios de Los Monteros interpuso un recurso contencioso-administrativo porque el nuevo chalet taponó un viario público de acceso a la playa, sin respetar la servidumbre de protección del Dominio Público Marítimo Terrestre. Además parte de la parcela, unos 1.200 metros cuadrados, estaban destinados a Infraestructuras de Saneamiento (IS) según recoge el PGOU de 1986, vigente en la actualidad.


PARTE de la parcela y de la casa ocupan la línea de servidumbre de protección, de 20 metros de ancho -hasta la línea de Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT)- que prohíbe la nueva construcción de viviendas y hoteles, según la Ley de Costas (AQUÍ). Así como la línea de servidumbre de tránsito, una franja de 6 metros de ancho que forma parte de la zona de servidumbre de protección en la que “no está autorizada la construcción de ninguna instalación” y  que “deberá dejarse permanente expedita –que carece de obstáculos- para el uso público peatonal y para los vehículos de vigilancia y salvamento” (AQUÍ). Un espacio de uso público privatizado.


EN la aprobación inicial de la revisión del PGOU, en 2007, Banderas propone para la regularización de su propiedad la cesión de una superficie equivalente a los 1.100 metros cuadrados que ocupa la Infraestructura de Saneamiento (IS) para Espacios Libres (ver sentencia número 1879/2015 de 20 de julio de 2015 AQUÍ). En la aprobación definitiva de la Revisión del PGOU de 2010 se recogía la cesión de 1.243 metros cuadrados de la zona sureste de la parcela para dedicarla a Espacios Libres puesto que ya no era necesario dedicarla a Instalaciones de Saneamiento (IS). Una decisión que  fue recurrida por el actor, que llegó a pedir una indemnización (ver noticia: Banderas pidió que el Ayuntamiento de Marbella y la Junta de Andalucía le indemnizasen por tener que ceder 1.243 metros cuadrados de su parcela ilegal. Una cesión que el propio actor propuso en un primer momento).


LA cesión no se llegó a hacer efectiva. El PGOU de 2010, recurrido por el actor, fue tumbado por el Tribunal Supremo (TS) en 2015. Por lo que el proceso de normalización que recogió este plan para la parcela de Banderas, que no obstante no se llevó a cabo, perdió la efectividad al ser anulado el PGOU (ver sentencia 1327/2016 con fecha 7 de junio de 2016 AQUÍ). Un laberinto judicial que beneficia al actor, que mantiene intacta su propiedad 22 años después de ser construida con una licencia ‘ilegal’.

PUEDE ver aquí otras informaciones relacionadas con esta noticia:
- 19/02/18 Banderas pidió que el Ayuntamiento de Marbella y la Junta de Andalucía le indemnizasen por tener que ceder 1.243 metros cuadrados de su parcela ilegal. Una cesión que el propio actor propuso en un primer momento
- 14/02/18 La casa de Banderas ‘no’ es de Banderas. La Gaviota, ubicada en la playa Los Monteros de Marbella, está a nombre de su empresa ‘Glassmore Investments’, con domicilio social en el chalet. Es la inmobiliaria que utiliza para especular
- 13/02/18 La casa de Banderas en Marbella sigue intacta. Nunca ha cedido ni un metro del trozo de parcela que se acordó y por el que no le han tirado abajo esa casa construida con una licencia ilegal anulada por una sentencia en 2003
- 18/01/18 La Delegación de Tráfico del Ayuntamiento de Marbella inicia una investigación por el aparcamiento privado en una calle pública que se hizo el arquitecto de Banderas encargado de la remodelación del Teatro Alameda
- 17/01/18 El arquitecto de Antonio Banderas que le hace el proyecto del nuevo Teatro Alameda cierra una calle pública de Marbella con una verja y se hace un aparcamiento privado junto a su estudio, Guillén y Asociados, en la avenida Buchinguer
- 04/01/18 Mal comienzo en los primeros pasos de la remodelación del Teatro Alameda para lo que sería el ‘teatro de la familia Sánchez Ramade’ mal llamado ‘teatro de Antonio Banderas’. Los empresarios son los dueños y financiadores de todo el proyecto
- 18/12/17 Banderas amplía sus empresas en Málaga. Se hace con acciones de El Pimpi y crea una fundación de este bar para darle un toque 'cultural' y 'solidario' a lo que en realidad no es más que otro negocio de la taberna más 'protegida' de la ciudad
- 14/09/17 Antonio Banderas no quiere trabajar con dinero público ‘ahora’. Su empresa, ‘Kandor Graphics’, productora de la que era accionista y que quebró, recibió al menos 7 millones de euros de la Junta y 2,3 millones del Ministerio de Industria
- 19/05/17 DOSSIER (III). Las irregularidades en la financiación de Kandor Graphics. Banderas era socio de la productora con un 20%. Quebró después de su último proyecto. Recibió ayudas millonarias que no le correspondían legalmente
-18/05/17 DOSSIER (II). Las inversiones inmobiliarias de Banderas le reportan más beneficios que sus proyectos culturales. El actor tiene más de 7 casas situadas en el Centro Histórico y 14 locales entre Benalmádena, Torremolinos y Málaga
-17/05/17 DOSSIER (I). Banderas se ofende por el rechazo de su proyecto para el Astoria y lo abandona. El aval del actor no es garantía de éxito empresarial, muchos de sus negocios fracasaron a lo largo de los últimos años con millones de perdidas