“Te pagan más por no hacer aquello por lo que te han contratado. Nos obligan a prescribir una serie de medicamentos no en función de su eficacia sino de un ‘supuesto’ ahorro económico. Se trata de ahorrar por encima de todo”

“Te mandan un listado con 50 o 60 pacientes que toman Estatina, para el colesterol, y te dicen que a un 10% tienes que dejar de recetársela. Tienes que elegir. Como si el médico se las hubiera prescrito sin necesidad”, indica Bautista

Bautista asegura sobre las derivaciones a los especialistas que “dicen que ‘ya te llamarán’. Por lo que aunque tu médico te derive al especialista y se resista a ser el colaborador de esta administración que está desmantelando la sanidad retienen la cita porque es una gestión administrativa”

12/03/18. Opinión. Los médicos cobran más cuantos menos medicamentos y menos pruebas y derivaciones a especialistas prescriban a sus pacientes, según denuncia Carlos Bautista, médico de Atención Primaria en Málaga y presidente de la asociación ‘Basta Ya’ (AQUÍ). EL OBSERVADOR realiza un repaso por la sanidad en Andalucía y de la mano de Bautista explica qué son...

...las Unidades de Gestión Clínica, qué ocurre con los cupos de derivaciones, con los objetivos que los gestores de los centros de salud imponen a los doctores y con los complementos de las nóminas de los médicos y en función de qué los cobran, así como sobre las subastas de medicamentos. “Te pagan más por no hacer aquello por lo que te han contratado. Nos obligan a prescribir una serie de medicamentos no en función de su eficacia sino de un ‘supuesto’ ahorro económico. Se trata de ahorrar por encima de todo”. Bautista asegura que están recibiendo presiones por parte de los gestores de los centros de salud, aunque tras la creación de la asociación ‘Basta Ya’ dice que han disminuido. “Nos han llegado documentos sin membrete y sin firma para que quitásemos la prescripción de un determinado medicamento a pacientes. Nos mandan un listado con 50 o 60 pacientes que toman Estatina, para el colesterol, y nos dicen que a un 10% hay que dejar de recetársela. Tenemos que elegir. Como si el médico se las hubiera prescrito sin necesidad”, explica el médico de Atención Primaria. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


BAUTISTA asegura sobre las derivaciones a los especialistas que “dicen que  ‘ya te llamarán’. Por lo que aunque tu médico te derive al especialista y se resista a ser el colaborador de esta administración que está desmantelando la sanidad retienen la cita,  porque es una gestión administrativa. Paran la lista de espera y te dicen que ya te llamarán. Y lo harán en tres, cuatro o cinco meses o no te llaman. Y cuando el paciente acude desesperado y reclama le dicen con muy buenas palabras que se habrá perdido la cita y que vuelva a su médico para que le derive de nuevo al especialista. Y ya han retrasado su proceso seis meses o un año. Quien inventa la ley inventa la trampa y desde la Junta han inventado trampas de todos los tipos”.

UN farmacéutico malagueño indica que “no es de recibo que los médicos, como profesionales libres que deberían de ser, estén condicionados y que no se les valore por ser buenos facultativos, sino por ahorrar dinero a la Junta de Andalucía”. Y añade que “al final es un ahorro muy relativo. Porque si un buen médico cura a sus pacientes le está ahorrando dinero a la Administración. Pero si ‘pasa’ y receta los medicamentos que le dicen porque son los más ‘baratos’ según la Junta a lo mejor ese paciente desarrolla enfermedades respiratorias y necesita que se le pongan aerosoles, que son más caros. A corto plazo la Administración gana. A largo plazo el sistema pierde. Lo importante debería de ser el número de pacientes que quieren ser tratados por un médico para pagarle más.

A
continuación el médico de Atención Primaria y presidente de la asociación ‘Basta Ya’, Carlos Bautista, responde a las preguntas de esta revista.


¿QUÉ son las Unidades de Gestión Clínica (UGC)? ¿Cómo funciona el conocido como sistema de objetivos?
Los socialistas han convertido los centros de salud en una cosa que se llama Unidades de Gestión Clínica, microempresas que tienen que tener unos resultados económicos a fin de año. Y a los médicos no nos han contratado para eso, nos han contratado para hacer medicina. Es un sistema que mercantiliza nuestra actividad médica convirtiéndola en una actividad económica en la que se buscan resultados económicos por encima de los resultados en objetivos de salud. ¿Y cómo buscan esos resultados económicos? Fiscalizan nuestra prescripción de medicamentos en función del gasto sanitario. Han convertido la profesión médica en una profesión economicista con el objetivo de ahorrar dinero. Obligando a que los médicos realicen la labor de ahorro que los políticos no son capaces de hacer. Realizan una gestión mercantilista de nuestro trabajo. Nos obligan a prescribir una serie de medicamentos no en función de su eficacia, sino de un ‘supuesto’ ahorro económico. Nos tienen fiscalizadas el número de derivaciones que hacemos a especialistas, de radiografías, de pruebas, es decir, el gasto. Esas Unidades de Gestión Clínica han potenciado el sistema de objetivos. ¿Cómo coartan nuestra libertad? Tocando nuestras nóminas. Estas tienen una pequeña parte fija con un porcentaje muy grande de complementos y si no los cumples se reduce la nómina. Es una forma de coartar nuestra prescripción y nuestra actuación como médicos.

¿CUÁNTO suponen esos complementos en el sueldo de un médico?
No sabría decir. Hay una parte fija en la nómina y luego está la parte de los complementos. Puede haber diferencias significativas entre unos médicos y otros por la productividad. Si eres un médico que se porta ‘bien’ cobras productividad y si eres un médico ‘malo’ que trabaja mucho y receta medicamentos y manda pruebas y derivaciones no cobras la productividad.


LA productividad se ha convertido en todo lo contrario a lo que se entendía hasta ahora por ese término, es decir, cuanto menos trabajo realicen los médicos más cobran.
Claro. Te pagan más porque no hagas aquello por lo que te han contratado. Nos contratan por ser médicos y cuando ‘haces mucha medicina’ ganas menos. Se trata de ahorrar por encima de todo. Y si la administración andaluza ahorrara… Pero hace poco a Díaz se le habían perdido 2.300 millones de euros. El comité de cuentas le ha dicho que tiene sin justificar 115 millones de euros, que son como unos 20.000 millones de las antiguas pesetas. La Junta tiene facturas pendientes por valor de 1.000 millones de euros. Es un disparate la malísima gestión de quienes dicen ser socialistas. Y que luego obliguen a los médicos a asumir su responsabilidad, que es el ahorro y el hacer una buena gestión, es tremendo. Y que lo hagamos con pensionistas a los que los políticos maltratan con pensiones de ‘mierda’… Este mundo está al revés.


¿CÓMO se establecen esos objetivos que influyen en los complementos salariales de los médicos?
Con criterios económicos. Los sindicatos en nuestro país les han dado la espalda a los intereses de los ciudadanos y de los trabajadores, se vendieron a la administración por un ‘plato de lentejas’. Los sindicatos, en las negociaciones, han permitido que esas modificaciones afecten tanto a nuestras nóminas. Que nuestro salario base sea tan bajo y que tengamos un porcentaje tan alto correspondientes a incentivos. Y la Administración usa esos incentivos para presionarnos. Los sindicatos han colaborado con la Administración en esto y se han olvidado de nosotros.


¿LOS médicos recibís presiones de los gerentes de los centros de salud para que no sobrepaséis los ‘límites’ que establecen?
Sí. Hemos recibido presiones constantes por parte de los gerentes. Hemos estado recibiendo documentos para que quitásemos la prescripción de un determinado medicamento a un porcentaje de pacientes. Por ejemplo nos dicen que tenemos que retirarle la receta al 10% de pacientes a los que les prescribimos un protector de estómago. O te mandan un listado con 50 o 60 pacientes que toman Estatina, para el colesterol, y te dicen que a un 10% tienes que dejar de recetársela. Tienes que elegir. Como si el médico se las hubiera prescrito sin necesidad. Esos documentos dejaron de emitirse en los centros de salud malagueños cuando se creó ‘Basta Ya’. Por lo menos en algunos centros de salud ya no se atreven a ponerlos sobre la mesa. Eran documentos que venían sin membrete y sin firma. En cierto modo son unos cobardes porque nos obligan a hacer cosas pero no se atreven a firmar los documentos. Porque saben que si firmaran esos papeles los podríamos llevar a un juzgado y poner una denuncia. Cuando los directores de los centros de salud nos piden que firmemos un acuerdo de gestión clínica sólo aparecen números. Número de derivaciones, porcentaje de medicamentos que prescribimos… Han convertido la sanidad en cifras. En lugar de presentar resultados sanitarios que los diabéticos están controlados; que hay menos hipertensos y menos ictus; que los pacientes van menos a urgencias porque los centros de salud funcionan muy bien; que las urgencias no están colapsadas o que tenemos menos porcentaje de fallecimientos por determinados motivos, en vez de hacer eso han convertido nuestro trabajo en números, en mercantilismo puro.

¿CÓMO deciden a qué especialidades afectan los ‘cupos de derivaciones’ y en qué supuestos?
Es por rachas, según se encuentren las listas de espera. Cuando hay una lista de espera muy grande en traumatología nos dicen que no derivemos a los traumatólogos. Cuando se trata de salud mental, te dicen que le pongas un tratamiento al paciente y que no lo derives al especialista. O retienen las citas. Es decir, aunque nosotros mandemos las derivaciones a los médicos especialistas como eso se hace mediante una gestión administrativa retienen la cita y ya está. Le dicen al paciente que ‘ya le llamarán’. Entonces, aunque su médico le derive al especialista y se resista a ser el colaborador de esta administración que está desmantelando la sanidad retienen la cita porque es una gestión administrativa. Paran la lista de espera y le dicen al paciente que ya le llamarán. Y lo harán en tres, cuatro o cinco meses o no le llaman. Y cuando el paciente desesperado va y reclama le dicen con muy buenas palabras que se habrá perdido la cita y que vuelva a su médico para que le derive de nuevo. Y ya han retrasado su proceso seis meses o un año. Quien inventa la ley inventa la trampa y desde la Junta han inventado trampas de todos los tipos.


¿ESTO ocurre sólo en Andalucía?
Esto está ocurriendo en toda España pero fundamentalmente en Andalucía. Es la peor comunidad en sanidad puesto que tiene la peor cifra de camas por habitantes; el menor número de médicos por habitantes y es la comunidad que más pacientes tiene en lista de espera. Hay más de 311.000 andaluces en lista de espera. Más de 27.000 andaluces están fuera de plazo. De esos plazos legales que la Administración tiene para cumplir con sus responsabilidades. Por lo que todas esas personas podrían denunciar en los tribunales.

¿CÓMO afectan las subastas de medicamentos en la prescripción que realizan los facultativos?
Tenemos que recetar determinados medicamentos de los cuales algunos nos suscitan dudas razonables sobre su eficacia. Con las subastas nos obligan a recetar genéricos y antes recetábamos el principio activo.


EN este punto es necesario hacer un inciso para aclarar estos términos. El principio activo es la molécula farmacológicamente activa, el medicamento en sí. El genérico es el principio activo que fabrica un laboratorio sin denominación comercial. Y el medicamento de marca es el laboratorio que había comercializado anteriormente ese principio activo, según explica un farmacéutico malagueño (AQUÍ). Cuando se fabrica un nuevo medicamento el laboratorio que lo crea tiene la patente durante un cierto periodo de tiempo y después está obligado a hacer público cómo se hace, de ahí que otros laboratorios fabriquen lo que se conoce como genéricos.

¿CÓMO influye en los pacientes que los médicos receten los medicamentos genéricos de las subastas?
Voy a poner un ejemplo con un medicamento para diabéticos, la metformina. Dianben es el nombre de una marca comercial de este medicamento. Y esa metformina la podemos recetar de marcas que fabrican laboratorios europeos o españoles pero la Junta de Andalucía quiere que recetemos el medicamento genérico que procede de laboratorios chinos, de Bangladesh o Vietnam. Esos medicamentos de subastas cuestan igual que los de laboratorios europeos o españoles, no sabemos por qué esa inclina a que se receten los genéricos. Los laboratorios españoles generaban empleo e investigación. No tiene ningún sentido, no es un hecho que tenga explicación. Esta entrevista se la tendríais que hacer a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. Además, algunos médicos tenemos dudas razonables sobre la eficacia de los medicamentos de subastas. En muchos casos no funcionan igual, lo vemos con nuestros pacientes. Confiábamos en los medicamentos hechos aquí. Es como cuando compras un paraguas. Si lo compras en el chino puede que el primer día de lluvia se te rompa, en cambio si lo compras en el Cortes Inglés será un buen paraguas que te dure varios años.

ALGUNOS medios de comunicación publican que ya ha habido casos de médicos expedientados con suspensiones de un mes de empleo y sueldo por haber recetado a un paciente que lo necesitaba. ¿Esto ha ocurrido en Málaga?
No conozco ningún caso aquí en Málaga en el que se haya llegado a ese extremo.

PUEDE ver aquí otras informaciones relacionadas con esta noticia:
- 12/02/18 “No es justo. En el resto de España se prescriben medicamentos que aquí tienen que costearse los andaluces, como anticatarrales o antihemorroidales. Es ser ciudadanos de segunda categoría”, indica un farmacéutico malagueño
- 06/02/18 “En las subastas se contrata con laboratorios que están prohibidos en países europeos porque han falseado los datos científicos sobre los componentes con los que han fabricado los medicamentos”, indica el médico Carlos Bautista
- 05/02/18 Teresa Martín es farmacéutica en Torremolinos y presidenta de AFARAN, entidad sin ánimo de lucro nacida para defender los derechos de los pacientes andaluces a raíz de los problemas de las subastas de medicamentos de la Junta
- 16/01/18 El médico Jesús Candel ‘Spiriman’, bloqueado en las redes durante 24 horas. Un mensaje de ‘WhatsApp’ se hace viral informando de que debido a unas denuncias falsas ‘Facebook’ bloqueó sus dos cuentas con 165.000 seguidores
- 31/10/17 EL OBSERVADOR se solidariza con el médico granadino Jesús Candel ‘Spiriman’, que moviliza a miles de personas contra la reforma sanitaria de la Junta. “Estoy sufriendo una campaña de acoso y desprestigio social por parte del PSOE”
- 22/09/17 Carlos Bautista, médico malagueño y presidente de la asociación ‘Basta Ya’: “La Junta hace oídos sordos a nuestras reclamaciones. Se creen poseedores de la verdad y tienen una falta de empatía tremenda con sus trabajadores, y así nos va”
- 18/07/17 Carlos Bautista, de eurodiputado por el Partido Andalucista (PA) a médico de Atención Primaria y portavoz de la plataforma ‘Basta Ya’. En 2003 fue delegado de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía en Málaga
- 12/07/17 Dos minutos y medio por paciente. Carlos Bautista, el médico de Atención Primaria portavoz de la plataforma ‘Basta Ya’, explica cuáles son las nuevas trampas de la Junta de Andalucía para asignar cuatro pacientes en 10 minutos

- 07/07/17 Carlos Bautista, médico portavoz de la plataforma malagueña ‘Basta Ya’ que aúna a profesionales de la provincia, sube videos a la red con más de 50.000 visitas en un día. “No soy Spiriman”, en alusión al reivindicativo doctor granadino