Un cúmulo de infortunios llevaron a Lozano a prisión por un delito de lesiones que no cometió. Las horas de los partes médicos demostraron que el acusado no pudo estar en dos sitios al mismo tiempo, puesto que recibía asistencia médica a 40 minutos del escenario donde mientras tanto se producía la agresión

“Ha sido un caso en el que se junta un mal planteamiento, una mala instrucción y donde no se valoraron las pruebas correctamente”, indica Ventura. Que asegura que “no obstante es inaudito que el TS haya aceptado un segundo recurso de revisión de la sentencia”

Lozano entró en prisión el 13 de junio de 2017 por una condena de cuatro años y medio por un delito de lesiones. El pasado jueves 31 de mayo fue puesto en libertad después de que el Tribunal Supremo (TS) anulase su condena. La única testigo del caso no vio cuántas personas huyeron en un coche después de la agresión ni pudo identificarlas

07/06/18. 
Opinión. Un hombre inocente permanece en la cárcel durante casi un año. Se trata de Isidro Lozano. El Tribunal Supremo (TS) se rectifica a sí mismo y pone en libertad a este malagueño tras pasar casi un año entre rejas gracias a la labor del abogado Jordi Ventura y al empeño insaciable de su esposa, María del Mar Martí. Un cúmulo de infortunios llevaron a Lozano a prisión por un delito de agresión que no cometió...

...Las horas de los partes médicos tanto de los denunciantes como del acusado demostraron que Isidro no pudo estar en dos sitios al mismo tiempo, puesto que recibía asistencia médica a 40 minutos del escenario donde mientras tanto se produjo la agresión. EL OBSERVADOR habla con el abogado que ha conseguido que el Alto Tribunal anule la sentencia emitida contra su cliente y que lo absuelva del delito de lesiones por el que fue condenado. “Ha sido un caso en el que se junta un mal planteamiento, una mala instrucción y donde no se valoraron las pruebas correctamente”, indica Ventura. Que asegura que “no obstante es inaudito que el TS haya aceptado un segundo recurso de revisión de la sentencia, como me han indicado varios operadores jurídicos, es algo muy excepcional”. Lozano entró en prisión el 13 de junio de 2017 y el pasado jueves 31 de mayo fue puesto en libertad después de que el TS anulase su condena. La única testigo del caso no vio cuántas personas huyeron en un coche después de la agresión ni pudo identificarlas. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

LA agresión ocurrió el 21 de junio de 2008 en el aparcamiento del centro Hospiten de Estepona. Aquel día a las 09:30 horas hubo un forcejeo entre Isidro Lozano y los dos agredidos. Uno de ellos es familiar, primo, de María de Mar Martí, esposa de Isidro, y el otro, su pareja. Isidro y María del Mar le cedieron a ambos una casa en la que vivir puesto que venían de Granada y no tenían trabajo. Así podían hacer uso de la vivienda mientras que buscaban un empleo. Se trataba de un chalet que se iba a vender en unos meses. Cuando llega el momento de la venta, esta pareja no se va. El día de los hechos Isidro se cruza con estas dos personas por la mañana, en torno a las 09:30 horas, cuando después de un forcejeo acaban con lesiones leves. Isidro se va entonces con su esposa María del Mar al Hospital USP de Marbella, el actual Quirón, para ser atendido. Mientras que los otros dos chicos, el familiar de Martí y su pareja, se van al centro Hospitén de Estepona. Los centros sanitarios están situados a una distancia entre sí de 28 kilómetros, un recorrido de 40 minutos en coche.


ISIDRO
recibe entonces la llamada de uno de sus hermanos, al que le cuenta lo ocurrido y entonces este acude junto con su otro hermano, al centro Hospitén de Estepona. Ven a la pareja salir del hospital y en el parking es cuando se produce la agresión que les causa a los denunciantes lesiones más graves como fracturas. La pareja denunció a los tres hermanos: Isidro, Eduardo y Juan Carlos. “Como hubo un primer forcejeo con Isidro a eso de las 09:30 horas incluyen en la misma denuncia las lesiones leves que se produjeron entonces. Y en la instrucción el fiscal entiende que son los tres hermanos los que están en el aparcamiento. Los denunciantes se suben al carro y faltan a la verdad diciendo que Isidro también estaba”, explica Ventura.


EL juzgado obvió que existían desavenencias entre los denunciantes e Isidro. Pues según explica Ventura antes de que ocurriera todo esto hubo un juicio por una denuncia de amenazas presentada contra Isidro y María del Mar porque estos le dijeron a la pareja que los iban a echar de la casa. Isidro y María del Mar fueron absueltos. Isidro también denunció las lesiones leves resultado del encuentro con los denunciantes a las 09:30 horas. Una denuncia que no se unió a la causa, un infortunio más sumado a una abogada inexperta que no supo afrontar el defender a dos personas culpables y a una inocente al mismo tiempo. Lo que hizo que Isidro acabase en la cárcel.

“LOS letrados que hemos asistido a esta familia advertimos de que esto se tendría que haber resuelto en la fase de instrucción. Ahí se habría negociado e Isidro no habría ido a la cárcel”, asegura Ventura. No se llegó a un acuerdo y la defensa elaboró una serie de coartadas para los dos hermanos de Isidro responsables de la agresión. A los que no creyó el juez cuando dijeron que el protagonista de esta historia no había tenido nada que ver. “Si al que es inocente lo mezclas con los culpables... Fue un error de estrategia. Ha sido un caso en el que se junta un mal planteamiento, una mala instrucción y donde no se valoraron las pruebas correctamente”, indica el abogado.

EL juez situó la agresión de los denunciantes entre las 13:00 y las 14:00 horas. Indicó que Isidro fue dado de alta a las 12:30 horas en el Hospital USP de Marbella y que le pudo dar tiempo a participar en la agresión. Tras contemplar su relato y la documentación con la hora de alta del centro médico al que acude Isidro algo no encaja. Pues en la documentación figura que Isidro recibe el alta a las 13:06 horas. Al primero de los dos agredidos le dan de alta a las 12:59 horas por “un politraumatismo de una hora de evolución”, que quiere decir que se ha producido una hora antes. “Mantenemos que la agresión se produjo entre las 11:30 y las 12:00 horas”, indica Ventura. Al otro lesionado lo dan de alta casi una hora más tarde. En los partes médicos figura que los atiende el mismo doctor. Por lo que atiende al primero, que es dado de alta a las 12:59 horas y cuando acaba atiende al segundo, que es dado de alta una hora después. El juez sin embargo sitúa la pelea entre las 13:00 y las 14:00 horas e indica que a Isidro le dan de alta a las 12:30 horas cuando realmente fue a las 13:06 horas, según figura en la documentación del centro sanitario.


A pesar de que son unos documentos que no son impugnados por nadie, que se trata de documentación veraz y que el juez admite que los documentos son ciertos, condenan a cuatro años y medio de prisión a Isidro. Posteriormente los abogados anteriores que defendieron a este malagueño, presentan un recurso de casación al Tribunal Supremo (TS). En el que se indica que la pelea nunca pudo ocurrir de 13:00 a 14:00 horas porque a las 12:59 le daban el alta a uno de los agredidos. Y que Isidro se encontraba en el Hospital USP de Marbella hasta las 13:06 horas, a 40 minutos en coche del aparcamiento en el que ocurrió la agresión.

EL TS contestó diciendo que quién sabe si los datos horarios que salen en los partes son ciertos. Que podría haber algún error manual o que podría ser que hubiera un error en la hora que figuraba en los ordenadores. “En el delito penal existe la presunción de inocencia. Te pueden condenar con pruebas ciertas y objetivas. El Tribunal Supremo, haciendo una inversión de la carga de las pruebas plantea unas meras hipótesis para mantener la condena de Isidro. Eso no es legal. No se pueden generar una serie de dudas o hipótesis que no se hicieron en primera instancia”, indica Ventura.

LO que plantean después de esto los anteriores abogados de Isidro es un recurso extraordinario de revisión de la sentencia. Piden al Hospital USP de Marbella un certificado de su sistema informático. En el que se recoge que la hora se consigna de forma automática, por geolocalización y que aquel día no se registraron incidencias en el mismo. Y en dicho certificado se recoge cuál fue la hora de ingreso y de alta de Isidro. Los abogados intentaron pedir también un certificado en el centro Hospitén de Estepona donde acudieron los agredidos, pero no se lo entregaron. Presentaron entonces solo el certificado del sistema informático del centro sanitario al que acude Isidro y el TS no les acepta este recurso extraordinario de revisión.

ENTONCES María del Mar, la esposa de Isidro, acude a Jordi Ventura. “Veo la resolución que inadmite el recurso. La testigo es la recepcionista del centro Hospiten de Estepona. Que vio cómo entran los dos chicos sangrando. Y ve que fuera sale un todoterreno a la carrera –de uno de los hermanos de Isidro- pero no identifica a las personas que hay dentro”, explica el letrado. “Tanto la sentencia primera de la Sala 9 de la Audiencia Provincial como la del Supremo le da mucha veracidad a la declaración de los dos agredidos. Durante meses atrás existe una situación de enemistad manifiesta entre Isidro y los agredidos que se ve en las denuncias de amenazas previas. Pensé que ahí merecía la pena insistir, además de en el tema de los certificados informáticos sobre los horarios de atención médica”.

COMO los anteriores abogados no consiguieron el certificado del centro Hospiten de Estepona donde fueron atendidos los agredidos, Ventura le propuso a la esposa de Isidro, María del Mar, emplear un cauce de la ley de enjuiciamiento civil para intentar hacerse con ellos. Y lo consiguieron. “Conseguí el segundo certificado que me hacía falta y hace poco más de un año pedí un segundo recurso extraordinario de revisión ante el TS y milagrosamente fue admitido. Es inaudito que hayan aceptado un segundo recurso de revisión. Los operadores jurídicos me decían que no lo habían visto nunca. Y finalmente me autorizaron a formalizar el recurso”, explica Ventura.

AL ser condenado a cuatro años y medio de prisión siendo inocente Isidro pierde la cabeza y tiene que empezar a ir al psiquiatra. Los anteriores abogados pidieron la suspensión de la pena por problemas de salud. Por lo que el juez le encarga a una doctora forense hacer un informe en el que concluye que Isidro no está bien psicológicamente, que tiene ideas obsesivas por la situación que está viviendo. Que su esposa lo asiste en todo momento, hasta para darle la medicación. Y no aconseja su ingreso en prisión por riesgo de su propia vida. “El juez acuerda el ingreso en prisión desoyendo lo que dice el informe forense. En los 16 años que llevo ejerciendo como abogado en un 90% de los casos los jueces le hacen caso al informe forense. Y cuando no le hacen caso es porque se ha llevado ese informe forense a un médico particular que ha puesto en entredicho lo que dice y entonces el juez decide no acogerse a él”, indica Ventura.

EL jueves pasado Isidro salió de la prisión de Alhaurín de la Torre. Hace tres meses le concedieron el tercer grado por sus problemas de salud. No ha dado tiempo a que lo traspasen a un centro de inserción social porque el TS ha dictado la sentencia absolutoria. Ahora podrá solicitar una indemnización por vía de responsabilidad del Estado según explica el abogado. Puesto que se trata de un funcionamiento anormal de un servicio público. Por ahora Isidro y su esposa disfrutan de unos días de desconexión después de tanto sufrimiento.

PUEDE
ver aquí otras informaciones relacionadas con esta noticia:
- 11/05/18 La pintora ‘rusa/malagueña’ Ekaterina Karlova. Una historia con violencia que logra superar con su pintura. Como un paso más en su esfuerzo por olvidar el maltrato expone sus ‘limpias’ obras el día 23, en la sala Manuel Barbadilllo de Málaga
- 01/03/18 Nuevo revés judicial para el estudio de José Seguí. Los tribunales anulan el PGOU de Jaén que habían redactado porque le falta la Evaluación Ambiental Estratégica (EAE). Lo mismo que a la DEUP del Puerto de Málaga que da cabida al rascacielos
- 23/02/18 “Llevo desde el 2003 pidiendo que se ejecute la sentencia que anula la licencia de la casa de Banderas en Marbella. El Ayuntamiento está esperando a que las sentencias prescriban, sin más”, indica la abogada Inmaculada Gálvez
- 09/11/17 El TSJA rechazó el pasado 23 de octubre el recurso presentado por la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental contra la sentencia que anula la modificación de sus estatutos impulsada por el PP en 2014
- 27/02/18 Comienza la batalla legal contra el rascacielos del Puerto. La Audiencia Nacional admite a trámite un recurso contencioso-administrativo contra la aprobación de la DEUP, que posibilita la construcción del edificio