Alcudía, profesor de Economía, describe en Youtube el déficit de un país como España con una explicación surrealista (?). Valencia, profesor de Ciencia Política, explica en la ‘CNN’ en español por qué a Pedro Sánchez lo llaman el “Judas de la política de España” (?)

Palomo, profesora de Periodismo, vuelve a hacer en el ‘Málaga Hoy’ una loa a las empresas periodísticas y que les den mucho a los periodistas, total, nunca lo ha sido ni sabe lo que es serlo

OPINIÓN. Comentarios/Vídeos/Fotos con pie
Redacción


12/06/18. Opinión. Los lectores de esta revista remiten habitualmente a su redacción intervenciones de personajes, preferentemente malagueños, en los diferentes medios o redes de comunicación locales, regionales o nacionales, con comentarios que hacen referencia a sus contenidos, modos, sus maneras, su lenguaje, su oportunidad histórica o política, etc… Dejando a un lado los personajes...

...políticos profesionales, de los cuales ‘están hartos’, uno de los estamentos que más comentarios provocan a los usuarios de EL OBSERVADOR, por entender que están ‘dotados’ de algunas características que les dan una capacidad más reflexiva, prudente y docta, son los profesionales que imparten su docencia en la Universidad de Málaga. Parece que el ser miembro de la comunidad universitaria debe bastar para proferir comentarios u opiniones de elevada o sensata al menos consideración intelectual. Pero no es así. Los lectores de esta revista envían intervenciones de estos docentes y sus respectivos comentarios a ellos. Nos hacemos eco de algunos. Una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


https://www.youtube.com/watch?v=hElCCAZHoSw

UN lector envía un video colgado en Youtube el 30 de abril de 2017 con el título "Pedro Alcudia Naranjo. Defícit económico" AQUÍ. Después de visionarlo con atención más de dos veces, algún miembro de la redacción pensó que se trataba de uno de esos Youtubers con nada de pelo, mucho sobrepeso y entrado en años que no saben de nada y hablan de todo y cuya afición es explicar lo inexplicable para asombro del respetable. Pero, para nuestro asombro, comprobamos en la web de la Universidad de Málaga (UMA), con mucho esfuerzo, que Pedro Alcudia Naranjo, al menos ha sido profesor de su Facultad de Económicas AQUÍ  (no hemos podido comprobar si lo es en la actualidad porque la web de la UMA es un autentico desastre de organización y criterio, siendo imposible saber de una manera sencilla si una persona trabaja en dicha institución docente. El actual estado desolador de la web de la UMA es responsabilidad del Vicerrectorado de Relaciones Institucionales que dirige Juan Antonio García Galindo, al que le ayuda el responsable de Comunicación Juan Francisco Gutiérrez Lozano).

LA explicación que el maestro Alcudia da del 'défícit económico' de un país como España es digna de verse y leerse. No sabemos lo que les enseñará a sus alumnos, pero lo que sí está claro es que el señor, en su infinita misericordia, no lo ha llamado por la senda de la presentación de vídeos (como a muchos otros). Que un profesor de económicas ofrezca estos elementales argumentos mal hilvanados y presentados con pobreza infinita para explicar que es el défícit de un país, además de sonrojar a cualquier lector o espectador, hace palidecer muy mucho al imaginar la actual enseñanza universitaria.

Pedro Alcudia

SU explicación literal, sin quitar ni añadir una coma, es la siguiente: "Es que... el problema para los estados, para los gobiernos, ha sido al caer, eh... países como España, que el sector inmobiliario era muy importante. Al caer el sector inmobiliario... esto facilitaba unos ingresos altos y seguros... y entonces han caído los ingresos y el déficit pues es la diferencia entre gastos y los ingresos. Si los gastos siguen siendo los mismos y los ingresos caen, pues entonces ahí tenemos un déficit. Y mientras más es la brecha... más grande es la brecha, pues más grande va a ser el déficit" AQUÍ. Sin comentarios.


OTRO lector nos remite la intervención del Profesor de Ciencia Política en la UMA y doctor en Filosofía, Ángel Valencia, supuestamente en un programa de la CNN en español. Algo que es como para dudarlo dado el ' ignorante desparpajo’ de la conductora del espacio al comenzar la intervención de Valencia preguntándole por qué al flamante presidente del gobierno central, Pedro Sánchez, se le conoce "como el Judas de la política de España" (?), ante el asombro del profesor que no sabe cómo reaccionar y permanece callado un rato hasta que se le ocurre algo. No muy brillante, claro.

LA presentadora del formato refirió algunas otras 'lindezas' con las que demostró que no tenía un conocimiento muy cercano de la realidad española (deletreó las siglas del partido socialista como en su día el periodista Alfredo Urdaci hizo con el célebre comunicado de CCOO en tve, "el 'pe', 'ese', 'o', 'e'..."), por no decir que no tenía ni idea. Una situación algo 'curiosa' y no muy brillante, al menos tanto como para no colgar esta intervención en el perfil de Facebook, tal y como ha hecho Valencia AQUÍ.

Ángel Valencia


SEGÚN apuntan los lectores, parece que lo importante es 'salir' en donde sea diciendo 'lo que sea’, y si puede ser se escribe un autohomenaje pequeño o grande, tal y como hace este profesor: "Fue un placer hablar el pasado 4 de junio para mis amigos de CNN en español en el programa en Café CNN y dar una primera impresión sobre Pedro Sánchez. Mi planteamiento entonces fue el de comparar estilos de liderazgos y formas de hacer políticas y expectativas pero con la prudencia que requería el momento. Hoy vamos teniendo más elementos de juicio. Saludos".

Bella Palomo

UNA de las docentes que más comentarios suscita entre nuestros lectores (muchos son alumnos o profesionales del periodismo que han estudiado en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UMA) es Bella Palomo, catedrática de Periodismo, con una reciente entrevista en el diario Málaga Hoy AQUI. En ella hace sus acostumbradas descalificaciones de los periodistas en general y de los estudiantes de periodismo en particular: que si tienen que trabajar más; que tienen que ser buenos chicos y chicas y hacerles caso a las empresas periodísticas; que trabajen por nada; que estudien mucho porque son unos vagos; que se enamoren del periodismo con los ojos cerrados; que vivan en Málaga que es muy bonita y muy buena para el periodismo, etc. etc. (ver su entrevista AQUI)… tópicos y lugares comunes impropios de una señora catedrática de lo que sea.

PALOMOfue la primera alumna de la recién creada Facultad de Ciencias de la Comunicación que entró como profesora, solo dos años después de licenciarse y cuando le faltaban dos meses para cumplir los 24”, “hoy puede contar dos décadas dedicada a la enseñanza de futuros profesionales del periodismo. Ha impartido una docena de asignaturas y su línea de investigación siempre ha girado en torno a las nuevas tecnologías. Desde 2016 es directora del Departamento de Periodismo, entidad que el próximo miércoles celebra su 25 aniversario”, dicen los medios de ella.

ES decir, es una teórica de una profesión en la que su práctica lo es todo. Nunca ha trabajado en esto de hacer periodismo, por eso las condiciones laborales y de vida de sus profesionales le importan un pito. Nunca sale en defensa del trato que les dan las empresas editoras a los redactores en los medios de comunicación, por ejemplo, empezando por los de Málaga, en los que son explotados laboralmente con contratos basura que la propia Universidad ayuda a fomentar con esas seudobecas que facultan al patrono a pagar una miseria o incluso a no pagar, y eso que un estudiante supuestamente becado trabaja más de ocho horas al día cubriendo un puesto de trabajo real, algo ilegal.

“EL estudiante debe de ser consciente de que las ofertas laborales no van a llamar a su puerta. Existe un periodo natural de sacrificio, de demostrar la valía, para conseguir un contrato”. Esto dice Palomo. Traducción: El estudiante debe joderse y trabajar explotado hasta que lo echen de la empresa que le estuvo pagando una miseria con la ayuda de la Universidad muchas veces. Demostrar la valía no sirve de nada porque los pocos puestos de trabajo que salen al mercado los ocupan los hijos e hijas de los trabajadores de esos medios que han estudiado periodismo.

“EL ser periodista es un estilo de vida y probablemente con esto le haces un favor a la empresa periodística. Pero es verdad que tienes que estar dispuesto a demostrar tu valía y a sacrificarte, no tanto por la empresa sino por la responsabilidad social, cuando se es consciente de que el trabajo es necesario para el resto de la ciudadanía, como por ejemplo, en el momento actual”. Esto dice Palomo en la misma línea. Es la estúpida interpretación melodramática de la épica periodística, ese trabajo que salva democracias y las derriba, y que habrá leído en algún sitio porque ella no la ha experimentado jamás en sus carnes, puesto que no ha trabajado para saberlo. El periodismo es una labor tan importante como otra cualquiera y como a cualquier trabajo hay que exigirle al patrono que se haga libremente y de forma solidaria para la sociedad en la que lo desarrollamos, y menos pamplinas.