La Universidad de Málaga guarda silencio y no contesta a las preguntas sobre la situación de sus alumnos en prácticas. Según testimonios de becarios que trabajan en la propia UMA se podría estar dándose situaciones similares en algunos departamentos y vicerrectorados

CCOO presentó la denuncia sobre la situación de los becarios de la UAM ante la Inspección de Trabajo. Esta le dio la razón y concluyó en su informe que los alumnos hacían labores que “nada tienen que ver con la titulación cursada” y que “no suponen ningún beneficio en la formación teórica recibida”. Por lo que la Tesorería de la Seguridad Social ha demandado a los alumnos y a la UAM

18/06/18. Opinión. La Tesorería de la Seguridad Social demanda a 284 alumnos que realizaron prácticas en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y a la propia institución por considerar que cubrieron puestos de trabajo reales. “La Administración le reclama a la UAM 308.000 euros por el pago de las diferencias de las cotizaciones sociales entre ‘estudiantes en prácticas’ y ‘trabajadores indefinidos...

...a tiempo parcial’ según publica El Confidencial (Macrojuicio contra 284 becarios por sus prácticas en la Autónoma de Madrid). La Universidad de Málaga (UMA) guarda silencio y no quiere contestar a las preguntas de esta revista sobre la situación de sus alumnos en prácticas. Según algunos testimonios en esta institución podrían estar dándose casos similares en algunos departamentos. CCOO presentó la denuncia sobre la situación de los becarios de la UAM ante la Inspección de Trabajo, avisando de que las prácticas de la UAM no cumplían con la normativa. La inspección se realizó en mayo de 2017 y le dio la razón a CCOO. Concluyendo en su informe que los alumnos hacían labores que “nada tienen que ver con la titulación cursada” y que “no suponen ningún beneficio en la formación teórica recibida”. Por lo que la Tesorería de la Seguridad Social ha demandado a los alumnos y a la propia UAM. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

EL Confidencial recoge (AQUÍ) que “los 284 estudiantes a los que ha demandado la Seguridad Social se acogieron entre septiembre de 2016 y julio 2017 a la oferta de prácticas externas de la Universidad Autónoma de Madrid, plan por el que se concedían 300 euros mensuales a los estudiantes de grado con una jornada máxima de 18 horas semanales y 600 euros al mes a los estudiantes de posgrado con 25 horas de trabajo a la semana. Aunque cientos de alumnos se beneficiaron de las becas durante dicho año, la Seguridad Social solo incluye en su demanda a aquellos que trabajaron como becarios en bibliotecas y oficinas del centro educativo”.

ESTA revista se ha dirigido a la Universidad de Málaga para conocer cuál es la situación de sus becarios, pero la UMA, con la habitual práctica de su gabinete de comunicación que dirige el profesor de Periodismo Juanfran Gutiérrez, no ha querido responder. No ha contestado a las preguntas de cuántos estudiantes en prácticas tiene, cuál es la remuneración que perciben y si efectivamente están dados de alta en la Seguridad Social por todas las horas que están en activo. Según algunos testimonios en esta institución podrían estar dándose situaciones similares en algunos departamentos, donde hay quienes no han conocido a sus tutores, o han estado haciendo tareas sin supervisión y estructurales. (Ver noticia: Desvergüenza en la UMA. Presume de tener 41 grados con prácticas en empresas, pero no habla de la explotación de becarios que se esconde detrás. Estos estudiantes cubren habitualmente puestos de trabajo estructurales).

ESTOS alumnos ‘becarios’ en prácticas cobran alrededor de unos 360 euros mensuales y mantienen algunos servicios que sin ellos no sería posible llevar a cabo, como la supervisión de las salas de exposición, un caso que se explica AQUÍ  (Desvergüenza en la UMA. Presume de tener 41 grados con prácticas en empresas, pero no habla de la explotación de becarios que se esconde detrás. Estos estudiantes cubren habitualmente puestos de trabajo estructurales). Estos trabajos se realizan también en horario no lectivo, algo que el reglamento no ampara, ya que se supone que son parte de la formación. Según explican algunos estudiantes cada año numerosas facultades de la UMA ofrecen la posibilidad de hacer prácticas curriculares (considerada una asignatura más por la que hay que pagar y no se recibe remuneración), “haciendo encuestas”, algo que no casa con la mayoría de las carreras, y que parece más bien algo que debería hacer un servicio de la Universidad.

PUEDE ver aquí otras informaciones relacionadas con esta noticia:
- 05/12/17 La Universidad Autónoma de Madrid (UAM) obligada a pagar la Seguridad Social de becarios que cubrían puestos de trabajo. La UMA guarda silencio y no contesta a las preguntas sobre la situación de sus alumnos en prácticas
- 01/12/17 Desvergüenza en la UMA. Presume de tener 41 grados con prácticas en empresas, pero no habla de la explotación de becarios que se esconde detrás. Estos estudiantes cubren habitualmente puestos de trabajo estructurales
-16/11/17 La Universidad de Málaga se pone al servicio del rascacielos del Puerto obligando a asistir a los alumnos de ingeniería a una conferencia promocional sobre la supuesta sostenibilidad del hotel
-13/10/17Por fin la Universidad de Málaga aparece en un ranking aunque también ocupa el último lugar. Su Biblioteca General cierra el listado de las diez primeras donde más se liga en España, según ‘Meetic’, la aplicación líder para buscar pareja
-11/09/17 ¿Cuándo aparecerá la Universidad de Málaga en alguna de las clasificaciones de las mejores instituciones de educación superior a nivel internacional?

-19/06/17 La Universidad de Málaga retira de su web la tesis del profesor Pablo Cortés sobre la Palmilla, cuando EL OBSERVADOR pregunta al gabinete de comunicación, de Carlos Pérez, si el servicio de publicaciones tiene los consentimientos necesarios