Al igual que hizo con el caso García Caparrós, esta revista cuelga en su web de forma abierta y gratuita un total de más de 650 folios, entre el sumario de la muerte de Fernández Quesada, denominado ‘Causa 200 de 1977 del Juzgado Militar Permanente de Tenerife’ (216 páginas) y las actas y documentos de la comisión de investigación del Congreso (436 páginas)

“Una bala atravesó el corazón de Fernández Quesada. Hubo orifico de salida. No se hizo ningún informe de balística, porque no había bala. La Guardia Civil entró al campus de Universidad de La Laguna disparando hacia todas partes aquel 12 de diciembre de 1977”, explica la secretaria judicial y escritora Rosa Burgos

“Hubo destrucción de pruebas”, asegura Burgos, autora de dos libros sobre la muerte de Fernández Quesada. Y de otros dos sobre la muerte del malagueño Manuel José García Caparrós, editados por EL OBSERVADOR, que recibió un disparo de la pistola de un Policía Armada durante la manifestación por la autonomía andaluza el 4 de diciembre de 1977

Burgos explica a EL OBSERVADOR cómo se vivió el 12 de diciembre de 1977, día en el que había convocada una huelga general, en la Universidad de La Laguna, en Tenerife. Donde murió el estudiante Fernández Quesada tras la entrada de la Guardia Civil al recinto universitario disparando “hacia todas partes”

 

Ver todos los documentos AQUÍ


05/10/18. Opinión. EL OBSERVADOR publica en su página web de forma abierta y gratuita todos los documentos originales del sumario judicial y de las actas de la comisión de investigación del Congreso sobre la muerte del estudiante canario Javier Fernández Quesada, ocurrida el 12 de diciembre de 1977 en la Universidad de La Laguna, en San Cristóbal de La Laguna, Tenerife. En total son más de 650 folios entre el sumario...

...de la muerte de Fernández Quesada denominado ‘Causa 200 de 1977 del Juzgado Militar Permanente de Tenerife’ (96 archivos compuestos por 216 páginas) y las actas y documentos de la comisión de investigación del Congreso (64 archivos con 426 páginas). Puede verlos AQUÍ. La secretaria judicial Rosa Burgos, que tuvo acceso permitido a toda la documentación, ha publicado dos libros sobre este hecho ocurrido en plena transición democrática. El primer libro de Burgos sobre la muerte del estudiante canario se editó en 2008 y se titula El sumario Fernández Quesada. ¿Una transición modélica? (Ediciones Idea). En 2012 publicó su segundo libro, titulado La bala que cayó del cielo. Crimen de Estado: el caso Fernández Quesada (Ediciones El Garaje). Burgos se topó con este suceso cuando buscaba la documentación para escribir su primer libro, La muerte de García Caparrós en la transición política, editado por EL OBSERVADOR en 2007. Donde el lector se puede hacer una idea de lo ocurrido durante la manifestación que hubo en Málaga por la autonomía andaluza el 4 de diciembre de 1977. En la que el joven García Caparrós murió por el disparo de una pistola de un Policía Armada. En noviembre del año pasado EL OBSERVADOR editó el último libro de Burgos, Las muertes de García Caparrós, en el que se incluye de forma facsímil el publicado en 2007 y los documentos inéditos del sumario judicial y las actas de la comisión de investigación del Congreso. Además, el resto de documentos se encuentran publicados en el siguiente enlace AQUÍ y en su difusión colabora el diario nacional El País. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

“UNA bala atravesó el corazón de Fernández Quesada. Hubo orifico de salida. No se hizo ningún informe de balística, porque no había bala. La Guardia Civil entró al campus de Universidad de La Laguna disparando hacia todas partes aquel 12 de diciembre de 1977”, explica la secretaria judicial y escritora Rosa Burgos en una entrevista que EL OBSERVADOR le ofrece a continuación.


¿QUIÉN era Javier Fernández Quesada?
Era un estudiante de Biología de Las Palmas de Gran Canaria que murió con 23 años. La tarde del 12 de diciembre Fernández Quesada acudió a la Universidad de La Laguna (ULL), situada en San Cristóbal de La Laguna, Tenerife, donde estudiaba Biología para hablar con un profesor. Ese día había movilizaciones por la convocatoria de una huelga general. Y como alrededor de la universidad hay una autovía los trabajadores y estudiantes habían hecho barricadas. Por lo que la Guardia Civil estuvo casi todo el día alrededor del campus quitando esas barricadas y los estudiantes, desde las terrazas de las facultades, les abucheaban. Hasta que la Guardia Civil entró en el recinto universitario disparando. Primero desde la Avenida de Candelaria hacía la Universidad y hacia el Colegio Mayor masculino San Fernando, que estaba enfrente. Después se adentraron en el recinto universitario, que es un espacio cerrado y comenzaron a disparar hacia todas partes. También había otro Colegio Mayor femenino, Santa María, a donde se dirigieron disparos. Al igual que hacia la puerta principal de la Universidad, en cuyas escalinatas había estudiantes que estaban esperando el cambio de clase.


¿DÓNDE se encontraba Fernández Quesada cuando comenzaron los disparos?
A Javier lo mataron porque seguramente al escuchar los disparos se protegió detrás de un pequeño muro de los que hay en la zona ajardinada del frontal de la universidad. De ahí que recibiera el disparo con una trayectoria de arriba abajo y de adelante a atrás, y de derecha a izquierda, atravesándole el corazón. La bala no se le quedó en el cuerpo, puesto que había orifico de salida. Una bala que nunca se encontró. Por las características del orificio la bala provenía de un arma corta. Entre esas armas que usó la Guardia Civil estaba la pistola Star de 9 mm corta y la Star de 9 mm larga. No se hizo ningún informe de balística, porque no había bala.



¿FERNÁNDEZ Quesada falleció en el acto?
Anduvo e intentó subir la escalinata de la puerta principal de la Universidad. En la misma puerta de la entrada se desplomó. Hay testigos muy importantes sobre el caso. Uno de ellos incluso le ayudó a subir la escalinata. Lo que pasa es que esta persona, un reconocido poeta en la actualidad, que declaró todo lo que supo en su momento ante la Guardia Civil y ante la justicia civil y militar, posteriormente nunca ha querido hablar más del tema. Seguramente porque él mismo estuvo cerca de la muerte al pasarle las balas rozando. El año pasado se celebraron unas jornadas en la Universidad de la Laguna sobre Fernández Quesada organizadas por AMEC (Asamblea del Movimiento Estudiantil Canario), un sindicato de estudiantes de la ULL.  A estas asistieron varios testigos y todos me comentaron que habían necesitado tratamiento psicológico casi toda su vida por la violencia que vivieron y sufrieron.

¿HUBO más heridos por los disparos que la Guardia Civil efectuó en el recinto de la Universidad de La Laguna el 12 de diciembre de 1977?
A unos 200 metros del recinto de la Universidad, un niño de 9 años llamado Nicolás Lezcano recibió un impacto de bala en el brazo izquierdo cuando salía del colegio. Nunca declaró. Y Fernando L. Jaesuría, estudiante de Farmacia, resultó gravemente herido en un brazo estando en la terraza de su casa a más de 500 metros de la Universidad. Los impactos de bala llegaron a otros lugares. En el colegio mayor masculino San Fernando había un póster de Felipe González que resultó atravesado por una de las balas. Lo curioso es que los guardias civiles, una vez que dispararon estuvieron recogiendo casquillos de bala y nunca los entregaron en ningún juzgado. Cuando se les toma declaración nunca se identifican con su DNI, como hacen los demás testigos. Sólo aparecen sus nombres y la edad.


¿QUÉ ocurrió momentos después de la muerte de Fernández Quesada?
Resulta curioso apuntar que hubo una Junta de Gobierno con el gobernador civil de Santa Cruz de Tenerife, Luis Mardones, la noche antes, el día 11. En ella participaron el jefe de la Policía de tráfico, el jefe de la Guardia Civil y el jefe de la Policía Armada. Después de los hechos, el día 12 por la noche hubo otra reunión donde participaron a parte de esas personas un comandante ayudante de la Guardia Civil llamado Manuel Palau Carrera. Quien aparece en muy pocos papeles del sumario, hay meras referencias hacia su persona de algún guardia civil que declaró. Entrelazando los pocos testimonios que existen en el sumario sobre Palau, se concluye que entró al recinto universitario y que dio ciertas órdenes porque algunos de los guardias civiles dijeron en el sumario que “Palau nos indicó que nos trasladásemos”. Sin que podamos saber si este comandante ayudante de la Guardia Civil disparó o no dentro del recinto universitario. Es curioso que asistiera a la junta con el gobernador Mardones en la noche del día 12 tras ocurrir los hechos.

¿QUIÉN es el comandante ayudante Manuel Palau?
Tras publicar el libro de Fernández Quesada ese comandante Palau me rondaba en la cabeza y buscando me encontré con una página del periódico ABC de fecha 27 de septiembre de 1989. En ella figuraba su nombre y apellidos y, también su foto. El comandante Palau había ascendido a coronel, y el citado periódico daba la noticia de su toma de posesión en un acto presidido por el Delegado del Gobierno en Canarias, ahora ex Fiscal General del Estado, Eligio Hernández. Dejó el cuerpo y se dedicó a negocios inmobiliarios porque era aparejador. Goza de buen reconocimiento en la isla de Tenerife. Es socio honorífico del Real Casino de Tenerife y presidente del consejo de administración de La Palma Golf S. L. Publiqué un reportaje en Público.es titulado “Favores envenenados” (AQUÍ) donde daba a conocer el nombre de esta persona.


¿QUÉ ocurrió con el sumario del caso Fernández Quesada?
El sumario se archivó por sobreseimiento provisional y el Congreso de los Diputados cerró también la comisión de investigación sin dar ninguna conclusión. En el Congreso ocurrió algo muy grave y es que uno de los testigos aportó casquillos de bala y en vez de entregarlos a la justicia los dejaron en el propio Congreso. Allí los encontré para mi sorpresa cuando en 2006 me dejaron las cajas con la documentación de las actas de dicha comisión, que estaban mezcladas con las de la muerte de García Caparrós el 4 de diciembre de 1977 en Málaga. Yo misma separé la documentación de las dos comisiones. Cuando publiqué el primer libro de García Caparrós, en 2007 me di cuenta de que me interesaba igualmente el caso de Fernández Quesada y solicité la documentación, que me dieron íntegramente. Después indagué para saber dónde estaba el sumario y se encontraba en la justicia militar, en la Capitanía General de Santa Cruz de Tenerife. Llamé por teléfono y les dije que les iba a remitir una solicitud para pedir el sumario y al tiempo me contestaron que no lo habían encontrado. Entonces los llamé por teléfono y pregunté por qué, y me dijeron que había una caja en la que ponía “muerte ocurrida en la Universidad el 12 de diciembre de 1977”. Ese era. Les pedí permiso para ir a sacarle copia y no solo me dejaron el sumario, sino que había sobres con balas y casquillos que la gente entregó.


¿QUÉ se deduce de la comisión de investigación del Congreso?
Actuaron inadecuadamente. Antes de comenzar las investigaciones para depurar responsabilidades políticas por los hechos fueron al Gobierno Civil de Santa Cruz de Tenerife a rendirle pleitesía al único al que podían exigírselas: al gobernador civil, Luis Mardones. Además dan argumentaciones esperpénticas en los informes secretos que emiten, a los que también tuve acceso. Por ejemplo, a testigos universitarios que aportaron fotografías de los hechos los tacharon de ser “parciales” y no "panorámicos", ya que se centraron en los guardias civiles que disparaban y no en el campus. Los diputados se pierden en largos debates que no conducen a ninguna parte y en las conclusiones ni siquiera nombran a Javier. Ni se aprueba que la Guardia Civil entrara disparando en el recinto universitario, a pesar de que hubo una enmienda del grupo socialista, firmada por Fajardo Spínola, en tal sentido. En la votación de esa enmienda se abstuvo el grupo Comunista diciendo: “a mí y a mi partido lo que interesa es que estos hechos no se repitan”.

ALGO más que desee añadir.
El hecho de publicar toda la documentación oficial que existe sobre la muerte de Fernández Quesada se hace con el objetivo de que todo el pueblo de Canarias, así como historiadores, periodistas y literatos, y en general todo el que lo desee, puedan tener acceso a esta documentación de forma abierta y gratuita. Estos documentos son interesantes no solo desde el punto de vista histórico, sino también desde el punto de vista periodístico y desde el punto de vista literario.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
- 25/04/18 Rosa Burgos presenta hoy su libro ‘Las muertes de García Caparrós’, editado por EL OBSERVADOR, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Granada, a las 20:00 horas
- 19/02/18 ‘Manipulando’ a García Caparrós. La Junta de Andalucía (PSOE) inaugura un cartel que señaliza la ‘zona en la que murió’ Caparrós y no invita a los grupos municipales ni a CC.OO, donde militaba el joven, para que no le quiten protagonismo
- 15/02/18 El PSOE comienza a ‘sacarle jugo’ a García Caparrós con vista a las elecciones de 2019. El vicepresidente de la Junta, Jiménez Barrios, inaugura mañana en Málaga una placa en una esquina nombrada Lugar de Memoria Democrática donde no ocurrió nada
- 12/02/18 Ridículo. El PSOE andaluz dice que tomará medidas judiciales para que las actas del Congreso sobre la Muerte de García Caparrós sean públicas. Estas actas están publicadas desde hace dos meses en un libro
- 08/02/18 Cinismo. El PSOE andaluz deja pasar 40 años antes de ir a pedir las actas de García Caparrós, que murió el 4 de diciembre de 1977. El viceconsejero de Presidencia de la Junta, Fernando López Gil, acude hoy al Archivo del Congreso

- 12/01/18 Miembros del PSOE andaluz consultarán las actas de la comisión sobre Caparrós. La directora del Archivo del Congreso confirma a EL OBSERVADOR que el miércoles pasado recibió un escrito de la Mesa del Congreso autorizándolo
- 13/12/17 Ridículo. El PSOE sigue pidiendo que el Congreso haga públicas las actas ‘secretas’ de la comisión de investigación que estudió la muerte de García Caparrós a pesar de que llevan publicadas al alcance de cualquier ciudadano dos semanas
- 07/12/17 Caso cerrado, final abierto
- 05/12/17 “En la transición política unos miraban para un lado y otros para otro y nadie se preocupó de lo que pasó el 4 de diciembre del 77. El Gobierno se encargó de ocultar las pruebas”, indica Rafael Escuredo (PSOE), primer presidente de la Junta de Andalucía
- 05/12/17 Caos. Gran cantidad de falsedades y datos confusos inundan los medios de comunicación en el 40 aniversario de la muerte de García Caparrós, muerto por un disparo procedente del arma de un miembro de la Policía Armada en 1977
- 05/12/17 El periodista Gonzalo León recoge en un artículo para ‘La Opinión de Málaga’ el relato de la muerte de García Caparrós con su peculiar estilo: ‘El que mató a Caparrós’
- 04/12/17 Hoy hace 40 años que la Policía Armada mató a García Caparrós
- 04/12/17 Posverdad. Medios de comunicación se hacen eco de un titular de la agencia EFE que no dice la verdad y que indica que “el Archivo Provincial de Málaga [Junta de Andalucía] expone parte del sumario de García Caparrós”

- 01/12/17 Rosa Burgos dará una charla presentando su libro ‘Las muertes de García Caparrós’, editado por EL OBSERVADOR, mañana sábado a las 20:00 horas en la Asociación Leopoldo del Prado, en Argentea nº 6, junto al colegio Santa Rosa de Lima
- 30/11/17 Gran repercusión de la publicación del libro ‘Las muertes de García Caparrós’ de Rosa Burgos editado por EL OBSERVADOR. Ayer ocupaba la portada del diario ‘El País’ de la mano del columnista Teodoro León Gross
- 29/11/17 El diario ‘El País’ publica hoy un extenso reportaje sobre el libro editado por EL OBSERVADOR “Las muertes de García Caparrós”, de Rosa Burgos, que se presenta esta tarde en el Instituto de Estudios Portuarios de Málaga
- 29/11/17 Una bala disparada por la pistola del cabo primero de la Policía Armada M.P.R. pudo ser la causa de la muerte de García Caparrós, según un informe de balística del Ministerio del Interior solicitado por el fiscal incluido en el sumario 161/77
- 29/11/17 “Hubo una serie de favores envenenados y una serie de indicios que conducen hacia uno de los policías, M.P.R.”, señala Rosa Burgos, autora de ‘Las muertes de García Caparrós’. Libro editado por EL OBSERVADOR que se presenta hoy
- 28/11/17 Se proyecta un hotel en el edificio de la Alameda de Colón en cuya fachada recibió el disparo García Caparrós, según un diario local. Es el número 5 esquina con Vendeja. “Allí vivía un testigo que nunca habló oficialmente”, señala la escritora Rosa Burgos
- 27/11/17 El diario ‘El País’ colabora en la difusión de los documentos inéditos que incluye el nuevo libro editado por la revista EL OBSERVADOR ‘Las muertes de García Caparrós’, de Rosa Burgos
- 27/11/17 Nadie quería la ‘patata caliente’ del ‘sumario Caparrós’. El Juzgado de Instrucción número Tres de Málaga pidió que lo instruyera la Jurisdicción Militar y después que decidiera el Supremo