‘Kandor Graphics’ tuvo una financiación irregular. Banderas era socio con un 20%. Quebró después de su último proyecto: una película de animación que costó 22 millones de euros y que fue un estrepitoso fracaso en taquilla. En EE.UU. ni se estrenó en los cines

Banderas se encuentra inmerso en su proyecto del Teatro del Soho CaixaBank tras haber abandonado en 2017 la propuesta de los cines Astoria en la que participaba con el arquitecto Pepe Seguí y Starlite. Entonces aseguró con despecho
que se iba de Málaga a “un rincón en el que no huela a corralón”

El actor malagueño se convirtió en accionista de ‘El Pimpi’ a finales de 2017. Entre sus negocios fallidos: una cadena de restaurantes, La Posada de Antonio Banderas, un proyecto de teatro en la antigua estación Príncipe Pío de Madrid, una empresa de alquiler de barcos de recreo en Málaga o las bodegas Anda Banderas

Kandor Graphics, con la que Banderas produjo varias películas teniendo el 20% de las acciones y que entró en concurso de acreedores en 2014, tuvo una presunta financiación irregular según una investigación policial por recibir fondos públicos sin cumplir los requisitos. También obtuvo 2,3 millones del Ministerio de Industria para los que no cumplía las condiciones necesarias

14/02/19. Opinión. DOSSIER (I). Banderas empresario. Del actor malagueño Antonio Banderas no se puede decir que todo lo que toca lo convierte en oro. Tal vez casi hay que decir lo contrario. Todo lo que no sea comprar inmuebles y especular con ellos no se le ha dado muy bien. Y eso que siempre ha tenido de su parte los favores de los políticos y el dinero ajeno, ya sea público o privado. Antes la Junta y...

...ahora CaixaBank, por ejemplo. Del erario público ha recibido millones de euros que luego no ha sabido rentabilizar, ni siquiera con sus supuestas influencias en el mundo del cine internacional, que parecen ser más deseadas que reales. Varias empresas de Antonio Banderas acabaron en la ‘ruina’, como Kandor Graphics, dedicada al mundo audiovisual. La Junta de Andalucía le dio 7 millones de euros entre préstamos y ayudas supuestamente sin informes que lo avalasen. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

EL OBSERVADOR realiza un repaso por la convulsa trayectoria empresarial del actor malagueño a través de las informaciones publicadas en los dos últimos años. Banderas, inmerso en su proyecto del Teatro del Soho CaixaBank (ver otra noticia de hoy) aseguró tras abandonar en 2017 la propuesta de los cines Astoria en la que participaba con el arquitecto Pepe Seguí y Starlite, que el dinero público “está envenenado” y que no trabajaría más con él. Dijo con despecho que se iba de Málaga a “un rincón en el que no huela a corralón”. (Ver: ‘El gatillazo y fuga de El Zorro’. Antonio Banderas se enfada porque no le rinden pleitesía suficiente con lo suyo del Astoria y para castigarnos por malos da un portazo y dice que se va de Málaga a “un rincón en el que no huela a corralón”).  Años atrás bien que se benefició de ayudas públicas. Su empresa, ‘Kandor Graphics’, productora de la que era accionista y que quebró, recibió al menos 7 millones de euros de la Junta y 2,3 millones del Ministerio de Industria. El actor adquiere el 20% de las acciones de esta compañía de animación en 2010 (AQUÍ). Además de las ayudas de la Junta y del Ministerio de Industria, Caja Granada (Banco Mare Nostrum) y otras entidades financieras aportaron a Kandor Graphics cerca de 20 millones de euros en financiación según recoge el Ideal de Granada en 2015 (ver noticia: La Policía alerta de una financiación irregular a Kandor Graphics).

EL proyecto estrella de la productora de la que Banderas era accionista, la película de animación ‘Justin y la espada del valor’, fue un sonado fracaso en taquilla. En España solo recaudó 700.000 euros (AQUÍ) y en EE.UU. ni se estrenó en salas comerciales. En 2014 ‘Kandor Graphics’ entra en concurso de acreedores (AQUÍ) tras la debacle del largometraje. Sin embargo, esta empresa se vio inmersa en investigaciones judiciales que giraban en torno a la financiación irregular que presuntamente recibió la compañía por parte de varias entidades. Así, habría recibido ayudas sin que cumpliera con los requisitos exigidos (ver noticia: DOSSIER (I). Banderas se ofende por el rechazo de su proyecto para el Astoria y lo abandona. El aval del actor no es garantía de éxito empresarial, muchos de sus negocios fracasaron a lo largo de los últimos años con millones de pérdidas).


EN septiembre de 2013, se estrenó ‘Justin y la espada del valor’. El largometraje contó con la co-producción de Aliwood Mediterráneo Producciones, y Antonio Banderas ejerció el papel de productor junto con Kerry Fulton, Marcelino Almansa y Ralph Kamp. La película, que tuvo un presupuesto de 22 millones de euros y que Banderas auguraba como un éxito en España y un centenar de países más, apenas obtuvo una recaudación de 2,3 millones de euros, según un artículo publicado en 2014 en el diario El Mundo (AQUÍ). En esta información se explica el “fin del sueño animado de Antonio Banderas”.

EL filme, que según Banderas se exhibiría en 2.000 pantallas en Estados Unidos, ni siquiera llegó a los cines allí, acabó directamente en el mercado de DVD. El hermano del actor, Francisco Javier Domínguez Bandera, confirmó entonces a El Mundo que la empresa Kandor Graphics, de la que Banderas era accionista con un 20% desde 2010, estaba en situación concursal. En este artículo no solo se menciona el negocio fallido en el mundo de la animación, sino que hacen alusión a la “frustración de sus bodegas”. Especifica que, en 2012, las bodegas de Banderas, ‘Anta Banderas’ (dedicadas a la crianza y exportación de vinos), también entraron voluntariamente en concurso de acreedores. Tres años antes, en 2009, el actor se había hecho con el 50% de esta empresa con el objetivo de entrar en el mercado japonés y norteamericano, aunque en palabras de José Luis Romo, quién publicó la información en El Mundo “ni el glamuroso rostro del actor en las botellas sirvió para que el ‘bussiness’ saliera adelante”.


APARENTEMENTE, Kandor Graphics desapareció en 2014 tras el fracaso del largometraje ‘Justin y la espada del valor’. Sin embargo, esta empresa se vio inmiscuida en investigaciones judiciales que giraban en torno a la presunta financiación irregular que recibió la compañía por parte de varias entidades como recoge esta revista en una información del 19 de mayo de 2017 (ver: DOSSIER (III). Las irregularidades en la financiación de Kandor Graphics. Banderas era socio de la productora con un 20%. Quebró después de su último proyecto. Recibió ayudas millonarias que no le correspondían legalmente). La principal vía de investigación policial se refería a los fondos comunitarios ‘Jeremie’, y según la información publicada en el diario IDEAL el 30 de septiembre de 2015 (AQUÍ), la empresa no reunía las condiciones necesarias para recibir esa ayuda ya que, al ser un sector regulado por normativa específica, quedaba expresamente fuera de las actividades a las que se destinan los fondos comunitarios ‘Jeremie’. Kandor Graphics recibió de los fondos europeos cinco millones de euros. Además, cuando se otorgó esta concesión a Kandor Graphics, la empresa se encontraba en una situación económica extrema y “la vía más próxima de financiación para la sociedad era una operación de financiación planteada a la Agencia IDEA para el fondo Jeremie”, cuando esos fondos comunitarios tampoco pueden destinarse a empresas en crisis.

esta convulsa historia hay que sumar otros negocios fallidos de Banderas como publica Vanitatis , suplemento de El Confidencial, en 2014 (Los negocios acercan de nuevo a Banderas a España). Unos proyectos de los que se hizo eco esta revista el 18 de mayo de 2017 (ver noticia: DOSSIER (II). Las inversiones inmobiliarias de Banderas le reportan más beneficios que sus proyectos culturales. El actor tiene más de 7 casas situadas en el Centro Histórico y 14 locales entre Benalmádena, Torremolinos y Málaga). El primer fracaso del actor fue ‘La posada de Antonio’, con la que pretendía poner en marcha una cadena de más de cien restaurantes, repartidos por el mundo, que a los pocos años tuvo que liquidar después de abrir unos cuantos locales, lo que le supuso unas pérdidas de varios millones de euros. A este desacierto, se sumó el proyecto de teatro promovido por Banderas en la antigua estación Príncipe Pío de Madrid, que nunca llegó a construirse y también dejó importantes pérdidas.

OTRO negocio que no le salió muy bien a Banderas, según Vanitatis, y que aportó escasos beneficios, fue el de Doncel, una empresa de alquiler de embarcaciones de recreo, de la que su hermano era socio. El suplemento de El Confidencial cuenta además que en abril de 2014, el actor tuvo otro percance en relación a sus actividades empresariales: “Tal y como informó Vanitatis en exclusiva, el ex jugador de baloncesto José Miguel Antúnez le reclamó los más de 55.000 euros impagados por el servicio de mediación y captación de patrocinadores prestada al equipo Jack & Jones by Antonio Banderas. Un acuerdo a última hora libró el embargo”.

EL actor malagueño se convirtió en accionista de ‘El Pimpi’ a finales de 2017 (ver noticia: Banderas amplía sus empresas en Málaga. Se hace con acciones de El Pimpi y crea una fundación de este bar para darle un toque 'cultural' y 'solidario' a lo que en realidad no es más que otro negocio de la taberna más 'protegida' de la ciudad). La conocida taberna ‘El Pimpi’ es la penúltima inversión del actor de ‘El Zorro’ en su Málaga natal. Este establecimiento es conocido en la ciudad por ser uno de los que más incumple la normativa de ocupación de la vía pública, algo que genera severos conflictos en la convivencia de los vecinos. (Ver noticia: ‘El Pimpi’ de Antonio Banderas y Pepe Cobos, con la complicidad del Ayuntamiento de Málaga, acaba con un excepcional árbol de su terraza para tener más sitio para mesas y sillas. Lo sustituyen por una ridícula palmera que no molesta al negocio).


COMO viene denunciando reiteradamente esta revista, el restaurante ha ido ampliando más y más su terraza hasta conseguir 'okupar' la calle Zegrí casi al completo, algo que va contra las regulaciones municipales que a algunos bares sí se les hace cumplir severamente (AQUÍ). Cabe recordar que la taberna tuvo durante años una barra en el exterior expresamente prohibida por la ordenanza de ocupación de la vía pública y que el Ayuntamiento toleraba impunemente. (DOSSIER. Los ciudadanos, hartos del favoritismo del Ayuntamiento con los “grandes” negocios hosteleros del centro de Málaga. ‘El Pimpi’, el ‘Café Central’ o ‘La Plaza’ campan a sus anchas ignorando la Ordenanza Reguladora de la Ocupación de la Vía Pública).

CURIOSAMENTE, pocos días después de la noticia de adquisición de parte de ‘El Pimpi’ por Antonio Banderas se creó una fundación de esta institución, lo que vincula el negocio a una temática “social” y “solidaria”, palabras que casi siempre van de la mano de ‘El Pimpi’ y Antonio Banderas, que organizan o participan en numerosos actos con estas temáticas que copan portadas de periódicos.

PERO no todos son sombras, las posesiones inmobiliarias de Banderas sí que le reportan beneficio y son rentables. Sólo en el centro de Málaga tiene siete casas y 14 locales en la provincia como avanzó esta revista el 18 de mayo de 2017. (DOSSIER (II). Las inversiones inmobiliarias de Banderas le reportan más beneficios que sus proyectos culturales. El actor tiene más de 7 casas situadas en el Centro Histórico y 14 locales entre Benalmádena, Torremolinos y Málaga).

CONTINUARÁ.

PUEDE
 ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:

- 18/12/17 Banderas amplía sus empresas en Málaga. Se hace con acciones de El Pimpi y crea una fundación de este bar para darle un toque 'cultural' y 'solidario' a lo que en realidad no es más que otro negocio de la taberna más 'protegida' de la ciudad
-14/09/17 Antonio Banderas no quiere trabajar con dinero público ‘ahora’. Su empresa, ‘Kandor Graphics’, productora de la que era accionista y que quebró, recibió al menos 7 millones de euros de la Junta y 2,3 millones del Ministerio de Industria
- 19/05/17 DOSSIER (III). Las irregularidades en la financiación de Kandor Graphics. Banderas era socio de la productora con un 20%. Quebró después de su último proyecto. Recibió ayudas millonarias que no le correspondían legalmente
-18/05/17 DOSSIER (II). Las inversiones inmobiliarias de Banderas le reportan más beneficios que sus proyectos culturales. El actor tiene más de 7 casas situadas en el Centro Histórico y 14 locales entre Benalmádena, Torremolinos y Málaga
-17/05/17 DOSSIER (I). Banderas se ofende por el rechazo de su proyecto para el Astoria y lo abandona. El aval del actor no es garantía de éxito empresarial, muchos de sus negocios fracasaron a lo largo de los últimos años con millones de perdidas
- 17/05/17 ‘El gatillazo y fuga de El Zorro’. Antonio Banderas se enfada porque no le rinden pleitesía suficiente con lo suyo del Astoria y para castigarnos por malos da un portazo y dice que se va de Málaga a “un rincón en el que no huela a corralón”
- 07/02/19 Caixabank y Pasqual presentan en Madrid ‘su’ Teatro del Soho. Les acompaña Banderas. El banco cambia al actor malagueño por el director catalán, con más ‘prestigio’. Nada de Miguel Gallego, nada de Zorba el Griego y donde dije digo, digo Diego
- 31/01/19 CaixaBank niega que Lluís Pasqual haya sido impuesto por el banco para dirigir el Teatro del Soho: “Fue escogido por el equipo de trabajo dirigido y liderado por Antonio Banderas”