Banderas rehace todo un teatro de 1.000 butacas en el Soho con una licencia de obra menor. Modifica a su gusto la terraza de su vivienda en Málaga a pesar de tener protección urbanística. Y le dejan quedarse con su casa de la playa construida en suelo ilegal

El actor tiene un lujoso ático en la calle Alcazabilla, cuya azotea modificó pese a tener el edificio una protección arquitectónica de grado I y encontrarse dentro del Bien de Interés Cultural (BIC) Centro Histórico. El Ayuntamiento de Málaga le dio permiso para hacer una piscina y un 'cubo' imitación del Pompidou

El chalet de Banderas en Marbella, La Gaviota, sigue intacto a pesar de haber sido construido con una licencia ilegal anulada por una sentencia en 2003. El actor nunca cedió ni un metro del trozo de parcela que se acordó (1.243 metros cuadrados) para intentar legalizarla


Banderas pidió que el Ayuntamiento de Marbella y la Junta de Andalucía le indemnizasen por tener que ceder 1.243 metros cuadrados de su parcela ilegal. Una cesión que el propio actor propuso en un primer momento. El Tribunal Supremo (TS) tumbó el PGOU de 2010 y esa cesión quedó sin efecto. Tampoco se llegó a hacer puesto que la parcela sigue intacta

15/02/19.
 Opinión. DOSSIER 2. Favoritismo. Si eres famoso y te llamas Antonio Banderas las instituciones públicas te dejan hacer lo que te dé la gana en tus inmuebles. Ya sea tu teatro del Soho, que puedes modificar para que tenga 1.000 butacas con una licencia de obra menor (AQUÍ) tu vivienda habitual o tu casa de la playa. Así, puedes modificar a tu antojo la terraza...

...de tu vivienda con protección urbanística o mantener tu casa construida en suelo ilegal. El actor tiene un lujoso ático en la calle Alcazabilla, esquina con calle Zegrí, cuya azotea modificó pese a tener el edificio una protección arquitectónica de grado I y encontrarse dentro del Bien de Interés Cultural (BIC) Centro Histórico. El Ayuntamiento de Málaga le dio permiso para hacer una piscina y un 'cubo' imitación del Pompidou, entre otros elementos que se recogen a lo largo de esta información. El chalet de Banderas en Marbella, La Gaviota, situado en l  playa de Los Monteros, sigue intacto a pesar de haber sido construido con una licencia ilegal anulada por una sentencia en 2003. El actor nunca ha cedido ni un metro del trozo de parcela que se acordó (1.243 metros) para intentar legalizarla, como avanzó esta revista. Que tuvo acceso a varias sentencias judiciales relacionadas con la propiedad. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

EL OBSERVADOR avanzó ayer la convulsa trayectoria empresarial del actor malagueño a través de las informaciones publicadas en los dos últimos años. Todo lo que no sea comprar inmuebles y especular con ellos no se le ha dado muy bien. Varias empresas de Antonio Banderas acabaron en la ‘ruina’, como Kandor Graphics, dedicada al mundo audiovisual. La Junta de Andalucía le dio 7 millones de euros entre préstamos y ayudas supuestamente sin informes que lo avalasen. Banderas poseía el 20% de las acciones de esta productora. Las adquirió en 2010. Kandor Graphics, que entró en concurso de acreedores en 2014, tuvo una presunta financiación irregular según una investigación policial por recibir fondos públicos sin cumplir los requisitos. También obtuvo 2,3 millones del Ministerio de Industria para los que no cumplía las condiciones necesarias.

ENTRE otros de sus negocios fallidos hay una cadena de restaurantes, La Posada de Antonio Banderas, un proyecto de teatro en la antigua estación Príncipe Pío de Madrid, una empresa de alquiler de barcos de recreo en Málaga o las bodegas Anda Banderas. (Ver noticia: DOSSIER 1. Banderas empresario. Varias empresas de Antonio Banderas acabaron en la ‘ruina’, como Kandor Graphics, dedicada a lo audiovisual. La Junta le dio 7 millones de euros entre préstamos y ayudas supuestamente sin informes que lo avalasen). El actor, inmerso en su proyecto del Teatro del Soho CaixaBank, aseguró tras abandonar en 2017 la propuesta de los cines Astoria en la que participaba con el arquitecto Pepe Seguí y Starlite, que el dinero público “está envenenado” y que no trabajaría más con él. Dijo con despecho que se iba de Málaga a “un rincón en el que no huela a corralón”. (Ver: ‘El gatillazo y fuga de El Zorro’. Antonio Banderas se enfada porque no le rinden pleitesía suficiente con lo suyo del Astoria y para castigarnos por malos da un portazo y dice que se va de Málaga a “un rincón en el que no huela a corralón”). Años atrás bien que se benefició de ayudas públicas.

PERO no todos son sombras, las posesiones inmobiliarias de Banderas sí que le reportan beneficios. Sólo en el centro de Málaga tiene siete casas y también posee 14 locales en la provincia, como avanzó esta revista el 18 de mayo de 2017. (DOSSIER (II). Las inversiones inmobiliarias de Banderas le reportan más beneficios que sus proyectos culturales. El actor tiene más de 7 casas situadas en el Centro Histórico y 14 locales entre Benalmádena, Torremolinos y Málaga).


SU fama le ha servido para beneficiarse de un favoritismo por parte de los políticos. (Ver: Urbanismo del Ayuntamiento es un cachondeo en Málaga. Si eres famoso y te apellidas Banderas te deja hacer lo que te da la gana en la terraza de tu vivienda con protección urbanística. Si te llamas Gálvez, no puedes poner ni una maceta). En abril de 2017 esta revista se hacía eco del ático que el actor tiene en calle Alcazabilla esquina con calle Zegrí, frente al cine Albéniz. En su azotea Banderas construyó un “homenaje a la ciudad” realizado en un edificio protegido arquitectónicamente con grado I que es parte del Bien de Interés Cultural del Centro Histórico. La abogada Inmaculada Gálvez solicitó años atrás permiso para instalar un ‘techo verde’ (macetas y plantas) en la azotea de su inmueble, situado a escasos 100 metros de la casa del actor, pero el Ayuntamiento se lo negó en diversas ocasiones.


ESTO contrasta con la cantidad de elementos ‘extraños’ permitidos por la Gerencia de Urbanismo, que preside el ínclito concejal Francisco Pomares (PP), incluidos en la azotea de Banderas, cuyo uso además fue cedido de forma gratuita por los vecinos del edificio al actor, como explicaba esta revista (Banderas-ya-alardea-de-su-ático-en-la-prensa-internacional-y-los-medios-provincianos-le-hacen-palmas,-a-pesar-de-que-las-obras-se-cargaron-toda-coherencia-en-la-azotea-de-un-edificio-protegido-en-pleno-centro-de-Málaga  (AQUÍ), quienes se vieron ‘recompensados’ con la instalación por parte de Banderas de un ascensor privado para no tener que mezclarse con ellos. Gálvez denunció en las páginas de esta revista incluso presiones por parte de cofrades que defendían los trabajos de Banderas (AQUÍ), según afirmaba El Mundo en 2014. La comunidad de vecinos estaba presidía entonces por Pablo Atencia, vinculado a la Cofradía de Estudiantes.


INCLINARSE hacia las peticiones de Banderas, que ha hecho lo que le ha dado la gana en su terraza, es lo que hizo el Ayuntamiento de Málaga sin más, a quien no puso ninguna pega a pesar de que las imágenes que acompañan esta información hablan por sí solas. Gálvez señala que un técnico del Ayuntamiento le dijo que Banderas “sí cumple con la normativa. Pues que le rindan cuentas a Dios, que para eso son cofrades. Ya no voy a ir a un recurso contencioso a demostrárselo al juez”.


EL Ayuntamiento de Málaga que dirige Francisco de la Torre (PP) ha reafirmado en todo momento la legalidad de la obra argumentando que la azotea era plana y no inclinada, parece que razón suficiente y única como para deducir que de todas las modificaciones hechas ninguna ha afectado a la estructura o a la ornamentación del edificio como para ser susceptible de ser descatalogado. Lo cierto es que ahora es un edificio histórico en cuya azotea existe una caseta de cristal de colores, macetas, una piscina, el casetón de un ascensor privado y todo tipo de lujos y excentricidades llamadas ‘homenajes’. Los vecinos que ‘regalaron’ este espacio al actor estarán disfrutando de las vistas de la terraza, eso sí, desde la Alcazaba.

BANDERAS posee otro inmueble rodeada de polémica en Marbella. Se trata de un chalet llamado ‘La Gaviota’ ubicado en la playa de Los Monteros. La propiedad, adquirida por el actor malagueño en 1997 a los herederos de la periodista Encarna Sánchez, se mantiene intacta a pesar de que en abril de 2003 una sentencia de la Sala de lo Contencioso-administrativo de Málaga (AQUÍ) anuló la licencia para su construcción, concedida por el gobierno del GIL en 1995.


EL OBSERVADOR  tuvo acceso y analizó y sacó a la luz las sentencias judiciales relacionadas con la propiedad de Banderas (AQUÍAQUÍAQUÍ y AQUÍ). Según publicaba Jaleos, suplemento de El Español, en mayo del año pasado “el actor siempre ha mantenido que se siente víctima del Ayuntamiento de Marbella. Que siempre le han querido arrebatar parte de lo que ellos mismos le vendieron” (?). Banderas asegura a esta revista del corazón que no cometió “ninguna ilegalidad. Compré la casa a un tercero con todos los papeles en regla y si me engañó el Ayuntamiento yo no tengo ninguna culpa”. Además Jaleos añade que “en 1996, Juan Antonio Roca, exgerente de Urbanismo [y cerebro del caso Malaya], ofreció a Banderas dicha casa”. Según fuentes del municipio el actor fue consciente en todo momento de la ilegalidad de la vivienda y por eso la adquirió por un precio muy asequible.


LA Gaviota, de la que Banderas intenta desprenderse según Jaleos (AQUÍ), está a nombre de una de las empresas de Banderas, Glassmore Investments S.L. Así se deduce de una nota simple emitida por el Registro de la Propiedad (AQUÍ) y así lo confirmó a esta revista hace un año la Gerencia Territorial del Catastro en Málaga. Glassmore Investmentes S.L es una inmobiliaria con domicilio social en ese chalet, calle jabalí número 18, cuyo socio único (AQUÍ) es José Antonio Domínguez Bandera, el actor malagueño. Una empresa que Banderas emplea para especular y obtener beneficios con la compra venta y alquiler de inmuebles y locales tanto en Málaga capital como en otras localidades de la Costa del Sol (Ver noticia: DOSSIER (II). Las inversiones inmobiliarias de Banderas le reportan más beneficios que sus proyectos culturales. El actor tiene más de 7 casas situadas en el Centro Histórico y 14 locales entre Benalmádena, Torremolinos y Málaga).

EN la Revisión del PGOU (Plan General de Ordenamiento Urbano) de Marbella aprobado en 2010, anulada por el Tribunal Supremo (TS), se intentó regularizar la situación de la propiedad. Para ello se recogía la cesión de 1.243 metros cuadrados de la zona sureste de la parcela dedicados a ‘Espacios Libres’ puesto que ya no era necesario dedicarla a ‘Instalaciones de Saneamiento’ (IS), -como por ejemplo la instalación de una depuradora- calificación recogida en el PGOU de 1986, en vigor. (Ver noticia: La casa de Banderas ‘no’ es de Banderas. La Gaviota, ubicada en la playa Los Monteros de Marbella, está a nombre de su empresa ‘Glassmore Investments’, con domicilio social en el chalet. Es la inmobiliaria que utiliza para especular).


LOS medios de comunicación se hacían eco en 2013 de que el actor “siempre había estado de acuerdo en ceder esos metros” y que “consintió la cesión”. Incluso algunos publicaron que se habían iniciado las obras por las que Banderas cedía parte de los terrenos de la parcela para una pasarela. Pero la cesión nunca se hizo y tuvo que construirse retorcida bordeando la propiedad como se puede apreciar en las imágenes.

LA realidad es que el actor malagueño recurrió ante los tribunales y llegó a pedir una indemnización al Ayuntamiento y a la Junta de Andalucía por tener que ceder parte de sus terrenos. Ello a pesar de que fue el propio actor el que se ofreció en un primer momento a hacer una cesión de 1.100 metros cuadrados de su finca para regularizar la situación. El Tribunal Supremo (TS) tumbó el PGOU de 2010 y esa cesión, que no obstante nunca se llegó a hacer, quedó sin efecto. (Ver noticia: Banderas pidió que el Ayuntamiento de Marbella y la Junta de Andalucía le indemnizasen por tener que ceder 1.243 metros cuadrados de su parcela ilegal. Una cesión que el propio actor propuso en un primer momento).


ADEMÁS, como avanzó esta revista, parte de la parcela y de la casa del actor malagueño, según se aprecia en las imágenes extraídas del Sistema de Información Territorial de Marbella –SITMA- (AQUÍ) ocupan la línea de servidumbre de protección, de 20 metros de ancho -hasta la línea de Dominio Público Marítimo Terrestre (DPMT)- que prohíbe la nueva construcción de viviendas y hoteles, según la Ley de Costas (AQUÍ). Así como la línea de servidumbre de tránsito, una franja de seis metros de ancho que forma parte de la zona de servidumbre de protección en la que “no está autorizada la construcción de ninguna instalación” y  que “deberá dejarse permanente expedita –que carece de obstáculos- para el uso público peatonal y para los vehículos de vigilancia y salvamento” (AQUÍ). Un espacio de uso público privatizado.


“ES tremendo. Encima pidió una indemnización. Gracias a los partidos políticos de turno Antonio Banderas es intocable. Que sepa, la Constitución no hace una diferenciación entre famosos y ciudadanos”, apuntaba en mayo de 2018 Manuel Fernández Valdivia, empresario sampedreño. “Todo el mundo tiene que respetar la zona de Dominio Público Marítimo Terrestre pero si eres rico, famoso y además de Málaga no pasa nada”.

“LLEVO desde el 2003 (16 años) pidiendo que se ejecute la sentencia que anula la licencia de la casa de Banderas en Marbella. El Ayuntamiento de la localidad está esperando a que las sentencias prescriban, sin más. No voy a dejar que prescriba la de la casa del actor”, indicaba la abogada Inmaculada Gálvez, que defiende a la comunidad de propietarios de Los Monteros que denunció la ilegalidad del chalet ‘La Gaviota’. (Ver noticia: “Llevo desde el 2003 pidiendo que se ejecute la sentencia que anula la licencia de la casa de Banderas en Marbella. El Ayuntamiento está esperando a que las sentencias prescriban, sin más”, indica la abogada Inmaculada Gálvez).

VISTO lo visto, como ya dijo EL OBSERVADOR, llevar el apellido Banderas no es sinónimo de éxito, aunque sí asegura que los ayuntamientos estudien hacer las modificaciones necesarias para un ático, mansión o edificio ‘a medida’ del actor.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
-14/02/19 DOSSIER (1). Banderas empresario. Varias empresas de Antonio Banderas acabaron en la ‘ruina’, como Kandor Graphics, dedicada a lo audiovisual. La Junta le dio 7 millones de euros entre préstamos y ayudas supuestamente sin informes que lo avalasen
- 14/02/19 Banderas incumple la licencia de obras del Ayuntamiento de Málaga para el Teatro del Soho CaixaBank. Tenía permiso para tirar el muro que separaba dos salas de cine de la segunda planta. Pero ha derribado otro más para crear un nuevo anfiteatro
- 05/06/18 ¿Un proyecto engañoso? En el Teatro del Soho de Banderas se harán modificaciones en los forjados de la estructura para la instalación de nuevas escaleras de comunicación y de emergencia y la licencia es de obra menor
- 01/06/18 Las obras del Teatro del Soho de Antonio Banderas no pueden empezar hasta que la licencia de obra de la Gerencia de Urbanismo esté expedida
- 22/05/18 A Antonio Banderas se le trata ya como a cualquier otro malagueño que tiene que cumplir los reglamentos. El actor adquiere un local en los bajos del Teatro Alameda para cumplir con la normativa de evacuación de incendios como avanzó esta revista
- 16/05/18 Antonio Banderas intenta vender su casa ilegal de Marbella según publica ‘Jaleos del Corazón’. Una propiedad que se mantiene intacta a pesar de que en 2003 una sentencia anuló la licencia por la que se construyó
- 23/02/18 “Llevo desde el 2003 pidiendo que se ejecute la sentencia que anula la licencia de la casa de Banderas en Marbella. El Ayuntamiento está esperando a que las sentencias prescriban, sin más”, indica la abogada Inmaculada Gálvez
- 21/02/18 Para que el proyecto de Banderas del nuevo teatro Alameda cumpla con la estricta norma de evacuación de incendios, tendría que adquirir el local de la papelería ‘Disofic’ ubicado en los bajos del edificio para usarlo de salida de emergencia
- 19/02/18 Banderas pidió que el Ayuntamiento de Marbella y la Junta de Andalucía le indemnizasen por tener que ceder 1.243 metros cuadrados de su parcela ilegal. Una cesión que el propio actor propuso en un primer momento
- 14/02/18 La casa de Banderas ‘no’ es de Banderas. La Gaviota, ubicada en la playa Los Monteros de Marbella, está a nombre de su empresa ‘Glassmore Investments’, con domicilio social en el chalet. Es la inmobiliaria que utiliza para especular
- 13/02/18 La casa de Banderas en Marbella sigue intacta. Nunca ha cedido ni un metro del trozo de parcela que se acordó y por el que no le han tirado abajo esa casa construida con una licencia ilegal anulada por una sentencia en 2003
- 05/04/17 Urbanismo del Ayuntamiento es un cachondeo en Málaga. Si eres famoso y te apellidas Banderas te deja hacer lo que te da la gana en la terraza de tu vivienda con protección urbanística. Si te llamas Gálvez, no puedes poner ni una maceta