Ayer miércoles La Farola ha unido a todos los grupos del Parlamento andaluz, que la nombraron Bien de Interés Cultural (BIC), pero el Puerto ya proyecta otra “más moderna” y La Farola de más de 200 años pasará a ser un museo

El profesor de Arte de la UMA, Rodríguez Marín ya auguraba en 2017 que la construcción del rascacielos del Puerto era un “farolicidio” y advertía que La Farola es “el icono identificativo de la ciudad, nuestra Torre Eiffel”

Triviño mantiene que el proyecto “no es novedoso”, ya que en 2015 La Farola salió a concurso para su concesión, pero critica que el proyecto de “otra” es por la razón que es. “El mastodonte del rascacielos motivará que La Farola deje de prestar el servicio útil porque estaríamos poniendo un obstáculo a su señal lumínica”

13/02/20. Opinión/Sociedad. El skyline de Málaga lleva años teniendo como referencia La Farola. Una imagen que hace que a los malagueños les guste tener el único faro femenino de toda la península. Es parte del encanto de la ciudad, que ahora tiene planes de jubilación para este emblema arquitectónico. Estos días los medios locales han publicado que el Puerto de Málaga proyecta una nueva Farola en el extremo del dique de Levante...

...El responsable sindical marítimo de UGT, José Antonio Triviño, ha compartido con EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sus conclusiones: “¿El motivo real? Que La Farola estorba al rascacielos del Puerto”.

Según los diarios locales “la nueva torre irá en el extremo del dique de Levante, en la zona que está acotada por seguridad y que se destina a los buques militares y a otros que, por sus características, requieren un tratamiento especial. El cambio se debe a razones de operatividad en cuanto a la navegación, ya que la zona de La Malagueta donde está la actual se encuentra muy contaminada luminicamente, lo que dificulta que cumpla su función”. Ante esta afirmación, Triviño subraya que “hablar de influencia de contaminación lumínica es un argumento un poco peregrino” y añade que “desconocer la utilidad que siguen teniendo las señales marítimas es un desconocimiento muy atrevido. No es casual que los faros sigan alumbrando, es fundamental la existencia de estos”.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, confía -según ha dicho- en el “ingenio” de los ingenieros y arquitectos que se presenten al concurso que se convocará en los próximos meses, de manera que la estructura pueda ser “un emblema del nuevo Puerto”. Para Triviño, y muchas personas, “los emblemas no se construyen, es un reconocimiento implícito de la ciudadanía”, por ello critica que “quieran justificarlo y tomarnos el pelo”.

Además, -a juicio del sindicalista- la proyección de un nuevo faro “afecta a la economía del Puerto” pues estaría destinando parte de su esencia para un negocio privado. “Nos pretenden mentir”, señala Triviño, quien critica que en el artículo de Sur donde se habla del tema, se esté llamando farola a lo que pretenden hacer nuevo. Es un reflejo claro del desconocimiento que tienen, porque no estamos hablando de un edificio más sino de uno emblemático”. Además, añade, “lo que parece es que hay que buscar una farola más moderna y no entienden que una de las circunstancias a valorar por los malagueños es que es antigua”.


Por su parte, hoy La Farola, la de verdad, la de siempre, ha unido a todo el Parlamento andaluz, quien han acordado por unanimidad que este emblema malagueño sea nombrado Bien de Interés Cultural (BIC). Un hecho más refuerza que haya que “protegerla”. Si el proyecto de “la nueva farola” saliese adelante, La Farola ·se sometería a una rehabilitación integral y se destinará a uso ciudadano y a un museo portuario, que tendrá como uno de sus principales atractivos la posibilidad de visitar la vidriera y la cúpula de la luminaria; así como de acceder a las vistas panorámicas desde sus terrazas, entre otros atractivos.

“¿Pero qué hay de malo en esta?” se pregunta Triviño, quien está convencido de que todo este paripé es para no “estorbar al rascacielos” y no para que los malagueños puedan hacer uso y disfrute de ella. “Al final los gastos ascenderán a un millón de euros”, y los tendrá que asumir una empresa pública, ha augurado el sindicalista, quien mantiene que “no tiene ninguna lógica venir a camuflar los motivos reales” de su traslado.

La Farola estorba al rascacielos. Es así. Ya en 2017 el profesor de Historia del Arte de la Universidad de Málaga Francisco Rodríguez Marín reclamaba el valor patrimonial e histórico de la Farola, a la que califica de símbolo de nuestra ciudad, y auguraba que se apagaría el próximo año -2018- con la excusa de que pasará a ser un museo, necesitando una inversión de 700.000 euros para ello. Según asegura el autor del artículo publicado en La Opinión y del que se hizo eco esta revista (AQUÍ), el levantamiento del rascacielos es un “farolicidio”. Él ya lo preveía, ahora es más una realidad.

Respecto a las posibles funciones que podría albergar La Farola, Triviño ha anunciado que el proyecto “no es nada nuevo” puesto que en mayo de 2015 el BOE publicaba una resolución de la Autoridad Portuaria de Málaga por la que se iniciaba el trámite de competencia de proyectos en relación a solicitud de concesión administrativa (AQUÍ). En la resolución se anunciaba que La entidad "La Farola 1817, S.L." solicitó a la Autoridad Portuaria de Málaga “concesión administrativa para la rehabilitación y posterior explotación comercial del edificio que rodea al Faro de Málaga, siendo la superficie concesionable de 415,48 m2 de parcela o suelo, más la edificación existente en dicha parcela, con 305,24 m2 del edificio de viviendas y 147,76 m2 del propio Faro”.


Además, se anunciaba que comenzaba el trámite de competencia de proyectos, para lo cual se abrió el plazo de un mes  para que las entidades o particulares que pudieran estar interesados pudieran presentar otras solicitudes de concesión de dominio público que tenga el mismo o distinto uso, dando prioridad al uso hotelero.

Aquí otros artículos relacionados:
- 10/05/19 ‘El rascacielos, La Malagueta y el Parque de Málaga’. Artículo en ‘Málaga Hoy’ elaborado por arquitectos y profesores universitarios sobre el edificio de 150 metros que una empresa catarí pretende construir en el Puerto de la capital

- 07/05/19 Curioso. Diario ‘Sur’ llama ‘rascacielos’ a un edificio de 21 plantas cuando se trata de dar prestigio a un bloque alto de pisos que cuestan hasta 3,5 millones de euros, en cambio llama ‘torre’ al rascacielos de 38 plantas del Puerto de Málaga
- 26/04/19 Alberto Garzón y su equipo además de impresentables, mentirosos. Renunció a asistir al debate sobre el rascacielos del Puerto de Málaga al que había confirmado su asistencia y dan explicaciones falsas ante las críticas
- 25/04/19 Alberto Garzón, de Unidas Podemos, se carga el debate de los números uno al Congreso sobre el rascacielos del Puerto. Deja tirados a los organizadores por un ‘bolo’ en Madrid, obsesionado con ser ‘alguien’ en la ciudad de Iglesias
- 25/04/19 Confirmada la asistencia al debate sobre el rascacielos del Puerto de los tres números uno al Congreso por Málaga, Ignacio López (PSOE), Guillermo Díaz (Cs) y Alberto Garzón (Unidas Podemos). Pablo Montesinos (PP), se descuelga
- 23/04/19 El número uno del PP al Congreso por Málaga, Pablo Montesinos, da marcha atrás y se descuelga del debate sobre el rascacielos del Puerto que se celebra el próximo viernes 26 en el Instituto de Estudios Portuarios
- 12/04/19 Los números uno al Congreso por Málaga participan en un debate para hablar en exclusiva sobre el rascacielos del Puerto, el próximo 26 de abril, convocados por UGT/Puerto como miembro del colectivo Defendamos Nuestro Horizonte
- 10/04/19 El alcalde De la Torre (PP) intenta desprestigiar a través de su cabecera de referencia, ‘Sur’, a los más de 1.000 malagueños que han presentado alegaciones con su nombre, DNI y domicilio contra el rascacielos del Puerto
- 09/04/19 Ayer se presentaron en la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Málaga las más de 1.000 alegaciones en contra de la construcción en el Puerto de un rascacielos de 150 metros de altura
- 08/04/19 Objetivo cumplido. Hoy se entregan en la Gerencia de Urbanismo las más de 1.000 alegaciones en contra de la construcción de un rascacielos de 150 metros de altura en el dique de Levante del Puerto de Málaga promovido por una empresa catarí