Al creador contemporáneo malagueño con mayor proyección internacional, el Museo Reina Sofía le dedicó el año pasado una exposición retrospectiva sobre su obra. Aquella fue la semilla de esta otra en la que indaga sobre el lenguaje y ofrece resultados en paneles fotográficos, vídeos y sobre todo pintura: óleo sobre lienzo

López Cuenca: “El lenguaje no es algo etéreo que transmite ideas sino que está fundamentado en colores, en sonidos, en formas… Me pareció atractivo trabajar sobre este asunto y cuestionarlo. La responsabilidad que tiene quien lee, quien mira”

“Se dice que en realidad es gratuita la circunstancia de quien escribe y quien lee. Como que tienen el mismo valor. Pero en realidad hoy todos son condicionantes de género, de clase, de poder, de recursos a la hora de separar esos papeles de quienes leen y quienes emiten

19/02/20. Opinión. El reconocido artista visual malagueño Rogelio López Cuenca inaugura en la prestigiosa Galería Juana de Aizpuru de Madrid AQUÍ, este sábado 22 de febrero a las 12:30 horas, la exposición titulada ‘Délire de lire’, que muestra los resultados de sus últimos trabajos expuestos en paneles fotográficos, en vídeos pero sobre todo en pintura, óleos sobre lienzos. Son el fruto de sus...

...reflexiones sobre la materialidad del lenguaje. El emisor y el lector. Su falta de inocencia. Se trata de cuestionar todo eso. De hablar de la responsabilidad que tiene el que lee, el que mira. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

Rogelio López Cuenca, "Délire de lire" (VI), 162 x 162 cm, Óleo sobre lienzo / Oil on canvas, 2019.

López Cuenca reflexiona sobre “Délire de lire”: "En un contexto cultural sometido a la obligatoria traducción de todo signo a palabras, el ininterrumpido ejercicio de la lectura llega a percibirse como un fenómeno natural, como si fuera la frontera última de la interpretación: No hay más allá. Pero los significados no se construyen fuera de los marcos sociales del dominio –de las relaciones de género, de clase, de poder –, ni al margen de la propia materialidad del signo, ni sin nuestra implicación, nuestra credulidad. Defraudar ese automatismo, obstaculizar el incesante flujo de la supuesta transparencia de la lectura es quizá la más urgente y la más política de las responsabilidades de la práctica artística. Leer, como "la gitana analfabeta leyendo la mano de Paulo Freire".


EL OBSERVADOR habla con el artista

A López Cuenca, el creador contemporáneo malagueño con mayor proyección internacional, el año pasado el Museo Reina Sofía le dedicó una exposición retrospectiva sobre su obra. En esa muestra empezó a fraguarse está otra que inaugura este sábado: “Me fijé que en los medios se hablaba del trabajo expuesto siempre a partir del tema que se trataba. Cuando un espectador ve lo expuesto dice “esto va de Picasso o del mundo árabe o sobre la inmigración o sobre el turismo” [temas trabajados por López Cuenca y que figuraban en su retrospectiva]. Se ve el tema tal y como se trata. De una forma transparente. Y eso puede interpretarse como un fracaso artístico al disolverse en los términos propios de comunicación. No se ha logrado la finalidad de interrumpir su fluido”.


“Que no es otro que experimentar con el lenguaje. Si se percibe el lenguaje como transparente estamos reproduciendo el estándar de centralidad que tiene dicho lenguaje en la civilización occidental, donde el lenguaje transmite ideas como con una especie de pureza incorpórea, y el arte si se significa por algo es por trabajar precisamente con el lenguaje. Entonces me pareció oportuno trabajar precisamente no sobre ningún tema exterior, sino sobre el propio lenguaje. Sobre el propio mecanismo de la lectura. Hacer una reivindicación del proceso de la lectura como un diálogo en el que esa negociación produce los significados”.

“El poder que el lenguaje tiene para construir pensamientos sucede en los márgenes, en los intersticios de aquello en lo que no te estás fijando. Cuando el tema parece ser este o aquel las ideas que estás comunicando son otras. Entonces pensé en aquella introducción antigua de los prólogos de los libros: “A quién leyere”. Una advertencia al lector. Pues no es gratuita la circunstancia de quien escribe y quien lee. Como tuviesen el mismo valor, ajenos a condicionantes de género, de clase, de poder, de recursos a la hora de separar los papeles de quienes leen y quienes emiten. Me pareció interesante tratar sobre todo la materialidad del lenguaje. El lenguaje no es algo etéreo que transmite ideas sino que está trenzado con colores, en sonidos, en formas… Me pareció atractivo trabajar sobre este asunto y cuestionarlo. La responsabilidad que tiene quien lee, quien mira”.


Otros artículos relacionados:
1. La más visitada del año 2019. El Museo Reina Sofía asegura que la exposición retrospectiva que dedicó al artista malagueño Rogelio López Cuenca ha sido la de mayor acogida de público de todo el año pa ...
2. Ayer partieron de Nerja para el Reina Sofía las últimas obras que componen la exposición retrospectiva que el Museo Nacional le dedica al artista malagueño Rogelio López Cuenca ...
3. “Picasso andaluz” es el artículo del artista audiovisual malagueño Rogelio López Cuenca para ‘Babelia’, el suplemento cultural de ‘El País’, en el que habla sobre la ‘picassización’ de Málaga al hilo del ...
4. Los medios locales se hacen eco de la exposición sobre las entrañas del Guernica de Picasso y ‘olvidan’ mencionar que el artista malagueño Rogelio López Cuenca participa con una pieza audiovisual que explica ...
5. Surrealismo ‘kitsch’. Un texto del artista Rogelio López Cuenca sobre la actual exposición de Mark Ryden en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga ...

Mas información sobre Rogelio López Cuenca
http://www.revistaelobservador.com/component/search/?searchword=Rogelio%20L%C3%B3pez%20Cuenca&searchphrase=all&Itemid=131