‘Sur’ aplicará el ERTE solo a personal de producción no de redacción, reduciendo como mínimo un 40% la jornada, desde el Comité del periódico exigen a la empresa que “proteja a sus trabajadores”, y aunque asumen la situación, no respaldan “cualquier decisión empresarial que destruya empleo o merme las condiciones laborales de los trabajadores”

Los empleados de ‘La Opinión de Málaga’ conocerán este lunes 30 de marzo cómo afectará esta medida a la plantilla, según ha podido conocer EL OBSERVADOR, y ‘Málaga Hoy’ como mínimo también reducirá la jornada de trabajo

Varios colectivos sindicales y de periodistas ya han mostrado su descontento con la decisión. La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), uno de los sindicatos más representativos en el sector de la prensa, pide un plan de ayudas urgente para los medios de comunicación

27/03/20. Opinión. La crisis del coronavirus está pasando factura a multitud de empresas, que han tenido que bajar la persiana debido a las restricciones del Gobierno tras poner a España en Estado de Alarma. La prensa, pese al crecimiento de audiencias desde que la pandemia comenzó, también sufre los estragos de la situación debido a la caída de los ingresos publicitarios...

...principal fuente de financiación. Los mayores afectados son los medios en papel que cada vez son menos leídos y pierden audiencia a pasos agigantados. Los ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) empiezan a aplicarse prácticamente a la totalidad de los diarios españoles y las plantillas empiezan a temer las consecuencias. Todos los diarios en papel de Málaga tendrán su ERTE. El diario Sur (Vocento), La Opinión de Málaga (Prensa Ibérica) y Málaga Hoy (Grupo Joly). Todas las cabeceras pertenecen a los principales grupos de comunicación de la prensa regional en España. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

Sur, o el grupo Vocento al que pertenece, ha optado por realizar un ERTE que, de momento, “propone una reducción del 40% de la jornada laboral a aplicar a la plantilla de la parte corporativa (gestión, comercial…) pero no a las redacciones, sistemas y rotativas porque los considera imprescindibles para confeccionar las publicaciones”, así lo informa la FeSP y lo detalla el Comité de la cabecera en Twitter (AQUÍ). Desde su perfil en esta red social han lanzado un mensaje a la empresa exigiendo, “ante la crisis del Coronavirus, proteja a sus trabajadores, el mayor activo del que dispone. Aunque asumimos la situación, no podemos respaldar cualquier decisión empresarial que destruya empleo o merme las condiciones laborales de los trabajadores”.


“En estos momentos queremos destacar el sobreesfuerzo que están realizando todos los trabajadores de Prensa Malagueña para cumplir con el deber social de informar en medio de grandes dificultades y, en algunos casos, poniendo en riesgo su salud”, escribía en un hilo, desde el que también han mostrado su “solidaridad con el resto de periódicos de Vocento y otros grupos de prensa” que se encuentren en la misma situación.

Por su parte, según ha podido saber esta revista, los trabajadores de La Opinión de Málaga, del Grupo Prensa Ibérica, conocerán este lunes 30 de marzo cómo afectará la aplicación del ERTE a la plantilla, que se verá afectada de distinta manera, ya que los redactores apenas son una docena después del último expediente de reducción de personal y algunos de sus miembros son falsos autónomos. Esta es una decisión que asociaciones y sindicatos del sector piden que no sirve para la eliminación de puestos de trabajo una vez finalice el Estado de Alarma. De todas maneras el grupo ya ha anunciado a los comités de empresa que negociará el ERTE en sus medios. “Aún no ha concretado ningún detalle, pero de las conversaciones mantenidas con los representantes de los trabajadores éstos deducen que la compañía va a proponer una reducción salarial del 50% a toda la plantilla del grupo”, según informa la FeSP.


El tercero de los grupos empresariales de prensa regional el Grupo Joly, al que pertenece el diario Málaga Hoy va a aplicar un ERTE de reducción de jornada laboral a los nueve soportes informativos que tiene en Andalucía, entre los que se cuenta el de la capital de la Costa del Sol. Los trabajadores, ya castigados con reducción de plantilla, temen que la mala marcha económica del diario sirve para llevar a cabo alguna componenda laboral en su contra.


Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) / Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA) / Federación Europea de Periodistas

El secretario general del Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA), Francisco Terrón, denunció, en declaraciones a EL OBSERVADOR (AQUÍ) que “la grave transformación que está suponiendo esta crisis, no solo en lo económico sino también en cambio de hábitos de vida, en el sistema de valores, entre otros, lo tiene que contar el periodismo. No se puede quedar en manos de las redes sociales, que están plagadas de manipuladores profesionales e iluminados. Creemos que es el momento de hacer un llamamiento a que hay que reforzar la información local, hay que reforzar el periodismo y hay que apoyar más que nunca a las empresas de comunicación. Creemos que el periodismo, hoy día, es más importante que nunca, más necesario”. El sindicato hizo un llamamiento a las autoridades y pide un plan de ayudas urgente para los medios de comunicación (AQUÍ).


Y se suma al llamamiento de la Federación Europea de Periodistas (FEP), que insta a las autoridades europeas y nacionales a proteger la economía de periodistas fijos y autónomos (AQUÍ), mostrándose “muy preocupada por las medidas de reducción de costos (recortes salariales, reducciones unilaterales en las condiciones de trabajo, etc.) impuestas a periodistas y trabajadores de los medios”, considerando estas medidas como “injustas y contraproducentes”. Mientras que la Federación de Asociaciones de Periodistas en España (FAPE), se muestran confiados en que, sean cuales sean las medidas adoptadas, sean siempre provisionales y todo vuelva a la normalidad cuando finalice la crisis que ha provocado el coronavirus.


La Federación de Sindicatos de Periodistas ha emitido un comunicado con el título “Oleada de ERTE en los medios de comunicación” donde se describen las intenciones de las principales empresas editoras en relación a la aplicación de los ERTE en sus cabeceras. El documento puede leerse en su fuente original AQUÍ, y a continuación esta revista lo ofrece integro a sus lectores por su importancia.

Oleada de ERTE en los medios de comunicación

Grandes grupos de comunicación y empresas pequeñas aplicarán reducciones temporales de jornada o de plantilla para afrontar las pérdidas por la crisis del coronavirus

Numerosas empresas de medios de comunicación, tanto de los grandes grupos como pequeñas, han comenzado a presentar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). El sector de la información, después del de la construcción, fue uno de los sectores más afectados por la crisis económica de la última década, con más de 13.000 despidos y el cierre de varios centenares de medios, y ahora también se ve gravemente afectado por  la pandemia del coronavirus.

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), al ser uno de los sindicatos más representativos en el sector de la prensa y, por ello, con legitimación para negociar con la patronal, como otras centrales sindicales generalistas, ya está negociando los ERTE en varias empresas y ha recibido peticiones para constituir comisiones negociadoras en otras cuya plantilla no tiene representación sindical.

Cuando aún no se han cumplido aún los 14 días del estado de alarma que declaró el Gobierno, algunas de las empresas que han anunciado la presentación de ERTE son las siguientes:

– Grupo Prensa Ibérica. Ha anunciado a los comités de empresa -buena parte de ellos son de la FeSP- que negociará ERTE en sus medios. Aún no ha concretado ningún detalle, pero de las conversaciones mantenidas con los representantes de los trabajadores éstos deducen que la compañía va a proponer una reducción salarial del 50% a toda la plantilla del grupo. Afectará, entre otros medios, a El Periódico de Cataluña, Diario Córdoba, Diario de Mallorca, el deportivo Sport y las demás publicaciones.

– Grupo Vocento. Propone una reducción del 40% de la jornada laboral a aplicar a la plantilla de la parte corporativa (gestión, comercial…) pero no a las redacciones, sistemas y rotativas porque los considera imprescindibles para confeccionar las publicaciones. Además, reducirá el sueldo al comité directivo del Grupo pero no la jornada. Se verán afectados ABC, los diarios regionales del grupo y las demás publicaciones.

– Grupo Joly. Este grupo de medios de Andalucía va a aplicar un ERTE de reducción de jornada en sus nueve cabeceras: Diario de Cádiz, Diario de Sevilla, Diario de Almería, Diario de Jerez, Málaga Hoy, Granada Hoy, El Día de Córdoba, Huelva Información y Europa Sur.

Ilunion. El grupo empresarial de la Organización Nacional de Ciegos de España (ONCE), en el que trabajan más de ocho mil personas, ha anunciado ERTE de reducción de jornada y salario en varias empresas, entre ellas Ilunion Retail y Comunicación, que se encarga de las publicaciones impresas y digitales y de la comunicación e imagen corporativa. No se verá afectada la agencia de noticias Servimedia.

Eldiario.es. Su director, Ignacio Escolar, ha publicado en el digital que no quieren llevar a cabo despidos ni reducciones de jornada, porque en este momento la información es más necesaria que nunca y necesitan a toda la redacción. Pero como las pérdidas económicas van a ser muy cuantiosas por esta crisis (las calculan al menos en 500.000 euros este año, y eso si esta situación dura poco tiempo), van a aplicar una reducción de entre el 10% y el 30% a los salarios más altos (afectará solo a los jefes y directivos) y suben la cuota a los socios de 60 a 80 euros al año.

– Mediapro. La compañía audiovisual de Jaume Roures aplicará un ERTE a 1.200 personas de su plantilla, y complementará lo que les pague el Estado para que las de salarios más bajos perciban el 100% y las que los tienen más altos cobren el 75%. También ha reducido entre un 15% y un 25% los salarios superiores a 80.000 euros anuales y un 50% los de los máximos directivos.

A esos expedientes de regulación temporal de empleo hay que añadir otros muchos que han presentado o van a presentar empresas de comunicación modestas de toda España, que no tienen representación sindical en su plantilla y no trascienden a la luz pública.

La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) considera que, ante una crisis de la que no son responsables las empresas pero tampoco los trabajadores, no sería justo que solamente estos sufran los recortes. Por ello, pide a los empresarios que, como el Gobierno ha aprobado exonerarlos del pago de las cotizaciones sociales durante los ERTE, ellos deben complementar los salarios para que las personas afectadas perciban el 100% durante el tiempo que duren las medidas a aplicar.