OPINIÓN. Carta al Director. Por Mara Escorte
Feminista

25/02/14. Opinión. Mara Escorte, feminista malagueña, explica en esta Carta al Director de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com su opinión sobre uno de los carteles que recogen la oferta cultural del Centro de Arte Contemporáneo de la ciudad. En concreto se refiere al de la actividad ‘Miradas de mujer’, cuyo cartel refleja otra parte de la anatomía.

‘Miradas de mujer’: curioso título, cuando lo único que detalla la imagen es… un culo de mujer

INTERESÁNDOME por la oferta cultural de la ciudad he encontrado el cartel de "Miradas de mujer”. Curioso título cuando lo único que detalla la imagen es un culo de mujer. Así de fuerte. Como mujer, me siento insultada y no me cabe en la cabeza que cualquier persona haya podido dar el visto bueno a esta imagen: en los tiempos que corren es inaudito. Quizás en los años 80 era posible encontrar y hasta justificar imágenes de cosificación femenina, pero en el siglo XXI no doy crédito.

HA sido desafortunada la elección de esa fotografía, da igual de donde provenga, porque realmente la responsabilidad institucional parte de quién hace la publicidad. Cualquier persona de a pie, malagueñas y malagueños que vean este reclamo publicitario, es posible que se planteen qué tipo de actividad están ofreciendo, sin más. En nuestro devenir diario no da tiempo a muchas reflexiones por eso hay que ser  muy cuidadoso o cuidadosa a la hora de exponer mensajes en la calle y más aun partiendo de un organismo público.

¿SERÁ que el director del CAC se ha quedado anclado en los estereotipos sexistas y machistas del siglo pasado? ¿De dónde ha salido este hombre, se ha formado en género para llevar algo tan importante como la transmisión de la cultura? ¿No tiene el ayuntamiento un órgano de igualdad de género, que pueda supervisar toda la información que sale a la calle para la ciudadanía? ¿El alcalde ha dado el visto bueno? No creo.

TROCEAR los cuerpos de mujer, como si se pudieran desmembrar, ha sido una costumbre misógina que ya ha pasado a otro nivel. Cuando veo este tipo de campañas siempre me pregunto cómo resultaría al darle la vuelta, es decir, si utilizáramos el cuerpo de un hombre troceado, enseñando solo partes de su cuerpo, su torso, o su culo puesto el caso. Estoy segura que muchas personas se indignarían.

LA actividad en sí me parece muy interesante, pero la forma de presentarla no dista mucho de cualquier cartelería de un lugar de copas y señoritas de compañía. Si por mí fuera sancionaría esta campaña, la pena es que seguramente esta carta no llegará a ningún lugar.

LAMENTABLE. ¿Hasta cuándo estaremos viviendo esta discriminación de género? y es más ¿hasta cuándo las personas no sabrán detectar que este tipo de imágenes son sexistas y generan violencia contra las mujeres?