“Mientras nos bombardean con mentiras y discursos de odio contra todo lo que tenga que ver con inmigración forzosa, algunas instituciones, como el Ayuntamiento de Málaga, prefieren callar y otorgar”

OPINIÓN. Málaga desde dentro
Por Antonio Soler. Secretario político del PCPE en Málaga


06/09/18. Opinión. El secretario político del PCPE en Málaga, Antonio Soler, (@AntonioSolerF92) reflexiona en su colaboración quincenal para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre el repunte racista ante la llegada de inmigrantes que huyen de la guerra y la miseria. “Si mañana hay otra crisis del sistema y en España te es imposible vender tu fuerza de trabajo, tendrás que emigrar. Si mañana...

...bombardean Málaga (otra vez) desde Huelin hasta El Palo, tendrás que emigrar. Si mañana te vuelven a avasallar con mensajes de odio hacia el que viene de fuera y solo tiene sus manos para trabajar, di no al burgués”, recoge Soler.

Inmigrantes malvenidos

VOLVEMOS de las vacaciones y no podemos empezar de otra forma que hablando de inmigración. Han llegado a nuestras costas miles de inmigrantes que en la mayoría de los casos han sido alojados en pabellones.

HAY dos tipos de inmigración: la turística y la forzosa. La primera de ellas molesta a los que nos levantamos temprano y necesitamos descansar. La segunda molesta a algunos empresarios que no ven beneficio alguno en este tipo de inmigración. Pero, a veces, este tipo de empresario alivia su molestia pagando menos por la mano de obra inmigrante. Ahí es cuando su crispación la generan los españoles “que no tienen ganas de trabajar”.

MIENTRAS nos bombardean con mentiras y discursos de odio contra todo lo que tenga que ver con inmigración forzosa, algunas instituciones, como el Ayuntamiento de Málaga, prefieren callar y otorgar. La ambigüedad ante este tipo de situaciones no significa que los ambiguos no tengan una postura clara, la tienen, y muy clara. Me temo que quien lee estas líneas sabe bien qué piensan nuestros gobernantes. La decisión la toman porque son conscientes de que no hace falta aún más propaganda clasista y racista, ya saben que nos tienen bien adoctrinados para llegar a odiar a personas que solo poseen su fuerza de trabajo y que la venden a aquel o a aquella que quiera comprarla, como nosotros, igualitos.

YO tampoco poseo fábricas, mi familia no posee tierras. Yo también tengo que vender el fruto de mi trabajo para poder sobrevivir. ¿Por qué iba a estar en contra de alguien que es igual que yo? Si estás en la misma situación, eres de mi misma clase social. Si mañana hay otra crisis del sistema y en España te es imposible vender tu fuerza de trabajo, tendrás que emigrar. Si mañana bombardean Málaga (otra vez) desde Huelin hasta El Palo, tendrás que emigrar. Si mañana te vuelven a avasallar con mensajes de odio hacia el que viene de fuera y solo tiene sus manos para trabajar, di no al burgués.

¿QUÉ podemos hacer en Málaga? ¿Pueden los trabajadores solucionar algo? La respuesta es afirmativa, sí, podemos cambiar la realidad. La esencia de Málaga, que no son más que aquellas personas que se levantan bien temprano para poner en marcha la ciudad, puede organizarse para decir basta. Si somos capaces de hacer funcionar el mundo, somos capaces de transformar la realidad.

NOS veremos en la fábrica, en la oficina o tomando el cielo por asalto. En caso contrario, nos vemos en un pabellón de Alemania.

PUEDE leer aquí anteriores artículos de Antonio Soler:
- 19/07/18 Prohibido aparcar. Motivo: ¿limpiar las calles?
- 05/07/18 Tu hijo se droga, ¿quién tiene la culpa?
- 21/06/18 Personas con diversidad funcional, e inadaptados

- 07/06/18 Megalitismo, la nueva estrategia del PP Málaga