Los partidos de los dos bloques cuestionan las bases de este sistema que condena a millones de trabajadores españoles al paro y la precariedad, mientras las grandes fortunas del país multiplican sus beneficios a nuestra costa”

OPINIÓN. Málaga desde dentro. Por Daniel Tomaselli
Historiador y responsable de comunicación del PCTE Málaga


22/04/19. Opinión. Daniel Tomaselli, historiador y responsable de comunicación del PCTE en Málaga, reflexiona en su habitual colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre las elecciones del próximo día 28 y lanza un alegato: “Frente a los que amenazan con privatizar la sanidad y la educación decimos; Partido Comunista para expulsar a las empresas de los institutos y los hospitales...

...Frente a los que pretenden abaratar el despido decimos; Partido Comunista para derogar las reformas laborales. Frente a los que pretenden subir la edad de jubilación a los 67 años decimos; Partido Comunista para establecer la edad de jubilación a los 60 años. Frente a las empresas que inundan el espacio público de nuestra ciudad de patinetes y terrazas decimos; Partido Comunista para proteger el espacio público de nuestras ciudades. Frente a los que quieren profundizar en la construcción de un país para una minoría privilegiada decimos; Partido Comunista para empezar a construir un país para la clase obrera”.

28A. Una vez más nos invitan a elegir el color de nuestras cadenas ¿Y si nos atrevemos a romperlas?

ESTE 28 de abril los malagueños estamos llamados a acudir una vez más a las urnas para elegir quiénes nos deberían representar en el Congreso de los Diputados.


UNA vez más se desata la competición entre los distintos partidos por atraer el voto hacia su formación política, una competición “a la americana”, plagada de sonrisas y fuegos de artificio, pero cada vez más vaciada de contenido, cada vez más lejos de los problemas diarios a los que nos enfrentamos los trabajadores de este país.

UNA campaña, la de estas elecciones, marcada por la existencia de un bipartidismo ampliado a izquierda y a derecha. Por un lado la propuesta de gestión socialdemócrata, en manos de un PSOE que se apoya sobre Unidas Podemos, aquellos que decían venir a asaltar los cielos y que ahora se conforman con hacer las veces de “muleta” de los de Pedro Sánchez.

POR otro lado la gestión liberal, encabezada por un PP venido a menos que necesita el apoyo de Ciudadanos y de aquellos que portan el programa de máximos de las elites económicas de nuestro país; VOX.

NINGUNO de los partidos de los dos bloques cuestionan las bases de este sistema que condena a millones de trabajadores españoles al paro y la precariedad, mientras las grandes fortunas del país multiplican sus beneficios a nuestra costa.

LOS diferentes partidos del arco parlamentario nos ofrecen la posibilidad de elegir el color de nuestras cadenas, de escoger el sabor de la salsa en la que nos van a cocinar. Tal vez sea el momento de negarse a ser devorados por el hambre del capital, tal vez sea el momento de romper nuestras cadenas.

FRENTE al programa de máximos de las élites que defiende VOX, respondamos con el programa de máximos de la mayoría trabajadora de España. En estas elecciones estará presente, de nuevo, el Partido Comunista (PCTE).

DE esta forma, a pesar de que ciertos medios de comunicación como el Diario SUR impidan la participación de los comunistas en los debates políticos que organizan en nuestra ciudad, el pueblo malagueño podrá contar con una propuesta auténticamente obrera.

ASÍ, frente a los que amenazan con privatizar la sanidad y la educación decimos; Partido Comunista para expulsar a las empresas de los institutos y los hospitales. Frente a los que pretenden abaratar el despido decimos; Partido Comunista para derogar las reformas laborales. Frente a los que pretenden subir la edad de jubilación a los 67 años decimos; Partido Comunista para establecer la edad de jubilación a los 60 años. Frente a las empresas que inundan el espacio público de nuestra ciudad de patinetes y terrazas decimos; Partido Comunista para proteger el espacio público de nuestras ciudades. Frente a los que quieren profundizar en la construcción de un país para una minoría privilegiada decimos; Partido Comunista para empezar a construir un país para la clase obrera.

ESTE 28 de abril los malagueños podremos volver a votar por “el mal menor”, por una de las opciones que nos ofrece la clase dominante, o podemos pedirlo todo para clase obrera,  apostando por el Partido Comunista de los Trabajadores de España.

PINTAR o romper nuestras cadenas, depende de nosotros.

PUEDE leer aquí anteriores artículos de Daniel Tomaselli:
- 22/04/19 28A. Una vez más nos invitan a elegir el color de nuestras cadenas ¿Y si nos atrevemos a romperlas?
- 21/03/19 Supermercados Día, los sindicatos de la patronal y la lucha contra el ERE
- 07/03/19 8 de marzo. ¿Por qué las mujeres trabajadoras no comparten causa con la Reina Leticia?

- 07/02/19 81 años de la Desbandá. Una dosis de memoria contra la epidemia del olvido
- 24/01/19 Los problemas de acceso al PTA. Soluciones contra unas horas de trabajo que nadie paga 
- 27/12/18 La otra cara de la luz. El gran gasto en alumbrado navideño en tiempos de pobreza energética
- 29/11/18 Crónicas de la miseria. Casi la mitad de los malagueños tienen ingresos por debajo del salario mínimo
- 15/11/18 Huérfanos de cultura. La decadencia de la propuesta cultural del Centro de Málaga
- 02/11/18 Noviembre contra el miedo. La lacra de la violencia machista sigue golpeando la provincia de Málaga
- 18/10/18 Los médicos de familia de Málaga en pie de guerra. Una aproximación a la huelga de los facultativos
04/1018 Las apuestas deportivas. Una falsa esperanza para la clase trabajadora malagueña 
- 20/09/18 Universitario busca casa. La odisea de alquilar un piso en Málaga
- 05/09/18 Inmigrantes malvenidos
- 19/07/18 Prohibido aparcar. Motivo: ¿limpiar las calles?
- 05/07/18 Tu hijo se droga, ¿quién tiene la culpa?