“Ya se sabe que una imagen vale más que mil palabras. Y la frontera de clases que el Ayuntamiento colocó, separando a aquellos malagueños que podían permitirse los entre 86 y 95 euros del abono de butacas en calle Larios, de los que querían ver las procesiones de pie, constituye un vergonzoso ejemplo del proceso de privatización del espacio público del Centro de la ciudad”

OPINIÓN. Málaga desde dentro. Por Daniel Tomaselli
Historiador y responsable de comunicación del PCTE Málaga

02/05/19. 
Opinión. Daniel Tomaselli, historiador y responsable de comunicación del PCTE en Málaga, reflexiona en su habitual colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre “la privatización del espacio público” en el Centro de la capital malagueña. “La fotografía de cientos de personas encaramadas tras las vallas que impedían el acceso a calle Larios durante la Semana Santa se...

...ha convertido, por encima de cualquier procesión, en la imagen con la que se recordará la Semana Santa malagueña de 2019. Pero este “no es el único ejemplo de privatización del espacio público”, indica Tomaselli, que hace alusión a la excesiva ocupación de las terrazas de los bares y a la invasión de los patinetes eléctricos.

Vallas, tribunas, patinetes y terrazas. La privatización del espacio público del Centro de Málaga

LA
fotografía de cientos de personas encaramadas tras las vallas que impedían el acceso a calle Larios durante la Semana Santa se ha convertido, por encima de cualquier procesión, en la imagen con la que se recordará la Semana Santa malagueña de 2019.



YA se sabe que una imagen vale más que mil palabras. Y la frontera de clases que el Ayuntamiento colocó, separando a aquellos malagueños que podían permitirse los entre 86 y 95 euros del abono de butacas en calle Larios, de los que querían ver las procesiones de pie -como la mayoría de los malagueños las ven-, constituye un vergonzoso ejemplo del proceso de privatización del espacio público del Centro Histórico de nuestra ciudad.

Y
es que, a pesar de los intentos de justificar la decisión con apelaciones a la seguridad ciudadana, a nadie se le escapa que las vallas, de casi dos metros de altura, no solo dificultaban la visión, sino que podían ser hasta peligrosas para la integridad física de las cientos de personas que se agolpaban sobre ellas para intentar ver las procesiones.


CADA vez más butacas, más tribunas y ahora… las famosas vallas. Parece que el Ayuntamiento y las cofradías llevan tiempo dándole vueltas a la cuestión de cómo hacer de la Semana Santa un negocio más lucrativo, aunque sea a costa de limitar la libertad de movimiento de los malagueños por su propia ciudad.

PERO la Semana Santa no es el único ejemplo de privatización del espacio público, las terrazas de los bares del centro ocupan cada vez más espacio de suelo público, incluso llegan a tapar monumentos de nuestro centro histórico, y son protagonistas de la contaminación acústica de la zona que afecta especialmente a los vecinos que residen en esa parte de la ciudad.

IGUALMENTE, los patinetes eléctricos aparcados en cualquier esquina (o incluso en mitad de cualquier calle), demuestran que en nuestra ciudad todo es posible para las empresas privadas, que parecen estar por encima de las leyes, el patrimonio y las personas que quieren pasear y disfrutar de Málaga sin enfrentarse a una carrera de obstáculos.

VIVIMOS tiempos donde mandan las empresas privadas, donde prevalecen los privilegios de una minoría, ya va siendo hora de recuperar nuestra ciudad.

PUEDE leer aquí anteriores artículos de Daniel Tomaselli:
- 22/04/19 28A. Una vez más nos invitan a elegir el color de nuestras cadenas ¿Y si nos atrevemos a romperlas?
- 21/03/19 Supermercados Día, los sindicatos de la patronal y la lucha contra el ERE

- 07/03/19 8 de marzo. ¿Por qué las mujeres trabajadoras no comparten causa con la Reina Leticia?
- 07/02/19 81 años de la Desbandá. Una dosis de memoria contra la epidemia del olvido
- 24/01/19 Los problemas de acceso al PTA. Soluciones contra unas horas de trabajo que nadie paga 
- 27/12/18 La otra cara de la luz. El gran gasto en alumbrado navideño en tiempos de pobreza energética
- 29/11/18 Crónicas de la miseria. Casi la mitad de los malagueños tienen ingresos por debajo del salario mínimo
- 15/11/18 Huérfanos de cultura. La decadencia de la propuesta cultural del Centro de Málaga
- 02/11/18 Noviembre contra el miedo. La lacra de la violencia machista sigue golpeando la provincia de Málaga
- 18/10/18 Los médicos de familia de Málaga en pie de guerra. Una aproximación a la huelga de los facultativos
04/1018 Las apuestas deportivas. Una falsa esperanza para la clase trabajadora malagueña 
- 20/09/18 Universitario busca casa. La odisea de alquilar un piso en Málaga
- 05/09/18 Inmigrantes malvenidos
- 19/07/18 Prohibido aparcar. Motivo: ¿limpiar las calles?
- 05/07/18 Tu hijo se droga, ¿quién tiene la culpa?