“El pueblo malagueño no merece ver, una vez más, cómo se amenaza al patrimonio cultural de nuestra ciudad. Es preciso tomar conciencia de que la cultura debe ser un derecho accesible para todos y no un lujo para unos pocos”

OPINIÓN. Málaga desde dentro. Por Daniel Tomaselli
Historiador y responsable de comunicación del PCTE Málaga

27/06/19. 
Opinión. Daniel Tomaselli, historiador y responsable de comunicación del PCTE en Málaga, reflexiona en su habitual colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre la decisión de la Orquesta Filarmónica de Málaga (OFM) de convocar una huelga por los recortes que viene sufriendo desde hace años. “Al problema inicial de la falta de auditorio y lugar de ensayo adecuado para albergar a...

...casi un centenar de músicos, habría que sumar, a partir de 2013, la ola de recortes que amenaza con sumergir a nuestra orquesta. Los recortes, como casi siempre, comenzaron con la reducción de la plantilla, con el proyecto de pasar de 90 a 75 músicos, además de la reducción del personal técnico y administrativo. A continuación llegaron los recortes en salarios y en sustituciones a los trabajadores jubilados y otras irregularidades varias como la ausencia de un concurso para cubrir el puesto de Director Titular y Artístico”, explica Tomaselli.

Con la música a otra parte. La Orquesta Filarmónica de Málaga, en huelga contra los recortes

LA historia de la Orquesta Filarmónica de Málaga (OFM) tiene su origen en el año 1991. El sueño de dotar a nuestra ciudad de un referente cultural, que pudiera ofrecer al conjunto de los malagueños música de calidad con directores y solistas destacados del panorama nacional e internacional, no siempre ha contado con el apoyo institucional que un proyecto de esta importancia requiere.

LA OFM nace sin auditorio, teniendo que adaptarse a un lugar carente de la sonorización adecuada como lo es el Teatro Cervantes, y acostumbrándose a suspirar por la eterna promesa de la construcción de un auditorio que, en 2019, todavía no existe.


AL problema inicial de la falta de auditorio y lugar de ensayo adecuado para albergar a casi un centenar de músicos, habría que sumar, a partir de 2013, la ola de recortes que amenaza con sumergir a nuestra orquesta.

LOS recortes, como casi siempre, comenzaron con la reducción de la plantilla, con el proyecto de pasar de 90 a 75 músicos, además de la reducción del personal técnico y administrativo. A continuación llegaron los recortes en salarios y en sustituciones a los trabajadores jubilados y otras irregularidades varias como la ausencia de un concurso para cubrir el puesto de Director Titular y Artístico.

UNA situación que traspasa las fronteras malagueñas, pues engloba a las cuatro orquestas andaluzas.

EL pueblo malagueño no merece ver, una vez más, cómo se amenaza al patrimonio cultural de nuestra ciudad. Es preciso tomar conciencia de que la cultura debe ser un derecho accesible para todos y no un lujo para unos pocos.

LOS músicos de la OFM son plenamente conscientes de ello, por lo que la representación de los trabajadores, con el apoyo de CCOO, comenzaron desde 2015 una serie de acciones y movilizaciones denunciando esta situación y presentando varios proyectos para relanzar la actividad de la orquesta, buscar sistemas de ingresos mayores y ser accesibles para el conjunto de la sociedad malagueña.

ASÍ, se recogieron más de 7.600 firmas de apoyo para intentar evitar los recortes y dar solución a la situación de la OFM, se agotaron todas las vías de dialogo posibles pero lo único que recibieron de las instituciones fue el rechazo y desprecio por parte de las mismas.

POR todo ello ha llegado el momento de decir ¡basta! Ante la pasividad de las instituciones los músicos de la OFM han decidido convocar una huelga en defensa de la cultura y los derechos de los trabajadores.

AHORA nos toca a nosotros, al conjunto del pueblo malagueño,  estar a la altura. Apoyar sus reivindicaciones, que son las nuestras, defender nuestra dignidad como clase y como pueblo en defensa de nuestro patrimonio cultural. E impedir por todos los medios que, aquellos que pretenden dejarnos huérfanos de cultura, empujen a los trabajadores de la OFM a marcharse… con la música a otra parte.

PUEDE leer aquí anteriores artículos de Daniel Tomaselli:
- 13/06/19 Selectividad. Un obstáculo para el desarrollo académico de los jóvenes de familias trabajadoras
- 30/05/19 Vivir por encima de nuestras posibilidades y la jubilación del Rey Juan Carlos
- 16/05/19 Horas extra contra el empleo en Málaga. El negocio de la patronal
- 22/04/19 28A. Una vez más nos invitan a elegir el color de nuestras cadenas ¿Y si nos atrevemos a romperlas?
- 21/03/19 Supermercados Día, los sindicatos de la patronal y la lucha contra el ERE
- 07/03/19 8 de marzo. ¿Por qué las mujeres trabajadoras no comparten causa con la Reina Leticia?
- 07/02/19 81 años de la Desbandá. Una dosis de memoria contra la epidemia del olvido
- 24/01/19 Los problemas de acceso al PTA. Soluciones contra unas horas de trabajo que nadie paga 
- 27/12/18 La otra cara de la luz. El gran gasto en alumbrado navideño en tiempos de pobreza energética
- 29/11/18 Crónicas de la miseria. Casi la mitad de los malagueños tienen ingresos por debajo del salario mínimo
- 15/11/18 Huérfanos de cultura. La decadencia de la propuesta cultural del Centro de Málaga
- 02/11/18 Noviembre contra el miedo. La lacra de la violencia machista sigue golpeando la provincia de Málaga
- 18/10/18 Los médicos de familia de Málaga en pie de guerra. Una aproximación a la huelga de los facultativos
04/1018 Las apuestas deportivas. Una falsa esperanza para la clase trabajadora malagueña 
- 20/09/18 Universitario busca casa. La odisea de alquilar un piso en Málaga
- 05/09/18 Inmigrantes malvenidos
- 19/07/18 Prohibido aparcar. Motivo: ¿limpiar las calles?
- 05/07/18 Tu hijo se droga, ¿quién tiene la culpa?