“Mi visión de Málaga, de las cosas que escriba sobre esta bendita ciudad, serán comentadas de un modo sencillo, que para complejidades ya están los sabios, con el modo de pensar del ciudadano de a pie. Que no entiende mucho de estadísticas, ni sabe bien cómo funciona la bolsa, ni por qué cuando el precio del petróleo sube, se encarece la gasolina, pero cuando baja, cuesta lo mismo”

OPINIÓN. Vox populi
Por Dolors Lluy. Ciudadana


11/09/18. Opinión. Dolors Lluy, poeta ibicenca que estuvo afincada en Málaga durante  13 años, estrena una sección para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com llamada Vox populi en la que con una periodicidad quincenal comentará asuntos sobre la actualidad malagueña. La cual sigue muy de cerca, pues confiesa que “de algún modo sigo estando porque nunca me marché...

...del todo. Mi afecto por Málaga es inquebrantable, aunque no siempre la entienda ni comparta muchas cosas de las que aquí suceden. Aquí me hice poeta, aquí he vivido gran parte de los acontecimientos más importantes de mi vida y aquí tengo a la mayoría de mis amigos”. Efectos secundarios es el título de su libro de poesía.

Aquí estoy

NO sabía bien sobre qué escribir en este primer artículo para la revista EL OBSERVADOR, así que decidí presentarme y aprovechar para hacer, de paso, toda una declaración de intenciones.


NO me agrada hablar sobre mí y prefiero guardar ese tema para mis versos, aunque para que no se vean en la obligación de tener que comprar mi único libro publicado, haré un breve resumen porque tampoco tengo tantas cosas que contar o bien, no todos los hechos son confesables.

HE tenido la suerte de que mis ancestros fueran de Ibiza, y ahí nací, cuando llegaban los primeros turistas a la isla y era considerada un paraíso hippy a nivel internacional. Hace muchos años de eso, y aunque no sea lo mismo, sigue quedando mucho de ese ideal bucólico que arrastraba a los jóvenes a buscar en la isla lo que no encontraban en sus lugares de origen.

NO todos pueden vivir donde hubieran querido, la mayoría de las ocasiones no tenemos la oportunidad de hacerlo por la familia, trabajo o dinero, en cambio yo me quedé con ustedes, libremente, durante trece años y de algún modo sigo estando porque nunca me marché del todo. Mi afecto por Málaga es inquebrantable, aunque no siempre la entienda ni comparta muchas cosas de las que aquí suceden. Aquí me hice poeta, aquí he vivido gran parte de los acontecimientos más importantes de mi vida y aquí tengo a la mayoría de mis amigos.

MI visión de Málaga, de las cosas que escriba sobre esta bendita ciudad, serán comentadas de un modo sencillo, que para complejidades ya están los sabios, con el modo de pensar del ciudadano de a pie. Que no entiende mucho de estadísticas, ni sabe bien cómo funciona la bolsa, ni por qué cuando el precio del petróleo sube, se encarece la gasolina, pero cuando baja, sigue costando lo mismo (cuando no sube). Esa soy yo.

SERÁ entonces nuestro día a día, sobre cualquier tema de actualidad, importante o menos, con el mismo parecer que tendría cualquier vecina de su bloque, el camarero que le sirve todas las mañanas su mitad doble y un pitufo mixto o el tendero de su barrio.

ESPERO (y les agradeceré) que me acompañen cada quincena. ¿Empezamos?