Boquerón en vinagre

“Son perfectos equilibristas en el alambre, firmes creyentes de que, manteniendo esa postura, los problemas se extinguirán, cuando en realidad lo que hacen es pudrirse, enquistarse e ir a peor. Como lo importante es lo suyo y lo que les toca, cualquier otro asunto les trae al pairo”

OPINIÓN. Boquerón en vinagre
. Por Francisco Palacios Chaves
Programador informático


30/10/19. Opinión. El programador informático Francisco Palacios, en su colaboración habitual para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com publica un artículo donde habla de los ‘templaitos’: “En muchos casos, esa actitud del templaito no es más que el escondite perfecto para ocultar su verdadero pensamiento, del que se avergüenza o para el que no tiene el suficiente valor de reconocerse...

Hoy, la mentira es la vara del pastor, la zanahoria que sigue el burro, el anzuelo en el que muchos pican. En un mundo en el que sólo se leen titulares, la patraña es la estrella de las redacciones y de los asesores políticos

OPINIÓN. Boquerón en vinagre
. Por Francisco Palacios Chaves
Programador informático


24/10/19. Opinión. El programador informático Francisco Palacios continúa con su colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com con un artículo donde habla de la mentira: “Se inventan estadísticas, se ningunean informes oficiales, se atribuyen a circunstancias actuales hechos acaecidos en otro tiempo y lugar, se recortan videos, se falsean fotografías, se tergiversa la Historia, se niega la...

“Malmira a todo el que critique o ponga el dedo sobre las llagas abiertas de esta ciudad. Esos, para él, no son malagueños, porque el malagueño de verdad no puede decir más que cosas buenas de Málaga”

OPINIÓN. Boquerón en vinagre
. Por Francisco Palacios Chaves
Programador informático


17/10/19. Opinión. El programador Francisco Palacios comienza su nueva colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com con un artículo donde habla de ‘El malaguita’, “Su principal característica es ese afán inmovilista, conservador del ADN boquerón, habitante de un mundo en el que no hay nada mejor que lo suyo y que nadie se lo toque”...