El Gobierno provincial defiende que hizo una oferta pública a través del Servicio Andaluz de Empleo y han acabado contratando casualmente para “obras y servicios” a la exdirectora técnica de los Centros de Atención Especializada

03/02/16. Sociedad. El PP ha contratado desde el Gobierno de la Diputación a Edelmira Romero, una publicista para que gestione la marca ‘Sabor a Málaga’. Su nombramiento se hizo efectivo a finales del año pasado, cinco meses después de que abandonase el cargo de directora técnica de los Centros de Atención Especializada del ente, en virtud del acuerdo de Gobierno que el PP...

...cerró con C’s. Romero era entonces eventual y cobraba por su puesto de trabajo 42.000 euros anuales. La Diputación de Bendodo defiende que no se trata de una repesca, sino que hizo una oferta pública a través del Servicio Andaluz de Empleo, y Romero ha sido ‘fichada’ mediante un contrato “para obras y servicios”, en este caso para gestionar la marca gastronómica.  EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com ha tenido acceso a la documentación y recoge también las declaraciones que el portavoz de C’s en la administración hizo esta semana a la Ser: “Queremos conocer la relación de trabajadores y sus funciones porque nos oponemos a que esto sea una casa de recolocación del PP, y por eso vamos a mirar con lupa el trabajo que desarrollan los empleados”. Son palabras que llegan tarde, los exdirectores de Comunicación y Medio Ambiente de la legislatura pasada, o el excoordinador de Presidencia ya encontraron acomodo a los meses de comenzar la legislatura. Son Marta Olea, Carlos García y Germán Gémar.

PP y C’s cerraron hace ya casi seis meses un acuerdo de gobierno para la Diputación provincial por la cual Elías Bendodo mantendría el poder en el ente durante cuatro años más y a cambio haría una serie de concesiones para contentar a sus nuevos socios. Los de Gonzalo Sichar tragaron. La Diputación tuvo que cesar a más de una decena de asesores y directores técnicos, entre otro personal eventual. Entre los cesados por el decreto 1885/2015 (con fecha de 30 de junio) se encontraba Edelmira Romero, que fue contratada en julio de 2011 mediante decreto 3643/2011.


ROMERO
ahora ha vuelto a la Diputación provincial. Ya no es directora técnica de los Centros de Atención Especializada, cargo por el que percibió durante los últimos cuatro años 42.000 euros anuales. Ahora está contratada en calidad de licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y su nuevo cometido es gestionar la identidad de Sabor a Málaga, la marca gastronómica de la administración. Así viene reflejado en un acta de la Junta de Gobierno provincial en el que la diputada delegada de Recursos Humanos propone autorizar “la contratación laboral por Obra o Servicio Determinado para la ejecución de tareas relacionadas con la gestión de la marca cuya finalidad es promocionar y difundir la referida marca en diversos canales de comunicación”. La contratación cuenta también con el informe favorable del interventor.

ÉSTE
no es el único ejemplo. Como ya se ha explicado, el pacto de Gobierno entre el PP y Ciudadanos para que Bendodo continuara en la presidencia contemplaba una reducción de cargos de confianza. Eso no es problema para el equipo de Gobierno, que ya creó en la legislatura pasada tres puestos de dirección general y a finales de julio abrió una convocatoria para ocuparlos con unos requisitos laborales muy minuciosos, con determinadas carreras académicas y exigiendo incluso experiencia en la administración (ver Bendodo continúa colocando a ‘la famiglia’ en la Diputación. Gente del PP que ha quedado fuera y puede ‘entrar’ a dedo en los cargos creados para eso. Germán Gémar, exdelegado de Medio Ambiente; Carlos García, excoordinador de Presidencia). Y así fue. Marta Olea, exdirectora de Comunicación; Germán Gémar, su homólogo en Medio Ambiente; y Carlos García, excoordinador de Presidencia, encontraron de nuevo acomodo en la institución provincial.

A
pesar de las evidencias (para estos tres ejemplos se crearon estos tres puestos de director general), Gonzalo Sichar, portavoz de C’s, mantuvo a la Ser este lunes que no quería que la Diputación se convirtiese en una “casa de recolocación del PP”. De momento poco han hecho para evitarlo, mientras el equipo de Gobierno provincial sigue ignorando las críticas. El portavoz de C’s también señalaba que para este caso en concreto ya se ha pedido toda la documentación “p
ara analizarlo a fondo, pero en principio, este asunto no concuerda con la idea que se suscribió durante el acuerdo de investidura”.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
- 21/09/15 Otra predicción acertada de EL OBSERVADOR. Marta Olea, Carlos García y Germán Gémar, del PP, vuelven a la Diputación, lo que adelantó esta revista en julio. Los puestos salieron en un edicto con requisitos ‘sorprendentemente’ concretos
- 30/07/15 
Bendodo continúa colocando a ‘la famiglia’ en la Diputación. Gente del PP que ha quedado fuera y puede ‘entrar’ a dedo en los cargos creados para eso. Germán Gémar, exdelegado de Medio Ambiente; Carlos García, excoordinador de Presidencia
- 27/07/15 
Bendodo sigue contratando amigos y burlando el pacto con C’s. La Diputación saca tres puestos ‘de confianza’ de 60.000 euros. Los requisitos son muy concretos y sólo falta el nombre de los elegidos. Marta Olea seguro que ‘pilla’ uno