El promotor está a la espera de juicio por el caso Fórum Filatélico, según ‘El Mundo’, y ‘El Economista’ lo relaciona con el caso Malaya

La construcción iría entre el pretil del Paseo Marítimo y el mar. En los únicos y escasos metros de césped libre de la curva final, a escasos metros del otro chiringuito de los Baños del Carmen. La edificación causaría una gran contaminación visual en un paseo marítimo sobrecargado ya de locales


La autorización inicial del proyecto debe darla Costas, del Ministerio de Medio Ambiente. Lo hará después de acabar el próximo día 5 de diciembre la fase de información pública en la delegación de Medio Ambiente de la Junta, en el antiguo ‘edificio negro’. Cualquiera puede presentar alegaciones en contra

01/12/16. Sociedad. El empresario Antonio Martín-Lomeña, que en estos momentos y según una información del diario El Mundo, (AQUÍ) está a la espera de juicio por un presunto caso de corrupción de Fórum Filatélico en el puerto de Tenerife (AQUÍ), ha solicitado una concesión para instalar un chiringuito en El Morlaco. Lo hace a través de una sociedad de la que es administrador único llamada...

...El Faro de Marbella Developments. El local se situaría entre el paseo marítimo y la plataforma en la que durante años estuvo el tranvía. Fuentes de la Delegación provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía muestran sus dudas a que finalmente se autorice esta operación. El expediente, que ha sido publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) (AQUÍ), se encuentra en fase de información pública hasta el 5 de diciembre en las dependencias de la delegación provincial de Medio Ambiente de la Junta, en el antiguo ‘edificio negro’. En este periodo, cualquier ciudadano particular, asociación o administración puede presentar las alegaciones contra el mismo que considere oportunas. El proceso de información corresponde a las comunidades autónomas, en este caso a la Junta de Andalucía. Sin embargo, y a pesar de lo publicado en algún medio, no es ella la que tiene que dar el primer permiso tras este trámite. La primera autoridad que tiene que aprobar el proyecto es la Dirección General de Costas, que depende del Ministerio de Medio Ambiente, por tratarse de un espacio de dominio público marítimo terrestre. Si Costas da luz verde, el siguiente paso sería tener la aprobación de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta. Finalmente, es el Ayuntamiento de la capital el que tiene que otorgar el permiso de obras. Por otro lado, un auto del ex juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón (AQUÍ), señala a Martín-Lomeña como implicado en un presunto caso de corrupción. Una información del diario El Mundo sostiene que Martín-Lomeña está implicado “como administrador, a través del bufete de Prius Abogados, de la sociedad Bornesia, que aparece en el sumario del caso Fórum Filatélico como la empresa utilizada por este entramado para blanquear sus beneficios. Fue además administrador de Parque Marítimo Anaga, la sociedad creada para impulsar el proyecto del puerto de Tenerife. El caso, que fue remitido por Garzón a los juzgados canarios, aún no ha llegado a juicio”. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


EL terreno de escasos metros cuadrados donde se pretende construir este nuevo chiringuito, está ubicado en la esquina occidental del paseo marítimo, junto al rellano donde se situaba el antiguo vagón del tranvía de Málaga y que ahora, contiene una serie de máquinas públicas para hacer ejercicio. El terreno está dividido por la salida de un desagüe que separa la superficie en dos lomas. Fuentes de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía afirman que el terreno es excesivamente pequeño y que plantea dos problemas que les hace considerar inviable este proyecto. Uno es que hay que respetar la servidumbre de paso y el otro que es una zona de dominio público protegida marítimo terrestre. Existe una posible solución para respetar la servidumbre de paso si se construyese una aparatosa plataforma sobre el malecón para los viandantes, pero fuentes de la Delegación ven esta operación muy difícil.

A pesar de que el proyecto, denominado ‘La plague, Croissete beach’, viene avalado por el arquitecto Francisco Sarabia (decano del Colegio de Arquitectos de Málaga), parece que la falta de espacio ofrece dificultades a su desarrollo. El proyecto, al que ha tenido acceso EL OBSERVADOR, puesto que se encuentra en información pública y abierto a cualquier interesado, contempla la construcción de un quiosco-chiringuito de 45 metros cuadrados y otros 4,95 para los aseos, además de una terraza exterior de 150 metros. Toda la construcción pretende hacerse en una sola planta y solo el aseo conformaría un volumen separado de la edificación principal.


https://youtu.be/WfghksW3ia4


EL empresario cabeza visible de este proyecto es Antonio Martín-Lomeña, del despacho de abogados Gentius, del que se encuentra información en diferentes medios de comunicación. Así, el diario El Mundo señaló en una información de junio, relacionada con este abogado y la empresa 3INAeronáutica, que Martín Lomeña “fue investigado por el juez Garzón como administrador, a través del bufete de Prius Abogados, de la sociedad Bornesia, que aparece en el sumario del caso Fórum Filatélico como la empresa utilizada por este entramado para blanquear sus beneficios. Fue además administrador de Parque Marítimo Anaga, la sociedad creada para impulsar el proyecto del puerto de Tenerife. El caso, que fue remitido por Garzón a los juzgados canarios, aún no ha llegado a juicio”.

LOMEÑA también aparece en algunas informaciones, como en la del diario online El Economista.es (AQUÍ), vinculado al caso Malaya que sacudió Marbella durante la década pasada: “El administrador de esta sociedad que teóricamente se dedica a la inversión inmobiliaria es, según Anticorrupción, Antonio Martín-Lomeña Guerrero, de Prius Abogados, imputado en esta causa por el caso de corrupción en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife e implicado en el caso Malaya”. Según el diario Sur (AQUÍ) en su currículum de asesoramientos jurídicos encontramos la gestión en locales de hostelería que  terminaron cerrando sus puertas, como La Posada de Antonio. Estos restaurantes surgieron como una iniciativa empresarial del actor malagueño Antonio Banderas, pero no consiguieron arraigar en el circuito gastronómico de la ciudad y terminaron cerrando sus puertas.


ESTA revista se ha puesto en contacto con Martín-Lomeña a través del despacho de abogados del que forma parte en la actualidad, Gentius, para que ofreciese su versión sobre estas informaciones (AQUÍ) y hasta ahora no hemos recibido respuesta.

PUEDE leer aquí anteriores artículos relacionados con esta noticia:
- 08/11/16.Los chiringuitos de Málaga amplían sus terrazas con la permisividad de las administraciones. El periodista Sebastián Sánchez avisa: las instalaciones no son de quita y pon como dicen
- 20/07/15 IMÁGENES. Los chiringuitos de La Malagueta y La Misericordia marcan su ‘territorio comanche’. Protegen sus terrazas y sus hamacas con manteles y tablones y privatizan el espacio público. Extractores de humos surgen de la arena
- 06/07/13 Los chiringuitos de La Malagueta usan la prensa para quejarse de que la Junta les obliga a cumplir las leyes. Los vecinos apoyan que así se haga. Con la excusa de dar puestos de trabajo quieren hacer lo que les da la gana… como siempre
- 07/06/13 La locura de los chiringuitos continúa. Tras la aberrante construcción de los nuevos, los viejos se quedan también sin ninguna explicación. Y ahora resulta que nadie pensó en el suministro eléctrico y no hay
- 03/05/13 Hecha la ley, a traficar con la Costa. La Diputación de Málaga organiza un curso rápido sobre nuevos “plazos de autorización de chiringuitos” 
26/04/13  El PP malagueño saca pecho por “blindar” a los chiringuitos con la nueva Ley de Costas y hace un chiste malo: “Lo fundamental es que el uso público del litoral está garantizado” 
- 24/04/13 El Ayuntamiento de Málaga define como "unos mamotretos" los nuevos chiringuitos que su concejala de Playas defiende a capa y espada
- 23/04/13 Los chiringuiteros siguen ganando terreno en su conquista de La Malagueta entre el desconcierto de las administraciones y los ecologistas pidiendo la intervención de la Fiscalía