La organización que trabaja por la transparencia lleva publicando los datos en este formato desde 2011. Aquí se puede comparar cada una de las partidas de este 2017 con las de los últimos diez años

06/04/17. Sociedad. La organización sin ánimo de lucro Civio pone a disposición de los ciudadanos la herramienta online ‘¿Dónde van mis impuestos?’ (AQUÍ), que permite consultar el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado de 2017 de forma sencilla. En la misma página se podrá comparar las cuentas con las de los últimos diez años. Civio es una fundación que...

...trabaja por la transparencia real de los datos públicos y desde 2011 lleva a cabo este proyecto que facilita la consulta del que es uno de los documentos con mayor interés público. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com comparte esta información por su interés.

EL pasado martes el Ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, presentaba en las Cortes el proyecto de los Presupuestos Generales para este año, que  puede ser consultado AQUÍ. Dada la complejidad del lenguaje de la administración con estos asuntos, Civio ‘traduce’ este documento a uno más entendible y lo pone a disposición de los usuarios en un soporte online. Esto permite la consulta detallada de a qué va a destinar el gobierno cada euro en el próximo año. La facilidad con la que funciona esta plataforma hace que sea suficiente pasar el ratón por encima de cada partida para que se nos muestre el dinero que se va a destinar en cada una de ellas.



DENTRO de la herramienta, en la sección de ‘Políticas concretas’, encontramos tres apartados, en los que se muestra de forma esquemática los ingresos, cómo se gastan y en qué. Es decir, tenemos acceso a toda la información esquematizada del proceso: desde que el dinero entra en las arcas del Estado, hasta la forma en la que sale.

DESDE Civia advierten que este documento recoge la previsión del gasto para el próximo año, pero que no siempre es la que se lleva a cabo. Puntualiza que suele haber grandes desviaciones entre los presupuestos y la ejecución de estos, donde se acaba incrementando el gasto. Esto sucede habitualmente en la partida destinada a Defensa, como publicaban en uno de los proyectos que engloban, ‘El BOE nuestro de cada día’ AQUÍ. El ejemplo más cercano se encuentra en 2016, donde este ministerio tenía un presupuesto de más de 5.700 millones de euros que se habían incrementado a más de mil millones en julio de ese año. Una de las demandas principales de la organización que lucha por la transparencia, es que el gobierno publique con el mismo nivel de detalle y desglose la ejecución presupuestaria, ya que es donde se muestra el gasto real.


ESPAÑA ocupa el número 72 de 96 en la lista de los países con leyes de acceso a la información, según el análisis de Access Info Europe AQUÍ de 2013. En este se comparaban las leyes en materia de transparencia que se aprobaron ese año, con los parámetros internacionales, España obtenía una puntuación de 70 sobre 150.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
- 16/02/17 Los medios de comunicación españoles suspenden en transparencia: las empresas que cotizan en Bolsa no entregan la información de mayor calidad a sus accionistas y grupos de interés
- 16/02/17 Transparencia a trompicones. La Diputación de Málaga regulariza la publicación de sus contrataciones, aunque en las licitaciones menores no explica por qué se acude en repetidas ocasiones a las mismas empresas
- 28/01/16 Bendodo (PP) aumentó en un 170% la inversión publicitaria de la Diputación en el diario Sur en 2012. Ese mismo año su esposa, Isabel Naranjo, se incorporó como columnista a esta cabecera
- 27/01/16 La Diputación de Málaga de Elías Bendodo (PP) le paga más de un millón de euros en publicidad a los medios. En 2015 todavía reciben más los menos críticos, como Sur, COPE, u Onda Cero. Más dócil, más dinero

- 19/10/15 El vergonzoso reparto de dinero del presidente de la Diputación a sus medios afines en Málaga. El de su mujer, Onda Cero, el más premiado. Después, el de la cristiana COPE de Arjona. Cadena Ser, castigada. EL OBSERVADOR, ni figura