Francisco Orts propietario de un inmueble del centro: “A nadie le gusta tener un vecino que está de vacaciones los 365 días como lo tenemos nosotros. Hay ciertas actividades que no deberían estar permitidas en un edificio de viviendas”

“Se está poniendo por encima del derecho a tener una casa el de especular salvajemente. Estamos generando una burbuja igual que pasó con la construcción”

Colectivos vecinales y ciudadanos piden una tasa turística para paliar los gastos extras en servicios que ocasionan los viajeros que hacen estancia en Málaga. El elevado consumo de agua, de luz, la gran cantidad de basura y la ampliación de los operativos de seguridad son algunos de los principales motivos que se esgrimen a favor de implantar este impuesto

25/09/17. Sociedad. Los grandes beneficios que aportan los apartamentos turísticos ya están mostrando su otra cara. Algunos propietarios del centro advierten que sus casas están perdiendo valor al encontrarse en bloques donde hay este tipo de apartamentos, ya que aseguran que nadie quiere vivir allí. El motivo principal es la difícil convivencia entre los turistas y los que están durante todo el año...

...en sus pisos. “A nadie le gusta tener un vecino que está de vacaciones los 365 días” asegura Francisco Orts, propietario de un inmueble y vecino de una céntrica calle que comparte bloque con numerosos alquileres turísticos. Expone que “hay ciertas actividades que no deberían estar permitidas en un edificio de viviendas, igual que no se puede montar una industria farmacéutica por ejemplo”. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

¿QUÉ sucede cuando el turista se mete en tu comunidad? Esta es la pregunta que se plantean los que comparten edificio con apartamentos vacacionales. Aseguran que la convivencia con estos es “complicada”. Orts explica lo que lleva viviendo desde mayo de este año: “Generan muchos ruidos y molestias, se emborrachan y arman desagradables escándalos, pero aunque se les llame la atención a los tres días hay otros diferentes, y vuelta a pasar lo mismo”. También pone de manifiesto que mientras en los hoteles hay vigilancia y seguridad y no se permiten ciertos comportamientos, esto no ocurre en este formato de estancia. “Mucha gente que ya no soporta vivir en el centro le da ese uso a su vivienda, algunos no viven ni en España, cómo van a controlar lo que ocurre” advierte Orts. Añade que se está “anteponiendo por encima del derecho a tener una casa el de especular salvajemente. Estamos creando de nuevo una burbuja, como la de la construcción, pero esta vez con el turismo”.


TAMBIÉN hace hincapié en la idea de una tasa o impuesto que se revierta en la comunidad, “por los daños que ocasionan, el deterioro de las zonas comunes, para poner seguridad para controlar y por el exceso de consumo de agua y luz” entre otras. Esta idea la comparte el presidente de la AAVV Málaga  Centro y la portavoz de AAVV Málaga Centro Antiguo. Antonio César, presidente de Málaga Centro apoya una tasa por el “exceso de gente” y los servicios que ello acarrea. “La policía tiene que actuar el doble, las basuras son el doble, y hay un derroche de agua que no tienen porque pagar los malagueños” apunta César. Mercedes Espinel, portavoz de Centro Antiguo se manifestó en la misma línea AQUÍ: “Habría que considerar una tasa por el exceso de consumo de agua y luz que hacen”.


EL Ayuntamiento de Málaga está estudiando una moratoria y declarar algunas zonas saturadas donde no se podrá abrir nuevos pisos vacacionales, como informa La Opinión de Málaga AQUÍ. Orts apunta que de ser esto así los que estén rodeados de apartamentos y no aguanten más vivir en la zona y quieran irse se van a ver en la tesitura de no poder alquilar, porque nadie quiere vivir así; de no poder vender, y de ni siquiera ofertar la vivienda como piso turístico.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:

-21/09/17 La dejadez del Ayuntamiento hace que el centro de Málaga se convierta en un sitio intransitable e inhabitable. Vecinos denuncian que los ruidos siguen siendo insoportables y que las terrazas siguen invadiendo las calles
-21/09/17 El Pimpi retira su barra exterior, que está prohibida por una ordenanza municipal y que tenía instalada en la plaza Zegrí para servir a los clientes. La taberna lleva años usando esta instalación ilegal ante la pasividad del Ayuntamiento
-15/06/17 Crónica de una expulsión anunciada. Vecinos del Centro se sienten cada vez más abandonados por el Ayuntamiento. Ruidos, botellón, suciedad y turismo masificado problemas que afectan ya todos los días la vida de los ciudadanos del barrio
- 26/05/17 La situación en el Centro de Málaga empeora. Vecinos y dueños de negocios se quejan de que el ruido por la noche es insoportable. Antes ocurría sólo los fines de semana, pero desde hace casi dos meses las molestias se producen a diario

-15/05/17 Los grupos de izquierda del Ayuntamiento, Málaga para la Gente, Málaga Ahora y J. Espinosa (Podemos), contra el sector hostelero, que pretende convertir el Centro en otra Barcelona cara y colmatada
- 20/04/17  Ante las ilegalidades que comete ‘El Pimpi’ en relación a la Ordenanza Reguladora de la Ocupación de la Vía Pública, Málaga Ahora denuncia este incumplimiento de la normativa y la privatización del espacio público por parte del establecimiento
- 05/04/17  DOSSIER. Los ciudadanos, hartos del favoritismo del Ayuntamiento con los “grandes” negocios hosteleros del centro de Málaga. ‘El Pimpi’, el ‘Café Central’ o ‘La Plaza’ campan a sus anchas ignorando la Ordenanza Reguladora de la Ocupación de la Vía Pública
-04/04/17 La posible denuncia ciudadana al Ayuntamiento por prevaricación respecto a su consentimiento hacia el ‘El Pimpi’ toma consistencia, ya que el negocio continúa incumpliendo la Ordenanza Reguladora de la Ocupación de la Vía Pública
-22/03/17 ¿Prevaricación? El Ayuntamiento permite que ‘El Pimpi’ use la calle Zegrí de ‘almacén’ nocturno, incumpliendo la normativa que obliga a retirar el mobiliario de las terrazas cuando el establecimiento cierra