Las barreras para acceder al mercado laboral fuerza al 80% de este colectivo a prostituirse en la calle donde es víctima de constantes agresiones no denunciadas 

transexueles21/04/09. Sociedad. En las últimas semanas en Málaga se han producido dos salvajes agresiones: el incendio intencionado de una casa en Dos Hermanas y un apedreamiento que provocó un fatal accidente en el polígono Guadalhorce. En ambos casos las víctimas son transexuales...

Las barreras para acceder al mercado laboral fuerza al 80% de este colectivo a prostituirse en la calle donde es víctima de constantes agresiones no denunciadas

transexueles 21/04/09. Sociedad. En las últimas semanas en Málaga se han producido dos salvajes agresiones: el incendio intencionado de una casa en Dos Hermanas y un apedreamiento que provocó un fatal accidente en el polígono Guadalhorce. En ambos casos las víctimas son transexuales. Una de ellas sigue en coma. Tal y como denuncian a EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com desde la asociación Ojalá, estos no son hechos aislados. Los ataques son habituales, muy rara vez se denuncian -la propia Subdelegación del Gobierno no tiene constancia oficial de ataques tránsfugas- y apenas sí salen a la luz pública. Entre las esquinas de la Alameda de Colón, donde hacen la calle, y la Unidad de Trastorno de Identidad de Género del hospital Carlos Haya, en la que se han recibido 750 solicitudes de cambio de sexo, transcurre la vida de los transexuales. Una existencia marcada por la discriminación, la incomprensión, el miedo, el insulto y la prostitución.

ESTÁN en el último escalafón social. Al rechazo familiar con la pronta pérdida de sustento económico se une el rechazo de las amistades y el repudio social. Y a la discriminación laboral se suma la discriminación dentro de los propios grupos de discriminados. Un doble estigma que hace que esta minoría tenga menos voz incluso en los colectivos de gays y lesbianas, por otra parte, los únicos que se han preocupado por su situación. Ansían un aspecto físico que les difumine el perfil de ‘bichos raros’ y la  atravesada ‘mirada genital’ que les identifica como pervertidos o depravados cuando, cruel ironía, la mayoría de este colectivo se ve forzado a trans2.jpgejercer la prostitución callejera satisfaciendo las fantasías reprimidas de los otros.

UN transexual es alguien encerrado en un cuerpo que no siente como suyo. Un hombre en un cuerpo de mujer o una mujer en un cuerpo de hombre. Es un problema de identidad, con independencia de la orientación sexual que prefiera cada cual. Se calcula que existen 8.000 transexuales en España.

“CUANDO el nombre del DNI no se corresponde con el que te has presentado, ni tu aspecto físico es el de la foto de carné, por muy bien que te haya salido la entrevista de trabajo, acaban rechazándote”, explica Alan Jaén, transexual masculino malagueño. “La falta de oportunidades laborales es lo que les empuja a la mayoría a ejercer la prostitución y es la base del problema”, remacha Teresa Pineda, de la Asociación Ojalá, quien esgrime uno de los pocos datos que de por sí define esta situación: el 80% de los transexuales ejercen o han ejercido la prostitución. Y la mayoría lo hace en la vía pública, a merced de cualquier clase de agresión. Incluida la de los policías, según ponía de manifiesto un reciente estudio realizado en Santander.

NO es ninguna novedad afirmar que en el mercado del sexo los transexuales están muy solicitados. Su clientela es fija y mantiene una demanda de juegos y fantasías eróticas que en ocasiones deriva en violentos enfrentamientos. En Málaga, la zona de la Alameda de Colón ha sido escenario de incidentes, ataques y escándalos contra los que se han levantado los propios vecinos.

UNA reciente agresión, en esta ocasión en el polígonoojala del Guadalhorce, mantiene en coma desde hace varios meses a una transexual femenina que sufrió un grave accidente después de que apedrearán el coche en el que iba montada. Pocos días después se hizo público otro ataque, también sobre una transexual femenina y su pareja, a quienes su casero casi mata al intentar quemar un garaje acondicionado como vivienda que les alquilaba por 350 euros al mes. “Yo creo que lo que nos define es el miedo”, dice Alan, “las miradas de incomprensión, los insultos de los adolescentes, los chistes sobre los genitales, y en el caso de quienes se prostituyen, las palizas. Todo eso genera miedo”.

SIN embargo, es esta una realidad silenciada ya que las agresiones no se denuncian, sin especificar nunca además su carácter transfóbico puesto que en la mayoría de los casos las víctimas son prostitutas que no quieren que su caso se haga público, o desconfían de la policía, o son inmigrantes que están en una situación de ilegalidad.

EN el hospital Carlos Haya de Málaga se ubica la Unidad de Trastorno de Identidad de Género, la única de toda España donde se ofrece un tratamiento integral y gratuito a los transexuales de toda España, lo cual ha provocado que a la capital de la Costa del Sol acudan algunos interesados en ser intervenidos quirúrgicamente. Pese a que no existe un censo de este colectivo, la unidad del Carlos Haya ha recibido 750 solicitudes de cambio de sexo. “Pero ya el propio diagnóstico para ser operado, en el que se te califica como un trastornado, impide que se nos tome como lo que queremos ser, personas normales”, sentencia Alan.

PUEDE ver a aquí otras noticias relacionadas:
- 27/02/09 Ojalá sienta a hablar sobre feminismo a políticas, abogadas, teólogas, sexólogas y sindicalistas malagueñas en los actos del Día de la Mujer
- 09/05/06 Málaga celebra el 18º Encuentro Estatal de colectivos de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales los próximos días 12, 13 y 14
- 05/04/06 Ojalá y la editorial A Fortiori presentan la primera colección de libros infantiles con la homosexualidad como tema de fondo
- 21/03/06 Las universidades de Sevilla, Cádiz y la UNIA organizan las II Jornadas sobre Cultura Gay y Lésbica que comienzan mañana y acaban el 24
- 25/01/06 La asociación gay-lésbica de Málaga Ojalá edita, por vez primera, un calendario con fotos de parejas malagueñas