La Asociación para la Integración Gitana de la Palmilla pide que se instalen dispositivos preventivos de tráfico en la Avenida Valle Inclán de Málaga

palmilla08/07/10. Sociedad. La Asociación para la Integración de la Comunidad Gitana de la Palma-Palmilla ha denunciado a EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com un nuevo atropello de un niño en la Avenida Valle Inclán, la autovía que hace de ronda...

La Asociación para la Integración Gitana de la Palmilla pide que se instalen dispositivos preventivos de tráfico en la Avenida Valle Inclán de Málaga

palmilla08/07/10. Sociedad. La Asociación para la Integración de la Comunidad Gitana de la Palma-Palmilla ha denunciado a EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com un nuevo atropello de un niño en la Avenida Valle Inclán, la autovía que hace de ronda intermedia de Málaga y delimita los límites del barrio, y que ha sido escenarios de accidentes similares en anteriores ocasiones, en los que las víctimas han sido menores. “Que pongan badenes, semáforos, señales luminosas, un paso elevado, lo que sea, porque estamos hablando de vidas humanas”, pide el responsable de la asociación Jesús Rodríguez Arribas.

“EL pasado lunes 21 de junio un par de críos de la barriada malagueña de Palma Palmilla se preparaban para ver el partido España-Honduras. Fueron a verlo a casa de la madre de uno de ellos, pero se encontraron con que la TDT no funcionaba, así que decidieron cruzar la calle e ir a casa de su abuela. Mientras cruzaban, Villa metió el primer gol de España. Acelerados por todo ello uno de los críos fue salvajemente impactado por un vehículo. El problema es que la calle que atravesaban es una autovía: la ronda intermedia de Málaga, que corta el barrio de Palma-Palmilla (al sur las 503 viviendas y al norte el resto del barrio). Son innumerables los atropellos que ha provocado eso que en los mapas llaman Avenida de Valle Inclán, que en la práctica es una autovía y que debería de ser una travesía. Añádase la imprudencia de algunos y tendrán uno de los principales puntos negros de la capital”, escribe en su blog Antonio Villanueva, uno de los miembros de la Asociación para la Integración de la Comunidad Gitana de la Palma-Palmilla.
valle_inclan
EL presidente de este colectivo, Jesús Rodríguez, explico ayer a EL OBSERVADOR que la vida del menor no corre peligro de momento, pero que están a la espera de conocer las secuelas físicas que puede tener tras el atropello. El accidente provocó una reunión con mandos policiales en la que se volvió a pedir la instalación de sistemas preventivos para evitar esta clase de atropellos, que se han convertido en regulares. “Son innumerables los atropellos: La Grande, Tamara, Juanillo, Rosa y ahora el Cheíto. Lo cierto es que hemos perdido la cuenta”, apunta Villanueva. “El primer caso que yo tuve fue el de mi abuela”, dice por su lado Jesús Rodríguez.

AMBOS desconfían de que las autoridades tomen cartas en el asunto. Rodríguez dice que las clases de educación vial a menores, pese a ser una buena iniciativa, no solucionan en absoluto el problema. Villanueva no esconde que los atropellos generan un estado de ánimo visceral en el barrio, porque la cosa viene de antiguo.

“LA Ronda Intermedia de Málaga entra en bajada tanto desde la zona de Miraflores como desde la de Ciudad Jardín y secciona un barrio. Desde el punto de vista urbanístico es una aberración, pero cuando se hizo no me cabe duda que alguien argumentó no sólo motivos económicos. La Palma-Palmilla debía provocar más de un dolor de cabeza en muchos de nuestros políticos por cuestiones de orden público pero quizás les faltó el valor para crear un 'muro de la vergüenza', así que se mataron dos pájaros de un tiro: una carretera necesaria y una necesaria apuesta por el aislamiento de un barrio problemático”, escribe Villanueva.

PUEDE
leer aquí otras noticias relacionadas:
- 25/09/09 ‘Algo se mueve en La Palmilla’, primera entrega: ‘La casa de la buena vida’, el último refugio de desamparados, yonquis y enfermos del alma