Núñez se niega a cumplir la resolución de traslado forzoso a la que le instó la Concejalía de Vía Pública en junio y sigue abierto al público

jeronimo_nunez22/10/10. Sociedad. El quiosco que el presidente de la Asociación de Vendedores de Prensa de Málaga y Provincia (AKIMA), Jerónimo Núñez, regenta junto a su mujer en la calle Fiscal Luis Portero, frente a la Ciudad de la Justicia de la capital malagueña, está fuera de la normativa...

Núñez se niega a cumplir la resolución de traslado forzoso a la que le instó la Concejalía de Vía Pública en junio y sigue abierto al público

jeronimo_nunez22/10/10. Sociedad. El quiosco que el presidente de la Asociación de Vendedores de Prensa de Málaga y Provincia (AKIMA), Jerónimo Núñez, regenta junto a su mujer en la calle Fiscal Luis Portero, frente a la Ciudad de la Justicia de la capital malagueña, está fuera de la normativa. Sobre él pesa además una resolución municipal de traslado forzoso desde el pasado mes de junio que se niega a cumplir. La responsable de otro quiosco cercano al de Núñez, Milagros Rivas, lleva a cabo estos días una protesta ante las puertas del Ayuntamiento de Málaga para que esta resolución se haga efectiva. Hace ya más de dos años que lleva denunciando este caso en varias administraciones. Núñez, por su parte, asegura a EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com que cuenta con toda la documentación en regla (pese a que esta revista tiene en sus manos la resolución del Ayuntamiento que le obliga a retirar el quiosco) y descarga la responsabilidad del traslado de su puesto a los responsables de la Concejalía de Vía Pública y de la Ciudad de la Justicia.

POR
su ubicación, frente a un edifico transitado por miles de personas a diario, el quiosco de la calle Fiscal Luis Portero, frente a la Ciudad de la Justicia, fue pretendido por siete aspirantes. Entre ellos Milagros Rivas, quien tiene un puesto en la aledaña calle Kandinsky desde 2002 y que presentó solicitudes en 2004, 2005, 2006 y 2007. El presidente de AKIMA también solicitó esta misma ubicación en 2004 y 2007.

EL 10 de mayo de 2008, Jerónimo Núñez y su mujer trasladan el quiosco que tenían en la quiosco_jeronimo_nunezAvenida de los Guindos al puesto que deseaban frente a la nueva Ciudad de la Justicia; el sitio que dejan libre es ocupado por otro quiosquero. Ese mismo día tiene lugar una discusión entre Milagros Rivas, que ve como su negocio se verá perjudicado por una competencia directa, y el presidente de AKIMA, quien asegura tener la autorización municipal para realizar el cambio. No obstante, el jefe de Área de la Concejalía de Vía Pública, Julián Laguna, informa a Milagros Rivas de que dicho traslado “no tenía autorización de su departamento”, según consta en una carta dirigida al alcalde Francisco de la Torre (PP) y registrada oficialmente pocos días después del incidente, el 16 de mayo de 2008.

EL Ayuntamiento de Málaga regula los quioscos con una ordenanza municipal que está en vigor desde febrero de 2008. Estos dos últimos años Milagros Rivas ha recurrido a diferentes instancias (Ayuntamiento de Málaga, Consejería de Justicia de la Junta, Subdelegación de Gobierno y Defensor del Pueblo Andaluz) para tratar de demostrar que el presidente de AKIMA incumple esta normativa en diversos puntos, como son la distancia mínima exigible entre dos puestos que tengan la misma actividad, el proceso de adjudicación pública de la plaza de la Ciudad de la Justicia, la ocupación de la acera y el perímetro de seguridad del quiosco.

COMO resultado de todas estas reclamaciones, consultasprotesta_quiosco_ilegal y gestiones, Rivas consigue que en julio de 2010 y a instancias de otras administraciones, la concejala de Vía Pública de Málaga, Purificación Pineda (PP), dicte una resolución en la que se declara “en precario” la ocupación de vía publica realizada por el presidente de AKIMA, sosteniéndose que la zona urbanizada “no genera espacio susceptible de aprovechamiento para la instalación de un quiosco”, por lo que se insta al traslado forzoso de este puesto “en un plazo de 20 días” y a la “reposición del estado original del pavimento afectado”.

SIN embargo, el quiosco que Núñez y su mujer tienen frente a la Ciudad de la Justicia sigue abriendo y trabajando con normalidad, por lo que, en un gesto desesperado, Milagros Rivas ha llevado su protesta a las puertas del Ayuntamiento de Málaga donde está plantada toda esta semana.

EN declaraciones a EL OBSERVADOR, Núñez recalca que en su quiosco “no hay nada ilegal, tengo documentación en regla” y entiende que la responsabilidad del traslado es de la Ciudad de la Justicia y de la Concejalía de Vía Pública. Más aún, el responsable de AKIMA acusa a Milagros Rivas de haberse beneficiado de los servicios de la asociación (“le pusimos un quiosco gratis”), de vender alcohol a menores, de haber causado daños a su negocio y de vender tarjetas de la EMT sin autorización.

PUEDE consultar aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:

- 08/07/10 El Ayuntamiento de Málaga derribó ‘Los Paragüitas’, dejó sin trabajo a su dueña y luego repartió los quioscos del Parque de Málaga con un procedimiento negociado sin publicidad