La Asociación de la Prensa tuvo una representación simbólica a pesar de que su directiva posó en la carrera que organizó con la Diputación. El Sindicato sí apoyó la concentración y sus directivos se desplazaron desde Granada para ello

04/05/16. Comunicación. Ayer la plantilla de El Mundo en Málaga se vio arropada en una concentración de más de medio centenar de personas en la que se rechazó de pleno el ERE propuesto por la matriz italiana RCS Mediagroup a la editora del diario. Los trabajadores del cuadernillo local del periódico, junto a los empleados sobre los que también se cierne la sombra del expediente de regulación de empleo...

...de otros rotativos (como el deportivo Marca) protestaron a las puertas de su sede, en el Edificio Galaxia, ante la mirada de compañeros de medios locales y políticos. La Asociación de la Prensa de Málaga tuvo una presencia casi testimonial, ya que solo una persona de su directiva acudió al encuentro, mientras que desde el Sindicato de Periodistas de Andalucía se desplazaron expresamente desde Granada a Málaga para estar presentes en el acto, como es el caso de Francisco Terrón. Las negociaciones entre el comité de empresa, delegados sindicales y la sociedad ya comenzaron a finales del mes pasado, si bien las indemnizaciones que se proponen por las bajas son “miserables”, según denuncian los comunicados sindicales. Una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


MARTA
Esparza, Luis Carceller o Cristobal Montilla fueron algunos de los periodistas del diario El Mundo en su edición malagueña que desde hace días son noticia sin pretenderlo. Forman parte del ERE que la empresa matriz de Unidad Editorial plantea en España: 224 puestos de trabajo perdidos, cerca de un centenar en El Mundo, y el cierre de sus delegaciones en Sevilla y en Málaga. Cuatro puestos de trabajos se perderían en las dependencias del Edificio Galaxia que ayer se vio rodeado de unas sesenta personas entre políticos y periodistas.


EL
acto comenzó con una lectura del artículo Somos la leche, de Pedro Simón (AQUÍ). El periodismo es democracia y no sobran periodistas fueron alguno de los eslóganes que se rememoraron en un acto al que también acudieron representantes públicos como los ediles de IU Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, la vicerrectora de Cultura Tecla Lumbreras, de la Universidad de Málaga, y algunos profesores de la Facultad de Ciencias de la Comunicación como María Sánchez o Francis Paniagua.


PRECISAMENTE
más allá de Paniagua no hubo más presencia de la directiva de la Asociación de la Prensa de Málaga, ni siquiera del director de Comunicación de la propia UMA Carlos Pérez Ariza, que también forma parte del equipo dirigente de la APM y presentó hace una semana un acto en el Centro Pompidou sobre los peligros a la libertad de expresión. Sorprende las ausencias de los directivos de la APM cuando el lunes, un día antes, estuvo presente en la carrera por la prensa que se organizaba con el patrocinio de la Diputación, entre otros entes.


acudió un representante del Sindicato de Periodistas de Andalucía, Francisco Terrón, a pesar de que su presencia significó un desplazamiento expreso desde Granada a Málaga para acudir a la reivindicación. Junto a Sevilla, Málaga es una de las delegaciones que cerrará El Mundo dentro de su ERE.


LAS negociaciones apenas han comenzado si bien el pasado día 29 el Sindicato de Periodistas anunció que Unidad Editorial había “sorprendido e indignado a los representantes de los trabajadores y a la plantilla”: presentó “una oferta de indemnizaciones muy inferior a las que ambas partes han pactado en los ERE aplicados durante los últimos años y en los despidos individuales que llevó acabo hace solo unos meses”. “Una indemnización miserable”, apuntaba el mismo comunicado.


EL
SPA, de hecho, emitió ayer mismo por la mañana un comunicado titulado: “Día Mundial de la Libertad de Prensa: nada que celebrar”. En el mismo, la organización compartía su preocupación al ver “cómo un año más el Día Mundial de al Libertad de Prensa supone la constatación del retroceso en derechos que sufrimos tanto los profesionales del sector como la ciudadanía, que paralelamente a nuestra precariedad ve cada vez más mermado su derecho a recibir información veraz, plural y contrastada, que le reconoce nuestra Constitución”. “La lucha de los compañeros de Unidad Editorial es hoy también nuestra lucha, la lucha de todos, porque nuestra precariedad supone desinformación para toda la sociedad. Hay que recordar una vez más, que  el derecho a la información es la base y el origen del resto de derechos en toda sociedad democrática. Así lo reconoce Naciones Unidas, que incluyó el derecho a la información en la Declaración Universal de Derechos Humanos”.


PUEDE
 leer artículos relacionados:
- 03/05/16 Día de la Libertad de Prensa. Los medios de Málaga, por dentro. Sus directores, sin poder real, se pavonean sobre el tema, cuando ni mandan ni son libres. Los periodistas de a pie tragan a su pesar
- 27/04/16 Cinismo. La Asociación de la Prensa de Málaga recuerda en un acto de la UMA el número de periodistas en paro de la provincia. Se ‘olvida’ de la precariedad que sufre el resto y por la que no hace nada