Protestan por la negativa de la empresa a firmar el convenio   

 
Sur protesta16/03/05 MÁLAGA. Entre 40 y 50 trabajadores del periódico malagueño Sur, perteneciente al grupo Vocento, se han concentrado hoy a las puertas del diario como medida de presión para reclamar a Prensa Malagueña, editora de Sur, la rúbrica de un convenio colectivo que debía estar firmado hace 13 meses. Además del medio centenar de empleados, compañeros de la profesión de otros medios, a título particular, dirigentes locales de IU, un representante de CCOO, otro del Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA) y también de la Asociación de la Prensa de Málaga han estado presentes como muestra de apoyo y solidaridad.

Protesta Puerta Sur
ÉSTA
es la tercera concentración que realizan los trabajadores de
Sur. La última de ellas se celebró el pasado 1 de marzo (que al igual que la de hoy también cubrió la revista EL OBSERVADOR, único medio de comunicación presente en ambas) y no surtió el efecto deseado para retomar las conversaciones.

TRAS esa anterior manifestación el comité de empresa, que representa a los trabajadores en la negociación, envió una carta a la dirección de la empresa para intentar reconducir la situación y limar asperezas y, también, para anunciar las medidas que iban a tomar los trabajadores para dar a conocer su situación. Esa carta ni siquiera ha sido respondida por escrito por parte empresarial, tal y como se ha informado hoy en la reunión. El comité asegura que la empresa “no atiende a razones, tienen bloqueado el convenio y sólo una parte, que somos nosotros, cede en su postura para conseguir un acuerdo definitivo”.

LOS trabajadores de Sur, reunidos en Asamblea, han decidido adoptar ya medidas de presión como las concentraciones, pues el convenio lleva 13 meses sin firmarse. En el encuentro de hoy se ha optado por esperar a otra concentración que tendrá lugar después de Semana Santa, y que ya cuenta con el visto bueno de la Subdelegación del Gobierno, para decidir otras movilizaciones si la empresa sigue en su postura inmovilista.

"PARA no firmar el convenio, la empresa se parapeta en que uno de los acuerdos alcanzados no está recogido en las actas de las reuniones (las actas son elaboradas por la parte empresarial) y pretende comenzar desde cero las negociaciones. El punto en cuestión por el que la empresa se niega ahora a firmar el convenio es absolutamente ridículo. Se trata de que los trabajadores tengan derecho a disfrutar de un día adicional cuando su descanso semanal coincida con un día festivo. Algo absolutamente razonable y lógico, que, además, no supone ningún coste económico para la empresa”. Los trabajadores han comentado que, por cuestiones de azar con los días de descanso, algunos compañeros han llegado a perder hasta 7 días libres en un año.

SEGÚN el comité, la mayoría de medios del grupo Vocento ya tienen reconocida esta opción y es Prensa Malagueña quien se niega a aceptar este punto del convenio, al que ya había dao su visto bueno antes de retractarse e intentar reiniciar las conversaciones desde cero. "Después de varias reuniones, en las que la empresa se ha mantenido inflexible, este comité ha dado por rotas las negociaciones y ha decidido con el repaldo mayoritario de la asmablea de trabajadores adoptar medidas de presión".