Anton Ozomek, de colectivos de defensa del patrimonio: “Si no se gestiona bien esta actividad paradójicamente puede dañar al sector. El turismo que viene a Málaga es cultural y si se destroza el patrimonio se puede perder”

Los datos pertenecen a un estudio del impacto de la actividad turística sobre la almendra histórica de Málaga presentado en un curso de la Universidad Internacional de Andalucía el pasado lunes

29/09/17. Urbanismo. El boom de apartamentos turísticos es un fenómeno que está afectando a Málaga en múltiples sentidos. A los problemas de convivencia que genera entre los viajeros y la población local, entre otros, hay que sumarle la destrucción de los edificios históricos del casco antiguo. Según un estudio presentado por Anton Ozomek, de colectivos de defensas del patrimonio, en el curso ‘Turismo,...

...Cultura y Patrimonio’ de la Universidad Internacional de Andalucía, el 75% de los inmuebles reconvertidos a viviendas vacacionales han sido demolidos. Eso significa que 49 de 65 construcciones que ahora son este tipo de alojamiento fueron derribadas. “Las actividades turísticas cuando no son bien gestionadas paradójicamente pueden ocasionar un daño a esta sector. El turismo que viene a Málaga es cultural y si se destroza el patrimonio se puede perder” expone Ozomek. Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


EN el estudio de arriba se aprecia el impacto en el paisaje urbanístico que está teniendo el turismo en la almendra histórica de Málaga. De los 65 edificios que se reconvirtieron en alojamientos vacacionales 20 fueron demolidos entre 1960 y 2000, 18 entre 2001 y 2016, 11 fueron derruidos en su interior conservando la fachada, lo que se llama fachadismo; y 16 fueron rehabilitados entre 1960 y 2016. “Si no se actúa vamos de cabeza a un parque temático sin elementos diferenciadores en las calles, estamos destruyendo nuestra imagen propia, lo que representaba nuestra herencia del pasado” afirma Anton Ozomek, quien presentó el estudio en una mesa debate del curso ‘Turismo, Cultura y Patrimonio’. Advierte que ya apenas quedan edificaciones del siglo XIX, a excepción de calle Larios, una arquitectura representativa de la etapa industrial en Málaga, y recuerda que el centro histórico está considerado BIC y protegido legalmente por ello.

LA actividad turística acarrea una serie de negocios que están modificando la apariencia del centro: apartamentos, hostelería, e incluso las tiendas de suvenirs a causa de la publicidad y los expositores, según Ozomek. Además, opina que este perjuicio que se le causa al patrimonio ocurre “porque los lobos son los encargados de vigilar las ovejas” y añade que “el gobierno local cree que haciendo la vista gorda está haciendo un bien para la ciudad, ya que esto genera dinero”.


DE cara a las soluciones, para evitar que este sector devore y modifique por completo el casco antiguo, Ozomek habla de una moratoria, e impedir nuevas licencias para bares, restaurantes y este tipo de alojamientos en la almendra histórica. Añade que esto iría acompañado de un plan de usos turísticos para la zona que abarca desde la Victoria hasta la estación de trenes, para estudiar las cargas de cada zona. “Hay que regular y poner un máximo de espacios de uso no residencial. Málaga podría tener los mimos apartamentos pero no concentrados en una zona tan pequeña de la ciudad como es el centro” sentencia.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
-27/09/17 Ysabel Torralbo, portavoz de Málaga Ahora en el Ayuntamiento: “Más que turismofobia hay ‘vecinofobia’, cada vez es más difícil vivir en algunos sitios y debemos regular. Hay que proteger el turismo de calidad, y no cualquier turismo”
-25/09/17 Los apartamentos turísticos devalúan las otras viviendas del centro según los propietarios. Los vecinos que comparten bloque con este tipo de pisos vacacionales se quejan de grandes dificultades en la convivencia
-21/09/17 La dejadez del Ayuntamiento hace que el centro de Málaga se convierta en un sitio intransitable e inhabitable. Vecinos denuncian que los ruidos siguen siendo insoportables y que las terrazas siguen invadiendo las calles
-21/09/17 El Pimpi retira su barra exterior, que está prohibida por una ordenanza municipal y que tenía instalada en la plaza Zegrí para servir a los clientes. La taberna lleva años usando esta instalación ilegal ante la pasividad del Ayuntamiento
-15/06/17 Crónica de una expulsión anunciada. Vecinos del Centro se sienten cada vez más abandonados por el Ayuntamiento. Ruidos, botellón, suciedad y turismo masificado problemas que afectan ya todos los días la vida de los ciudadanos del barrio
- 26/05/17 La situación en el Centro de Málaga empeora. Vecinos y dueños de negocios se quejan de que el ruido por la noche es insoportable. Antes ocurría sólo los fines de semana, pero desde hace casi dos meses las molestias se producen a diario

-15/05/17 Los grupos de izquierda del Ayuntamiento, Málaga para la Gente, Málaga Ahora y J. Espinosa (Podemos), contra el sector hostelero, que pretende convertir el Centro en otra Barcelona cara y colmatada