OPINIÓN. La Provincia del Paraíso
Por el Colectivo Eloy Herrera Pino

mercado_artes1.jpg27/05/11. Opinión. El arquitecto Eduardo Rojas ha publicado en el diario Sur un artículo de opinión acusando directamente a la Asociación de Vecinos del Centro Histórico de negarse a “escuchar y conocer” el proyecto del Mercado de las Artes, en el que él está implicado a varios niveles...

OPINIÓN. La Provincia del Paraíso
Por el Colectivo Eloy Herrera Pino

mercado_artes1.jpg27/05/11. Opinión. El arquitecto Eduardo Rojas ha publicado en el diario Sur un artículo de opinión acusando directamente a la Asociación de Vecinos del Centro Histórico de negarse a “escuchar y conocer” el proyecto del Mercado de las Artes, en el que él está implicado a varios niveles. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com”publica publica hoy esta colaboración del Colectivo Eloy Herrera Pino en la que se propone otra visión del problema.

Eduardo Rojas publica en ‘Sur’ un artículo para no debatir y acusando a la Asociación de Vecinos del Centro Histórico de que no escuchan y no quieren conocer su ‘democrático’ proyecto del Mercado de las Artes

EDUARDO Rojas es autor del proyecto del mercado provisional de Atarazanas, destinado a ocupar transitoriamente la plaza de la calle Camas, hasta el fin de la restauración del mercado original. El encargo a este arquitecto se hizo pensando en la reutilización y traslado del edificio, por lo que su coste se elevó a tres millones de euros. Una vez realizada esa operación, el plan oficial era utilizar la plaza con otros fines. Ese era el acuerdo con el vecindario, comerciantes, empresas y la ciudad en general, y así se dio a conocer y se hizo público en su momento. Posteriormente, un grupo de personas idean la reutilización del mercado provisional como centro cultural, el Mercado de las Artes (MdA), sin moverlo del lugar. El conflicto surge de ahí: existe oposición abierta a dejar el mamotreto en la plaza, por muy cultural que sea su uso. Destaca, al menos oficialmente, el rechazo de la Asociación de Vecinos del Centro Histórico.

EL
objetivo del artículo de Eduardo Rojas se desvela en su último párrafo: “Sin embargo la Asociación de Vecinos del Centro Histórico se niega a escuchar y conocer en profundidad el proyecto. El no rotundo parece sospechoso en los tiempos en que vivimos. Exigimos sentarnos a dialogar y poder así expresar nuestro proyecto para que pueda ser debatido en profundidad en un marco cultural. Ya lo han hecho otras Asociaciones Vecinales como Acorecema y vecinos particulares. El resultado ha sido muy positivo, nos apoyan porque entienden que estamos del lado de la cultura, de los ciudadanos, de la defensa del espacio público, de la ciudad de Málaga. Seguimos esperando este diálogo, la ciudad la construimos todos”.

TODO lo que antecede en el texto tiene el propósito de denunciar y acusar a la mencionada asociación de no aceptar el debate con la Asociación Mercado de las Artes, cuyo proyecto, según el autor, sólo puede merecer el apoyo entusiasta. Así que la primera frase del artículo (“La oposición manifestada por la Asociación de Vecinos del Centro Histórico de Málaga al proyecto democrático cultural del Mercado de las Artes en la Plaza de Calle Camas no se comprende”), más que señalar las carencias de la entidad acusada de no comprender, deja en evidencia un ensimismamiento y una falta de perspectiva preocupantes en quienes demandan no solo la existencia de un nuevo espacio público, sino también su gestión y administración.

cartel_camas_plaza.jpg

QUIZÁS Eduardo Rojas y la asociación a la que representa no se hayan percatado, pero existe bastante oposición, mucho escepticismo y un alto nivel de rechazo al proyecto Mercado de las Artes. Quizás sea el momento de que esa organización, en lugar de acusar a nadie de no comprender, haga frente a las críticas y a las razones -que existen y han sido expresadas- de la oposición, ciudadana y democrática, por cierto, a este proyecto. Y lo haga con argumentos sólidos y no frases hechas que recuerdan contundentemente la retórica de la propaganda a la que de forma tan lamentable recurren los profesionales de la política instalados en cargos institucionales.

ES necesario comenzar por valorar el texto en sí. Una redacción sin ilación, escasa coherencia textual y retórica prestada o, más bien, recopilada de por allí y por aquí, con tan poco criterio que hace pensar con alarma en el alumnado de este profesor de la Escuela de Arquitectura de Málaga.

EL argumento inicial de Rojas se expresa así: “A pesar de que las grandes operaciones culturales como el Museo Picasso, el Museo Thyssen, el CAC, el Museo de la Aduana tienen una presencia muy potente para ser visitados, en diferentes foros ciudadanos podemos escuchar el desánimo de los jóvenes artistas malagueños por la falta de oportunidades para desarrollar su vida laboral artística. Como consecuencia de este desánimo se está produciendo la fuga de escritores, pintores, músicos, bailarines, arquitectos, a otras ciudades del país y de Europa en busca de oportunidades que les permitan construir su vida. La propuesta de crear en la instalación del Mercado Provisional de Atarazanas en Camas un edificio que alberge actividades artísticas productivas, viene a intentar cubrir esta necesidad”.

ES muy difícil confiar en alguien que expresa en estos términos la falta de condiciones que en Málaga se dan para desarrollar una carrera profesional artística. Si este es el discurso de alguien que pretende gestionar un espacio cultural, mejor negarse desde este mismo momento a todo lo que pueda proponer.

LOS problemas de la profesionalización en Málaga dentro del ámbito artístico, aunque resulta inexacto excluir del campo la gestión cultural, no se pueden reducir a “falta de oportunidades”. Un problema semejante tiene una genealogía y se produce dentro de un proceso histórico general que va desplazando y transformando sus condiciones y consecuencias a lo largo del tiempo. Excluir factores como los socioeconómicos, el medio cultural, las políticas públicas (no solo culturales, también sanitarias o urbanísticas), la educación, el desarrollo, o la población, demuestra una alarmante insuficiencia en alguien que pretende negociar con la ciudad la creación de un espacio cultural a partir de un lugar público preexistente.

EN la carta de motivos de la opción que representa ese proyecto Mercado de las Artes se echa de menos un análisis concienzudo y solvente de las condiciones en que se desarrolla la vida artística local, por así llamarla, y demostrar la relación causal directa en la conclusión de que hace falta convertir el mercado provisional de Atarazanas en una nuevo espacio cultural de las características que la asociación ha descrito en varias ocasiones. Esto, además, exige un discurso público que permita a todos comprender qué se pretende y por qué el método elegido. Y aquí se resuelve la duda: ¿qué método se expresa en las argumentaciones, conclusiones y propuestas de esta asociación? Ninguno.

NADA de lo que debería ser un proyecto que se pretende “propuesta generosa y democrática” y que simplemente debería ser rigurosa en el plano político y técnico y tener un enfoque abierto y ciudadano, se ha producido hasta ahora. Por el contrario. Si la gente que ha generado esta idea supiera de la genealogía de la vida cultural malagueña, sabría que, a mediados de los años 90, y dentro de aquel fracasado Plan Estratégico de Málaga, ya hubo un grupo de intelectuales locales con aproximadamente las mismas ideas (y otros argumentos de base) para proponer la reconversión del edificio de Tabacalera en centro cultural destinado a dinamizar la vida local, desde la condición periférica (palabra talismán del momento) de Málaga. Uno de esos intelectuales era Alfredo Taján. Uno de los miembros más activos de la asociación Mercado de las Artes, Martín Moniche, podría beneficiarse de su amistad con el director del Instituto Municipal del Libro, y recibir la experiencia de quien la goza.

EL actual proyecto del MdA parece, sobre todo, una reedición de aquello. La inconsistencia de la propuesta, la falta de discurso, de rigor y de análisis inducen a sospechar que se trata de un grupo oportunista al acecho de una posibilidad de buscarse la vida (económica, social, mediática, turística…) y ninguna intención clara de aportar nada, ni de reunir las capacidades para hacerlo. A pesar de su demanda de debate y de su crítica a quienes rechazan su proyecto, hasta ahora, la AMdA no se ha mostrado especialmente activa en la búsqueda de participación externa, aunque sí, y mucho, en la exigencia de apoyo directo y acrítico en la iniciativa a nivel político y representativo. Con resultados no demasiado brillantes

ESA demanda de debate a la Asociación de Vecinos del Centro Histórico tiende a parecer una
mercado_artes.jpg estrategia de disimulo de la frialdad con que se ha recibido la idea así como un intento de mantener un cierto nivel de compromiso hurtando el resto de la información. Esta asociación de vecinos, evidentemente, puede ser representativa de un lugar importante en la ciudad y fundamental en el desarrollo de un proyecto que se prevé tenga lugar en su territorio, pero es imposible creer que el proyecto esté condicionado por su rechazo activo y explícito al plan. Del artículo de Eduardo Rojas se deduce que es la única entidad que lo hace; y resulta incluso ridículo pretender que la AVCH tenga tanto poder como para frenar en seco una idea tan buena que todo el resto del mundo ve indispensable por el bien de la comunidad sin que nadie le pare los pies ante la evidencia de su injusto comportamiento. La acusación no se sostiene, pero es coherente con el resto del discurso de Rojas y la organización a la que representa.

ROJAS no se limita a hurtar esa información. También oculta algunos aspectos, precisamente los que más crítica suscitan, y sin los cuales, pedir debate y acusar a otros de no querer mantenerlo proporciona una imagen mucho más clara de la intención manipuladora del artículo. Textualmente: “Se plantea en este lugar y en esta estructura porque creemos en el reciclaje, en la sostenibilidad en la arquitectura y porque valoramos que este edificio ha tenido un coste original muy alto para que sea demolido. La estructura ha sido pensada originalmente para que pueda cumplir este rol, es decir, transformarse, partirse, re-adaptarse a una nueva situación, trasladarse en parte, si se desea. La iniciativa ha sido apoyada por instituciones como el Colegio de Arquitectos de Málaga o la Escuela de Arquitectura de Málaga. Antecedentes en otras ciudades son innumerables. Basta con mencionar dos en Madrid: La Casa Encendida, El Antiguo Matadero”.

LA profesión de fe en la sostenibilidad y en la arquitectura suena como esa insistencia en incluir la palabra “democrática/o” en todos los párrafos: usos de la retórica dominante que permiten validar un proyecto sin tener que dar más explicaciones. Pero las hay.

EL mercado provisional de Atarazanas se podía haber hecho de otro modo. Pero se optó por un edificio de esas características para que se pudiera desmontar y trasladar a otro espacio de la ciudad. La razón: ese espacio, esa plaza no estaba destinada a albergar ese edificio indefinidamente. Ese edificio no estaba concebido para quedarse allí, y por eso se diseñó como una estructura autónoma trasladable. El hecho de que fuera de este modo significa que, en lugar de unas instalaciones provisionales que costasen la décima parte de tres millones de euros, se hizo, por ese dinero, este edificio “reciclable” (el término correcto es “reutilizable”) y “sostenible”.

SE entiende que su arquitecto, Eduardo Rojas, defienda su obra. Lo que es más que discutible es que un arquitecto, Eduardo Rojas, sea incapaz de explicar la integración en el entorno urbano, su diálogo con las edificaciones y la trama de la zona, con la historia o con la economía del centro. No se puede saber qué hace este hombre en sus clases, pero es preocupante.

LA información fundamental que omite Rojas es que esa plaza tenía otros destinos, y que él, arquitecto del mercado provisional reutilizable sabía desde el principio. También debería explicar, por pedagogía, sobre todo, que ese edificio desmontable exige una fuerte inversión para que su reutilización (desmontaje, traslado y montaje de nuevo en otro lugar) sea efectiva. Que su edificio no es tan flexible ni tan 100% reciclable como pretende y no dice. En alguien que repite tantas veces la palabra “democrática” resulta incoherente que no respete el derecho a una información veraz y rigurosa. Es cierto que cuenta con los apoyos de esas instituciones que cita, pero es rotundamente falso que La casa Encendida o el Antiguo Matadero tengan conexión ninguna con este proyecto. Los casos citados son edificios antiguos, de carácter histórico, reformados y reconvertidos en centros culturales, en ningún caso tienen origen ni trayecto remotamente parecido, así que difícilmente pueden servir de antecedente.

ES imposible imaginar qué cuenta este hombre en clase, pero en el artículo se pueden encontrar suficientes motivos de inquietud: “El concepto de Plaza Pública contemporánea ha variado, necesita ser integrado a actividades participativas, un espacio público - social para la cantidad de gente ávida de participación en eventos. Por eso el Ayuntamiento se ve obligado a poner carpas en las diferentes plazas del centro con actividades lúdicas, ocupaciones temporales que por la secuencia en el tiempo de las mismas se convierten en permanentes”. Encontrar una relación directa entre la ocupación institucionalizada del espacio público por parte del ayuntamiento, en connivencia con cajas de ahorros, multinacionales o empresas de ferias itinerantes con el uso ciudadano es poco menos que una demostración de serias limitaciones intelectuales. Que eso suceda por la avidez de la población por el consumo desenfrenado de actividades lúdicas es como esa gente que dice que la telebasura no existe por la voluntad de las empresas que la practican, sino de las “audiencias”.

SE podría esperar que un señor arquitecto, profesor además, supiera qué es el espacio público, qué es el uso ciudadano y qué estrategias utilizan los poderes establecidos para imponer su concepto de espacio, para determinar un determinado uso, y cómo se integra en el discurso general de dominio. Pero en el caso de Eduardo Rojas, mejor no esperar nada. Y del proyecto Mercado de las Artes, una explicación que no se base en vaguedades ni en la búsqueda de la épica mediante la creación de un enemigo en una legítima oposición ciudadana.

PUEDE leer AQUÍ el artículo de Eduardo Rojas en Sur:
 
PUEDE consultar aquí anteriores artículos del Colectivo Eloy Herrera Pino:
- 26/05/11
Alfredo Taján ataca de nuevo con su novela desde el sobrevuelo de Málaga a más de dos palmos por debajo del suelo
- 18/05/11
Vuelve la Feria del centro o ‘Noche en blanco’ del alcalde Francisco de la Torre: risa y miseria de la cuarta edición
- 17/05/11
El tamaño del pasado franquista de Francisco de la Torre sí importa
- 29/04/11 Francisco de la Torre y Carmen Cervera unen sus fuerzas en la cúpula del patronato del Thyssen Málaga para hacer y deshacer a su antojo sin dar explicaciones a nadie
- 14/04/11 Los cuatro palos de Francisco de la Torre en plena precampaña electoral: el escándalo Thyssen, el caso Porras, la guerra Policía Local- taxistas y la deuda de los mil millones
- 13/04/11 Museo Carmen Thyssen: otro episodio más en la colaboración de Francisco de la Torre y Javier Ferrer para hundir a la ciudad bajo la ruina económica y el ridículo político nacional
- 24/03/11
El Museo Carmen Thyssen: una operación de restauración de valores decimonónicos con productos de segunda fila y la total falta de escrúpulos políticos
- 23/03/11 El alcalde inaugura su Museo Carmen Thyssen a tiempo de llegar a la foto de campaña electoral: una inversión oficial de 30 millones de euros en plena crisis y con la mayor deuda pública de Málaga en su historia
- 17/02/11 El director del Instituto Municipal del Libro, Alfredo Taján, obsesionado por lo que hubo y sin saber lo que hay, reivindica la poesía gay del Glam en la nueva edición del ciclo Poesía y Rock
- 28/01/11 Francisco de la Torre encuentra colaboradores necesarios en sectores de la izquierda: Martín Moniche se une a la Casa Invisible en su decidido apoyo a la campaña electoral del alcalde
- 20/01/11 La Casa Invisible entra en un periodo de incógnitas: ¿institución cultural absorbida por Francisco de la Torre o nueva fase política del espacio alternativo?
- 19/01/11 De la Torre gana en la categoría ‘alcalde destructivo para Málaga’ con sus “ideas” sobre el Guadalmedina, el Arraijanal y las Colinas del Limonar, sus torres, sus obras…
- 07/01/11
La propuesta realista de Fernando Francés para el 2011 incluye el incremento de presupuesto y una programación razonable y sin caer en la espectacularidad
- 28/12/10 Una propuesta de evaluación colectiva del Museo Revello de Toro. “¿Por fin otro museo en Málaga que mira de tú a tú al Museo Picasso?”
- 23/12/12 Los extraños negocios de la Real Academia de la Lengua Española, la nueva Ortografía, la libertad de la comunidad de hablantes y el alcance del Antiguo Régimen en la España moderna
- 14/12/10 La apuesta de Francés por Dexter Dalwood: el definitivo perdedor del premio Turner conquista la tragedia en el CAC Málaga, que prefiere la estabilidad de la pintura diferida al arte sonoro del presente
- 19/11/10 El Festival de Teatro de Málaga vuelve, como cada año, a ser el mismo de siempre, como si no hubiesen pasado 28 desde su primera edición
- 16/11/10 El ‘New York Times’ publica un reportaje sobre la película perdida y reencontrada que Sara Driver hizo sobre un cuento de Paul Bowles y no nombra ni a Alfredo Taján ni a Málaga absolutamente para nada
- 04/11/10 El Ateneo de Málaga confía en Carlos de Mesa para reactivar la vida cultural de Málaga olvidando que él no supo reactivar ni el Teatro Cervantes cuando lo dirigió
- 21/10/10 Da comienzo el Congreso de Mentes Brillantes que todo el mundo esperaba: por fin Málaga es capital de algo, aunque no se sepa muy bien de qué ni por qué
- 28/09/10 Recomendaciones para el tiempo libre. Dos novelas de anticipación: ‘Noticias de Ninguna parte’, de William Morris y ‘¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?’, de Philip K. Dick
- 14/09/10 Comienza mal la temporada cultural y aun parece que lo peor está por llegar
- 23/07/10 Briones y Charo Ema Bastardín presentan sus peores cuentas de resultados pero no presentan excusas
- 14/07/10 Comienza la torremolinización de calle Larios
- 07/07/10 Nueva iniciativa artística del alcalde Paco de la Torre: el entierro del megacilicio en las obras del metro de Málaga
- 18/05/10 El colaborador más cercano de Francisco de la Torre, Javier Cremades, publica un artículo para presentar su Fundación Madrid Vivo, que preside Rouco Varela, y se manifiesta contra el “laicismo integrista”
- 14/05/10 El alcalde Francisco de la Torre y la vigencia del manifiesto del PP: de “Andaluces por el Cambio” a “Málaga necesita urgentemente cambiar”
- 12/05/10 La lista de Teo León Gross, o cómo repartir birretes sin quitarse la boina
- 04/05/10 Una visión alternativa a la verdad oficial sobre la “Ley de Amnistía”: ni de punto final, ni de punto en boca a quienes discuten la validez de los acuerdos y los pactos de la transición
- 16/04/10 Carlos Jiménez Villarejo, un malagueño menos  
- 08/04/10 El trajín de Taján con los baúles de los Bowles
- 23/03/10 El giro estratégico del Museo Picasso Málaga: del centro estable al doble espacio dinámico
- 12/02/10 La efectividad de la memoria histórica de la extrema derecha: 73 años después de la toma de Málaga por las tropas nacionales, sus herederos impunes bombardean al juez Garzón
- 09/02/10 La Junta cataloga como monumento el Ayuntamiento de Málaga reconociendo su papel en la historia de la ciudad: una visión cósmica de las alegorías de su fachada
- 09/02/10 Galería de imágenes. El friso del Ayuntamiento de Málaga
- 03/02/10 La descripción que el New York Times hace de la política del Partido Republicano retrata al Partido Popular: cómo oscilar entre ser el ‘partido del no’, el discurso extremista y el filibusterismo institucional
- 21/01/10 Una exposición en el Museo del Patrimonio Municipal en la que importa más la invocación que la salud: santos y relicarios para fomentar la fe desde una institución pública
- 14/01/10 Freddy contra Jason, Alien contra Terminator, nueva entrega de la lucha entre colosos del terror: Muñoz Molina contra Rodríguez Ibarra o la sangre que mana de la propiedad intelectual
- 07/01/10 Javier Marías se mete en la faena con su habitual clarividencia: luchar contra las corridas de toros es totalitarismo franquista

PARA consultar colaboraciones del Colectivo Eloy Herrera Pino de los años 2009, 2008, 2007 y 2006 puede pinchar en las noticias relacionadas de la siguiente información:
- 29/12/09 La carambola de Maiolo y Ratzinger en el Vaticano y sus manifestaciones en los medios de comunicación