La normativa europea exigía a España reutilizar y reciclar el 50% de los residuos municipales en 2020, un objetivo que la denuncia ante la Comisión Europea demuestra que no se va a cumplir ya que se sitúa por debajo del 35%

Julio Barea, responsable de Greenpeace sobre Ecoembes: “Miente sobre los niveles de recuperación de envases y está siendo uno de los principales agentes que frenan y boicotean mejoras en el sistema de gestión y las políticas de residuos en nuestro país


Ecoembes es una empresa sin ‘ánimo de lucro’ cuyos 10 directivos cobran 1,66 millones de euros. EL OBSERVADOR publicó en su día ‘Desmontando a Ecoembes’ y ‘Ecoembes miente’, un informe de Greenpeace denunciando a la empresa que gestiona los envases domésticos: “Apenas recupera y recicla de su contenedor amarillo el 25% de lo que se introduce”


19/02/21. 
Opinión. Medioambiente. Dieciséis entidades sociales, tanto de ámbito estatal como territorial, han denunciado al Estado español ante la Comisión Europea por el incumplimiento del objetivo de reutilización y reciclaje de los residuos municipales del 50% para 2020, marcado por la Unión Europea. La empresa que no ha llevado a cabo la gestión de estos residuos es Ecoembes. La queja ha sido admitida y la...

...Comisión Europea comenzará su tramitación. Ecoembes, la empresa responsable de la recuperación y reciclado de los envases de plástico, está implantada en Málaga mediante un sinuoso convenio del que EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com ha escrito muchas veces. Leer: Desmontando a Ecoembes. Empresa con la que el Ayuntamiento y la Diputación de Málaga tienen un oscuro convenio para la recogida de envases. Una empresa sin ‘ánimo de lucro’ cuyos 10 directivos cobran 1,66 millones  de euros.

Ecoembres es la empresa responsable de los contenedores amarillos para envases domésticos que se ven en toda Málaga. Contenedores que han sido objeto de campañas de Greenpeace denunciando la gestión que se hace de ellos. Leer: Los contenedores sucios. “Ecoembes miente”: Un informe de Greenpeace denunciando a la empresa que gestiona los envases domésticos: “Apenas recupera y recicla de su contenedor amarillo el 25% de lo que se introduce. En estas campañas ha sido protagonista Málaga. Leer: Málaga participa en la campaña de Greenpeace "Ecoembes miente". Contenedores amarillos de la ciudad aparecen con pegatinas con dicho lema, lo mismo que en otras ciudades de España.

De hecho, la reconocida ONG Greenpeace publicó un serio informe sobre Ecoembes del que se hizo eco esta revista. Leer: “El reciclaje no funciona en España: Greenpeace saca un informe demoledor para Ecoembes”, un artículo de Pepe Galindo, editor del portal de divulgación ecologista ‘BlogSOStenible’.


La semana pasada la Comisión Europea aceptó a trámite la queja presentada por Greenpeace, junto a los colectivos Amigos de la Tierra, Centre d’Ecologia i Projectes Alternatius (CEPA), Clean Ocean Project, Estratègia Catalana Residu Zero, Ecologistas en Acción, Eguzki, Grup Balear d’Ornitologia (GOB), Gurasos, Mater Museoa, Lurra Nafarroa, Rezero, Retorna, Surfrider Foundation Europe, Sustrai Erakuntza y Unión Sindical Obrera (USO), por el incumplimiento de los objetivos de gestión de residuos marcados por Bruselas. La normativa europea exigía a España reutilizar y reciclar el 50% de los residuos municipales en 2020, un objetivo que la denuncia ante la Comisión Europea demuestra que no se va a cumplir, ya que se sitúa por debajo del 35%.

Conforme indican en la denuncia presentada, “todas las prospecciones sobre la preparación para la reutilización y reciclaje en 2020 obligan a pensar que en el Estado español no se cumplirán los objetivos establecidos por la Directiva 2008/98/CE”. Ya que según los últimos datos presentados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el reciclaje de residuos municipales en España se situaba en el 35% en 2018, lejos del exigible 50%. Para Greenpeace “esta insuficiente cifra ha empeorado en los últimos años, y además España no ha puesto en marcha ninguna de las políticas que la Comisión le ha ido recomendando en los últimos años para llegar al objetivo del 50% en 2020”. “Cualquier envase que tenga el punto verde, una lata, una botella, una caja de galletas, todos esos residuos los debe gestionar Ecoembes. Las marcas pagan un dinero para que se recupere y se recicle, y es lo que no está pasando, no están haciendo bien su trabajo”.

Según Greenpeace, “uno de los principales agentes que lleva dos décadas sin realizar la tarea que le encomienda la ley ha sido Ecoembes, responsable de la gestión del contenedor amarillo y de casi la mitad del azul. La contaminación causada por sus envases de usar y tirar, es otra de las pandemias que sufre nuestro planeta. Una pandemia silenciosa que, día a día se nos va revelando gracias a estudios científicos, es de una magnitud inimaginable”. Julio Barea, portavoz de Greenpeace, explica que “cualquier envase que tenga el punto verde, una lata, una botella, una caja de galletas, todos esos residuos los debe gestionar Ecoembes. Las marcas pagan un dinero para que se recupere y se recicle, y es lo que no está pasando, no están haciendo bien su trabajo”. Además Barea asegura que Ecoembes “miente sobre los niveles de recuperación de envases y está siendo uno de los principales agentes que frenan y boicotean mejoras en el sistema de gestión y las políticas de residuos en nuestro país”.

En la denuncia, más allá de solicitar que la Comisión Europea admita a trámite su reivindicación, las entidades demandan “un cambio de rumbo inmediato por parte de la vicepresidenta Teresa Ribera, principal responsable dentro del Ejecutivo español. Este giro de 180 grados pasa por trasponer las nuevas Directivas de residuos a través de una nueva Ley de Residuos participativa y ambiciosa, con herramientas que aseguren el cumplimiento obligatorio de los nuevos objetivos de reutilización y reciclaje”.

La queja aceptada por la Unión Europea no solo refleja la dejadez del Gobierno de España, sino que “pone en entredicho a los mismísimos sistemas integrados de gestión de residuos, como es Ecoembes (y Ecovidrio). Una entidad que lleva dos décadas haciendo un excelente trabajo de greenwashing, marketing y campañas publicitarias, pero deplorable a la hora de prevenir, reutilizar e increíblemente reciclar menos del 25% de sus envases (según los últimos datos aportados por el Gobierno balear)”.

A principios de mes la Alianza Residuo Cero, conformada por las entidades Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Retorna, Rezero y Surfrider, ya denunció el intento por parte de Ecoembes de sufragar un sistema de recuperación de envases en la Comunitat Valenciana por cuenta de los contribuyentes (AQUÍ). Su idea consiste en la compra de 3.000 máquinas para el retorno de botellas de plástico con los fondos públicos europeos o de recuperación post-COVID.

Más información sobre Greenpeace y Ecoembes:

https://revistaelobservador.com/component/search/?searchword=ecoembes&searchphrase=all&Itemid=101
https://revistaelobservador.com/component/search/?searchword=greenpeace&searchphrase=all&Itemid=101