“Hemos comprobado asombrados como al PP no le ha parecido suficiente con votar en contra de los fondos europeos para la recuperación económica, recurriendo la convalidación del decreto al Tribunal Constitucional. No se puede ser más desleal con tu país

OPINIÓN. La columna de Cristo
. Por Cristóbal Fernández
Graduado en Derecho y asesor en el Parlamento de Andalucía


22/02/21. Opinión. El asesor en el Parlamento andaluz, Cristóbal Fernández, escribe en su colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre la frase ‘todos los políticos son iguales’: “En la última crisis económica pudimos comprobar como el gobierno presidido por Rajoy hizo el mayor esfuerzo económico en rescatar con dinero público a los bancos, mientras que en la crisis...

...ocasionada por el Covid, hemos podido comprobar como el gobierno presidido por Pedro Sánchez está rescatando a familias, pymes y autónomos, en forma de Ingreso Mínimo Vital, ERTES, avales ICO o prestaciones extraordinarias a los autónomos”.

No son todos lo mismo

Llevamos años escuchando aquello de que todos los políticos y todos los partidos son lo mismo. En mi opinión, no puedo estar más en desacuerdo con dicha afirmación. Un buen ejemplo, lo tenemos en las prioridades que unos y otros establecen en tiempos de crisis.


Concretamente, en la última crisis económica pudimos comprobar como el gobierno presidido por Rajoy hizo el mayor esfuerzo económico en rescatar con dinero público a los bancos, mientras que en la crisis ocasionada por el Covid, hemos podido comprobar como el gobierno presidido por Pedro Sánchez está rescatando a familias, pymes y autónomos, en forma de Ingreso Mínimo Vital, ERTES, avales ICO o prestaciones extraordinarias a los autónomos.

Recientemente, hemos comprobado asombrados como al PP no le ha parecido suficiente con votar en contra de los fondos europeos para la recuperación económica, recurriendo la convalidación del decreto al Tribunal Constitucional. No se puede ser más desleal con tu país.

Mientras tanto, en clave más cercana, hemos visto a alcaldes haciendo apuestas muy potentes y demostrando una alta sensibilidad con quienes peor lo están pasando en esta crisis. Ahí está el alcalde de Mijas, Josele González, que con una inversión de 12 millones de euros ha inyectado recursos económicos a más de 3.500 empresas y autónomos de su municipio.

En plena segunda ola del Covid, la Junta de Andalucía anunciaba un recorte en los Planes de Empleo autonómicos de un 50% con respecto a los últimos aprobados por el gobierno liderado por Susana Díaz. Simultáneamente, el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, impulsaba un Plan de Empleo extraordinario en su localidad y otras medidas complementarias con una inversión de más de 7 millones de euros para contratar a personas desempleadas.

Con una tercera ola del Covid haciendo estragos en Málaga, el alcalde de la ciudad, Paco de la Torre, instauraba nuevas zonas azules de estacionamiento en barrios obreros como Huelin y La Unión. Mientras tanto, el portavoz socialista en el Ayuntamiento, Dani Pérez, además de criticar esta medida perjudicial para vecinos y comerciantes, tendía la mano al alcalde para negociar conjuntamente los presupuestos municipales, anteponiendo los intereses generales de la ciudad a los partidistas.

Otros alcaldes también merecen un reconocimiento público por la labor que vienen realizando en estos meses de crisis sanitaria. El alcalde de Almáchar, Antonio Yuste, ha puesto en funcionamiento un plan de emergencia alimentaria con catering subvencionado a las personas mayores del municipio, precisamente las más vulnerables desde el punto de vista sanitario.

El alcalde de Arriate, Francisco Javier Anet, ante la falta de respuesta de la Consejería de Educación, ha proporcionado purificadores de aire con filtros HEPA a todos los centros educativos de su localidad.

En Fuente Piedra, su alcalde, Siro Pachón, ya ha convocado la segunda línea de ayudas económicas extraordinarias a familias, autónomos y comerciantes del pueblo. Las ayudas abarcan la compra de alimentos, medicinas, pagos de suministros, bonificación de tasas de agua y ayudas directas a los trabajadores por cuenta propia.

En Mollina, la oposición intentaba alarmar a la población con cifras infladas de contagios de Covid que nada tenían que ver con la realidad. La respuesta del alcalde, Eugenio Sevillano, fue contundente. Ante las restricciones aprobadas por la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento ha otorgado ayudas económicas desde 750 a 1.000 euros a todos los autónomos y empresas del municipio.

En localidades más pequeñas, los alcaldes y alcaldesas, en este tiempo de pandemia se han convertido en multiusos, recogiendo alimentos, entregando medicinas, certificados o incluso repartiendo leña.

Sirvan estos ejemplos y otros muchos, que no menciono para no extenderme demasiado, para reafirmarme en mi posición inicial. No todos los políticos ni los partidos son lo mismo, porque no todos se comportan de la misma forma cuando se trata de hacer frente a una situación tan dramática como lo que estamos viviendo en este último año.

Puede leer aquí anteriores artículos de Cristóbal Fernández