“Soy mujer, madre, ama de casa y presidenta de la AAVV de El Palo, y quiero compartir con todos algunas reflexiones, algunas quejas y propuestas para mejorar nuestra vida”

“Os animo a participar en la manifestación que se está organizando para este sábado 22 de enero, a las 12:00 horas, en la plaza de la Constitución. Esta es tu cita para el sábado: deja las rebajas, deja todo, y defiende la Sanidad Pública. ¿Quién convoca? Convoca ‘Marea Blanca’”


O
PINIÓN. Si protestas… ¡Lo logramos! Por Mercedes Pírez
Activista paleña


17/01/22. Opinión. Mercedes Pírez, activista de El Palo, inicia una colaboración quincenal en EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com. En esta primera entrega escribe sobre la manifestación convocada en Málaga para el próximo sábado día 22 por Marea Blanca, en defensa de la Sanidad Pública, y anima a participar en ella: “No quiero ser un número cada vez que voy al médico de cabecera; ni quiero tener que empezar a contar...

...mi historial médico cada vez que vaya porque me atienda un médico distinto, no podemos consentir esos 10 minutos por paciente. Son cortos; son insuficientes; son indignos”.

¿El sábado? Todos de blanco

“Mi autoridad emana de vosotros y cesa ante vuestra presencia soberana”
(Discurso inaugural de José Gervasio Artigas al Congreso argentino, abril de 1813)

Mensaje para todos los políticos que parece que lo han olvidado

Soy mujer, madre, ama de casa y presidenta de la AAVV de El Palo, y vivo en el mejor barrio de la ciudad, precisamente, ‘El Palo’, y quiero compartir con todos algunas reflexiones, algunas quejas y propuestas para mejorar nuestra vida.

Al principio pensaba en escribir sobre los problemas de nuestro barrio, que fue lo primero que me preocupó cuando vine a vivir aquí, así que voy a escribir, siempre que me lo permitan, de las preocupaciones actuales y de mi barrio.

Ahora solo hablamos del COVID, porque de eso quieren que hablemos. Nos olvidamos de muchos de los problemas que vivimos en todos los ámbitos de nuestra vida, y por eso hoy quiero dirigirme a vosotros para hablar de nuestro sistema de salud: Que debido a los recortes que estamos viviendo con esta administración autonómica, poco a poco se está desmantelando el mejor sistema de salud que hay en Europa… ¡el nuestro!

Por eso, desde aquí, os animo a participar en la manifestación que se está organizando para este sábado 22 de enero, a las 12:00 horas, en la plaza de la Constitución. Esta es tu cita para el sábado: deja las rebajas, deja todo, y defiende la Sanidad Pública. ¿Quién convoca? Convoca Marea Blanca.

Es agradable escuchar que van a construir hospitales (muy necesarios) y centros de salud nuevos, pero si tenemos plantillas de personal médico agotadas, con bajas laborales que no se cubren, con contratos precarios de tres meses o incluso menores, se concluye que así no se puede seguir.

No quiero ser un número cada vez que voy al médico de cabecera; ni quiero tener que empezar a contar mi historial médico cada vez que vaya porque me atienda un médico distinto, no podemos consentir esos 10 minutos por paciente. Son cortos; son insuficientes; son indignos. Puedo decir más, pero en el manifiesto esta muy claro, si no mejoramos, invertimos y cambiamos el modelo actual… ¡desaparece la sanidad pública!


El manifiesto de Marea Blanca dice:

Ante la situación insostenible de nuestra Sanidad Pública, la Marea Blanca de Málaga hace un llamamiento a la ciudadanía para no tolerar este abandono premeditado de lo que es de todas y todos, que pagamos con nuestros impuestos y que generaciones anteriores consiguieron con gran esfuerzo.

Si se deteriora la Atención Primaria, se deteriora toda la Sanidad Pública.

La Atención Primaria nació con el propósito de ser cercana a las personas, de formar parte de nuestros barrios y pueblos, prestando una atención integral en los centros y en los domicilios, independientemente del nivel económico y de la procedencia de las personas que hicieran uso de ella. Una Sanidad Pública valorada, que ha servido como referencia a muchos países de nuestro entorno, y de la que como ciudadanas podíamos sentirnos orgullosas. Por ello, ahora no podemos tolerar más la progresiva degradación que se está haciendo de ella, porque mientras los gestores la justifican culpando del deterioro a la situación pandémica, a su vez, están poniéndola en manos privadas. La Salud pasa de este modo de ser, un derecho, a ser considerado un producto de consumo, que solo la adquiera quien pueda pagarla.

La pandemia no debería servir de coartada para que las administraciones públicas limiten el acceso a los centros sanitarios, poniendo barreras, sustituyendo la atención presencial por la telefónica, lo que supone la deshumanización en la atención y ocasiona a la población más vulnerable unas consecuencias inasumibles. Y se provoca una falta de equidad y desvirtualización de uno de los pilares básicos de la civilización, y se fuerza a la población a acudir a buscar ayuda en la sanidad privada.

La actual situación se debe a la toma de decisiones políticas nefastas durante años, una financiación insuficiente, una mala gestión de los recursos y a un maltrato de los profesionales sanitarios y, en último extremo, de toda la ciudadanía. Hace unos años, Andalucía estaba en los primeros puestos del país por su calidad y dotación. Ahora somos la penúltima del país, y la provincia de Málaga ocupa el penúltimo puesto en número de profesionales por cada 1.000 habitantes en Andalucía.

Y aún peor: el actual gobierno andaluz no renovó el contrato a 8.000 profesionales de la salud en el mes de noviembre, 1.500 en la provincia de Málaga. Pues bien, con esta sexta ola los centros de Primaria y las urgencias vuelven a estar desbordados, y en unas semanas puede que también las plantas hospitalarias y las UCI, esperemos que no. "Los profesionales ¡no pueden más!" y la ciudadanía se ha visto abandonada a su suerte, apelando sólo a su buen criterio en esta sexta ola.

Sin embargo, el gobierno andaluz tiene un superávit de 3.000 millones de euros no gastados este año pasado. Los profesionales no renovados han emigrado a otras comunidades o al extranjero. Y tenemos que volver a oír los argumentos de los jerarcas sanitarios diciendo que ¡no hay profesionales para contratar!

A finales de diciembre, el Consejo Interterritorial de Salud y el Gobierno central han aprobado un nuevo Plan de Acción de Atención Primaria y Comunitaria. Independientemente de que nos guste más o menos lo acordado, lo que nos preocupa es que vuelva a pasar el tiempo y no se haga nada, que todo quede, como hasta ahora, en intenciones y en la foto.


Por tanto, exigimos a las administraciones públicas:

-Financiación suficiente de la Sanidad Pública, al menos el 7% del PIB, y un 25% de este presupuesto a Atención Primaria.

-Mejoras de la contratación y acabar con la precariedad laboral en la Sanidad Pública.

-Aumento de las plantillas de los centros de Primaria, incluido personal administrativo, que debe ser formado específicamente en gestión sanitaria.

-Adecuación de las plantillas sanitarias a las necesidades de salud de la población en todos los niveles asistenciales. Recuperando la promoción y prevención de la salud en todas sus dimensiones.

-Consulta presencial ya. Es una prioridad que retorne el contacto personal con los usuarios. Las modalidades llamadas de telemedicina deben ser complementarias.

-La Salud Mental es otro de los servicios públicos sanitarios infradotados desde siempre, es necesario aumentar las plantillas de todos los estamentos profesionales para garantizar una atención integral y una orientación comunitaria. Potenciar la red de recursos de la fundación pública FAISEM, para la integración social de las personas con trastornos mentales. Abrir la Unidad de Psiquiatría del hospital Costa del Sol.

-Retorno de la Maternidad al Hospital Clínico Universitario como está clamando toda la población del Valle del Guadalhorce y parte del área metropolitana de Málaga.

-Dotar a los hospitales comarcales de los especialistas necesarios para evitar los penosos viajes hasta Málaga.

-Potenciar los servicios de salud de las áreas rurales de la provincia que se están viendo especialmente afectados por el recorte de profesionales y especialistas.

-Creación de los Consejos de Salud en Áreas y Zonas Básicas, para hacer efectiva la participación ciudadana.

No podemos demorarlo más, como ciudadanía debemos defender nuestro Sistema Público de Salud que nos ha cuidado durante décadas.

No olvidemos nunca a todos los profesionales que nos cuidan durante esta terrible pandemia, haciendo de su vocación su compromiso social.

Defiende la Sanidad pública, universal y de calidad. Recuperemos la Atención Primaria.

El sábado 22 de enero tienes una cita en la plaza de la Constitución a las 12;00 horas. ¡No te quedes en casa!