“Nuestro objetivo se había conseguido, llevar al andalucismo cercano, radical de la raíz, pero comprensivo con todas, al centro de la vida de nuestra gente

OPINIÓN. Compromiso con Andalucía. Por José Antonio Jiménez Ramos
C
oportavoz de Iniciativa del Pueblo Andaluz


13/06/22. Opinión. José Antonio Jiménez, docente jubilado y coportavoz de Iniciativa del Pueblo Andaluz (IdPA), escribe en su colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre las elecciones del próximo domingo: “Puedo entender la decisión de votar en blanco, a veces es bueno hacerlo, pero no entenderé que alguien deje de ejercer un derecho porque no se siente identificado con un grupo político...

...al 100%. No los hay al 100%, pero si los hay que tienen argumentos más que suficientes para ir a votar por ellos”.

Y en esto llegó Inma Nieto

A seis días del 19 de junio, fecha histórica en Andalucía, hay que decirlo alto y claro, hay que ejercer el derecho de elegir, el derecho individual más importante de una democracia representativa. Es una decisión única, que se corresponde en multitud de ocasiones, con una decisión teledirigida, ya sean por los medios, o por las influencias personales de unas y otros, pero aún así, es una decisión personal.


Y yo la tengo tomada desde hace tiempo, votaré al espacio donde estoy, no solo por disciplina, sino por convicción, porque estoy seguro de ser el espacio de un cambio real presente y futuro y lo digo desde la perspectiva de algunos años, más de 40, que llevo en política directa, militando en partidos de izquierdas, siempre desde una perspectiva crítica en cualquier lugar y en cualquier momento.

Me he equivocado algunas veces, demasiadas para mi gusto, lo reconozco, puse mi confianza en gente que me defraudaron con sus comportamientos políticos y personales, pero nunca he dejado de votar, porque ese derecho me corresponde a mí. Y puedo entender la decisión de votar en blanco, a veces es bueno hacerlo, pero no entenderé que alguien deje de ejercer un derecho porque no se siente identificado con un grupo político al 100%. No los hay al 100%, pero si los hay que tienen argumentos más que suficientes para ir a votar por ellos.


En la izquierda somos la mar de exquisitos, nos la cogemos con papel de fumar, somos mucho de “sí pero no del todo”, de “es que no habla de tal cosa” como si las personas fuéramos maquinas de hablar que largan lo que tienen sin ninguna posibilidad de olvidar o equivocarse, en definitiva de ser personas.

He participado en cientos de actos políticos o electorales, 40 años dan para mucho, y ya nada, creía yo, me iba a sorprender. Craso error, este sábado pasado participé en un mitin en Córdoba junto a Yolanda Díaz, Esperanza Gómez, Ione Belarra, Juan Antonio Delgado, Enrique Santiago e Inma Nieto, de entrada impresiona hablar para mas dos mil personas con una caló del carajo y más si eres el primero.

Lo hice como pude y mi entender me propició hilar un discurso más corto del que necesitaba, pero suficiente; marqué el espacio, estábamos en un lugar andalucista, le gustara a quien le gustara, lo tengo suficientemente claro, lo dije de esta manera, somos el andalucismo útil y que suma y no excluye a nadie. No reparte carnés identitarios, no es nuestra historia, las andaluzas y los andaluces somos personas de luz que cooperan con otras, no vamos sembrando enemigos por muy mesetarios que sean, todo eso es un invento excluyente que nos separa y allí estábamos para sumar y sumar.

Pero en esto, después de una serie de intervenciones y de recuerdos llegó, para mi y para mucha gente la sorpresa de estas elecciones, Inma Nieto, sencilla, poderosa en los razonamientos, empoderada por su conocimiento de la vida real y que el lunes había puesto muy nervioso a Moreno Bonilla. Una mujer grande y abierta dentro de un estilo cercano y con claridad de ideas y que su primer recuerdo fue para Convocatoria por Andalucía, y ello centró su discurso de esta manera “era el momento de hacer un gobierno feminista y andalucista y todo ello para recuperar el poder andaluz”. Andalucía y su gente en el centro de la acción política. Escuchar esto, además de seguir sorprendiéndome me llevó a pensar en algo muy concreto, misión cumplida. Nuestro objetivo se había conseguido, llevar al andalucismo cercano, radical de la raíz, pero comprensivo con todas, al centro de la vida de nuestra gente. Las dificultades se dan por buenas porque creemos que estamos en el camino correcto y ahora lo que hace falta es sumar y sumar y eso empieza el próximo día 19 de junio.

Puede leer aquí anteriores artículos de José Antonio Jiménez