“Moreno Bonilla es miembro de un partido que tiene en su genética las políticas de desmantelamiento de los servicios públicos para ponerlos al servicio de las empresas

OPINIÓN. Compromiso con Andalucía. Por José Antonio Jiménez Ramos
C
oportavoz de Iniciativa del Pueblo Andaluz


11/07/22. Opinión. José Antonio Jiménez, docente jubilado y coportavoz de Iniciativa del Pueblo Andaluz (IdPA), partido integrante en la coalición Por Andalucía, escribe en su colaboración para EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com sobre el gobierno del PP en la Junta: “Para muestra un botón, ya sabemos que este verano no habrá personal sanitario suficiente para cubrir las bajas y los traslados...

...necesarios para cubrir las necesidades de los centros de atención primaria. Hace unos días eldiario.es Andalucía lo decía de manera clara “El plan de verano de la sanidad andaluza se topa con la realidad: No hay plantilla suficiente””.

Ni un minuto de tregua

Dentro de unos días echará andar la duodécima legislatura del Parlamento de Andalucía, tras unos resultados contundentes y muy clarificadores. El Partido Popular de Andalucía ha ganado y su presidente seguirá al frente del gobierno andaluz. Y lo hará en solitario, no necesitará ningún apoyo para hacer lo que desee, tiene una mayoría absoluta indiscutible.


Es costumbre esperar, por cortesía parlamentaria, los primeros cien días de los gobiernos después de su constitución, para ver por dónde van los tiros del mismo. Dadas las circunstancias y la propia prepotencia de los dirigentes populares con su Juanma al frente, propongo que no haya ni un minuto de tregua. Tienen lo que querían y todo el pastel está servido. Ya no tienen que agachar la cabeza ante nadie y estoy seguro que van a ir directo hacia el objetivo que tengan previsto.

No cabe esperar nada para saber por dónde va a ir el camino de este gobierno. Toda la responsabilidad recae sobre ellos y ellas y a partir de ya, las consecuencias tienen dueño seguro, por tanto, desde el minuto uno, las diputadas y los diputados de la oposición progresista deben tener claro que hay que salir a por todas.

Para muestra un botón, ya sabemos que este verano no habrá personal sanitario suficiente para cubrir las bajas y los traslados necesarios para cubrir las necesidades de los centros de atención primaria. Hace unos días eldiario.es Andalucía lo decía de manera clara “El plan de verano de la sanidad andaluza se topa con la realidad: No hay plantilla suficiente”.

La responsabilidad no es del maestro armero, sino de la falta de previsión del gobierno de Juanma Moreno. Entretenidos en tener un buen resultado electoral han olvidado que el verano llegaba de manera inmediata. Seguramente dirán que el gobierno central no les ha dado dinero suficiente y que la culpa es de Sánchez porque quiere fastidiar a Andalucía.



Pero eso ya no vale, ahora tienen el manejo de todo y hay que ponerse las pilas. ¿Se acuerdan de los más de 700 millones del contrato para que la empresa sanitaria Pascual “compense las deudas que habían contraído los gobiernos anteriores con esta empresa privada”? Buena falta haría ahora para que estén todos los sanitarios necesarios en Andalucía.

Siguiendo con la sanidad andaluza y el caso concreto del contrato con clínicas Pascual, ahora sabemos, ¡oh, casualidad! que ese contrato establece unos beneficios millonarios para la mencionada empresa de 46,5 millones de euros. Siguiendo la lógica de un partido como el PP, eso es normal, las empresas tienen que ganar para que se cree riqueza, que es la base del crecimiento. La fórmula neoliberal en toda su crudeza. Mientras tanto la sanidad pública, que no está para ganar dinero, se deteriora. Sin ánimo de ofender, esto es lo que han votado mayoritariamente las andaluzas y los andaluces el pasado 19 de junio. Ni más ni menos. Beneficios para las empresas a costa de la salud de las personas.

Por eso es necesario decir muy alto, ¡ni un minuto de tregua! La oposición política lo debe tener claro, el cambio de esta situación no se alcanza seis meses antes de las próximas elecciones andaluzas, solo será posible si el control y la denuncia pública se hace desde el primer minuto, sencillamente porque el gobierno del PP ya está haciendo lo que quiere hacer y hará en el último tramo de la legislatura lo contrario de lo que hace desde ya. Serán duros e implacables en sus políticas en los primeros momentos para convertirse en el final en un suave y encantador corderito.

La izquierda andaluza y andalucista no hemos conseguido explicar algo de suma importancia y que tiene que quedar muy claro, Moreno Bonilla es miembro de un partido que tiene en su genética las políticas de desmantelamiento de los servicios públicos para ponerlos al servicio de las empresas. El principio de que si ganan los de arriba ganamos todos, marcan sus gobiernos, sea Ayuso, Feijoo o Moreno Bonilla el que esté al frente. Una es más descarada, otro es más “gallego” y otro aparenta ser buena gente, pero todas pican en la misma piedra. Hemos mirado el dedo, cuando el problema era la luna. Y lo peor de esto es que algunas siguen mirando el dedo, porque es más confortable.

Lo realmente importante son las consecuencias en las vidas de las andaluzas y los andaluces de estas políticas y si ello no se entiende seguiremos demasiado tiempo en manos de los que están manejando las cosas de comer. Por eso ni un minuto de tregua.

Puede leer aquí anteriores artículos de José Antonio Jiménez