El mantenimiento reina por su ausencia, la suciedad se acumula y las zonas verdes, por llamarlas de alguna manera, dejan mucho que desear”

OPINIÓN. 
Colaboración
Por Nacho Romera.
Vecino comprometido por una ciudad mejor

11/10/21.
Opinión. Nacho Romera, vecino malagueño, continúa su colaboración con EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com en la que trata temas sociales, con un texto sobre el estado de los parques y plazas en Málaga: “Son zonas totalmente abandonadas por las administraciones públicas, que tienen el mobiliario en mal estado y mucha suciedad, a lo que hay que añadirle, para malestar de los vecinos, reuniones de jóvenes hasta...

...altas horas de la noche haciendo muy difícil el descanso, tal y como comentan los residentes”.

Pequeños parques, grandes problemas

En casi todas las barriadas existen pequeños parques o plazas para el esparcimiento y bienestar de los vecinos,. Lástima que, a día de hoy, esos espacios estén de la manera que están, donde el mantenimiento reina por su ausencia, la suciedad se acumula y las zonas verdes, por llamarlas de alguna manera, dejan mucho que desear.


Este es el caso de bastantes plazas de Málaga, pero nos vamos a centrar en unos ejemplos como pueden ser la plaza Eduardo Maldonado Leal, la plaza de Jardín de la Abadía o los Jardines Francisco Valverde en calle Cañizares.


Hace poco podíamos leer un artículo que reflejaba la situación de estas zonas, tal y como denuncian los vecinos y las AAVV. Son zonas totalmente abandonadas por las administraciones públicas, que tienen el mobiliario en mal estado y mucha suciedad, a lo que hay que añadirle, para malestar de los residentes, reuniones de jóvenes hasta altas horas de la noche haciendo muy difícil el descanso, tal y como comentan los vecinos.

Pero todo no queda ahí, para más inri tras la pasividad de las instituciones y la baja presencia policial, estos lugares se convierten fácilmente en lugar de menudeo de drogas, de hecho semanas atrás se encontraron jeringuillas en alguno de estos espacios.

En definitiva, el estado es lamentable y viendo que quizás las fotos no sea lo bastante suculentas, los responsables del equipo de gobierno municipal en estas áreas no hacen nada o casi nada al respecto, dejando la triste imagen que muestran.

No todos los parques están en calle Larios, ni están ubicados en grandes zonas de paso, pero no por ello deben de ser dejados de la mano de Dios, también hay que llegar donde no se ve.

Hay que resaltar también que en la mayoría de estos parques, como los que están en las calles Velasco, Orfila, Bonaire, en la plaza García-Tello, en la barriada la Princesa… no disponen de fuentes de agua potable con la que refrescarse e hidratarse.


Debemos recordar que en muchos se hayan ubicados aparatos de ejercicio biosaludable, lo que hace que personas mayores, y no tan mayores, realicen actividad física en ellos. Vivimos en una ciudad de clima cálido y en épocas de verano alcanzamos altas temperaturas, con lo que lo más aconsejable es hidratarse con regularidad.

En estos últimos días hemos visto con alegría que se está realizando la colocación de alguna fuente en alguno de estos parques, concretamente en Tomás de Echevarría.

Como digo, es una imagen de alegría pero a la vez resulta un poco contradictoria, ya que durante años se lleva solicitando una fuente para los niños del barrio que practican deporte justo enfrente, en las pistas deportivas, algo que apenas conllevaría trabajos de infraestructura por la cercanía de las acometidas. Siempre se ha contado con la negativa de las personas a cargo del distrito, y sin embargo sí se realiza unas grandes actuaciones que llevan días de trabajo para colocar la fuente justo enfrente, como hemos dicho.

Nuestro mayor asombro llega cuando te das cuenta que resulta que dicha calle está llena de locales de hostelería, lo cual nos aclara un poco todo.


Es realmente triste que peticiones vecinales se queden en el olvido dando otras prioridades, no se debe privar del bienestar a ningún ciudadano y se debería gobernar para todos los vecinos, y no como comprobamos una vez más para los colectivos amigos.

Es un claro ejemplo de lo que llamamos discriminación ciudadana, algo muy común por desgracia en nuestra ciudad por parte de nuestros dirigentes políticos municipalles, tal y como hemos podido escuchar por parte de ellos, que lo dejan bien claro.


Esperemos que este bien esencial, el agua, llegue pronto a todos los parques y zonas necesitadas de ella, lo pida quien lo pida y estén donde estén.

También esperamos que llegue el mantenimiento, la limpieza, la seguridad, etc., a estos parques con la mayor brevedad posible y con ello mejore el bienestar de los vecinos, algo sumamente necesario.