No existe ningún tipo de protección cultural, ambiental o geológica sobre esa cueva, que está fuera del sector protegido en esa misma cantera, como la ‘Navarro IV’. Para que estuviera protegida se tendría que abrir un complicado expediente de incierto futuro y negociar además con la empresa CyM Heidelberg Cement Group

Los técnicos de Cultura no encontraron “nada” en su última visita. La delegación rodea de secretismo todo lo relacionado con la cueva y no contesta preguntas: “¿Por qué Cultura no deja entrar a los expertos geólogos, arqueólogos y espeleólogos de la Federación Andaluza de Espeleología que harían un exhaustivo informe de forma altruista?”

“¿Por qué no se ha contado con los propios arqueólogos de Cultura en Málaga y desde la delegación se le ha dicho a la cementera que contrate a la empresa privada Arqueotectura para que haga un informe de unos 10.000 euros que no se ha hecho? ¿Qué miembro de Cultura dirige toda la operación?...”


OPINIÓN. Por Fernando Rivas
Editor de EL OBSERVADOR

26/08/21. 
Opinión. PRIMICIA. La revista EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com ha tenido acceso a fotografías del interior de la recién hallada cueva en la Cementera de la Araña. Son de una de las visitas efectuadas estos días por los técnicos. Son fotos del Interior de la oquedad con la referencia de personas, lo que sirve por primera vez para tener una idea de la altura de la sala principal de la cavidad...

...Aproximadamente unos tres o cuatro metros como mucho. Los técnicos de la delegación de Cultura de la Junta en Málaga, por otro lado, no encontraron “nada importante” en su última visita. Al menos dentro de su capacidad de observación, que no es la de profesionales expertos en cuevas. Han inspeccionado las zonas fácilmente accesibles sin entrar por pasos estrechos. No se sabe la misteriosa razón oculta que hace que Cultura prohíba intervenir a la Federación Andaluza de Espeleología con sus técnicos: geólogos, arqueólogos y espeleólogos que se ofrecieron a hacer un exhaustivo informe de la cavidad de forma gratuita.



Técnicos de Cultura en el interior de la cueva. Se ve la altura de la sala principal, que tiene de tres a cuatro metros máximo; han inspeccionado las zonas fácilmente accesibles sin entrar por pasos estrechos

Misterios y secretos de la delegación de Cultura de la Junta en Málaga

Como EL OBSERVADOR publicó (AQUÍ), desde la delegación de Cultura, que es la que tiene el control sobre la cueva, se le dijo a la cementera de FyM Heidelbger que contratara a la empresa Arqueotectura para que realizase un informe, que suele costar unos 10.000 euros, sobra la cueva, que no se ha hecho. Tampoco se sabe quién es el responsable de Cultura que le dijo a la cementera que contratara a esa entidad privada que ‘suele’ trabajar para la delegación. Tampoco se sabe por qué Cultura dejó al margen de este estudio a los arqueólogos de la propia delegación, que no han intervenido para nada en el ‘caso de la Cueva de la Araña’. Por otro lado, tampoco se sabe por qué la consejera de Cultura, Patricia del Pozo, miente cuando afirma que está prácticamente protegida desde el punto de vista ambiental o geológico. Esto es algo muy complicado de conseguir y que llevaría al inicio de un largo y complicado expediente que suele resultar negativo casi siempre. La cueva recién hallada no forma parte de la zona de cavidades protegidas en la misma cantera, como la llamada Navarro IV junto con otras oquedades, estas sí con protección.


Confusas preguntas sin respuestas

La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, dice medias verdades para ocultar la imposibilidad de la administración andaluza de poder dar una respuesta ágil y adecuada en la protección del patrimonio geológico que pueda representar la posible importancia de la recien descubierta cueva de La Araña, al decir que “si como resultado de la inspección técnica realizada por los técnicos de Cultura y Medio Ambiente de la Junta se encuentran restos arqueológicos de importancia, Cultura tendrá que intervenir y proteger lo que haya que proteger, pero que la cueva de por sí tiene ya un valor medioambiental importante y que en cualquier caso, aparezcan o no restos arqueológicos, la cueva ya tiene una protección que depende de Medio Ambiente”.


Fuentes cercanas a los técnicos de Cultura y Medio Ambiente que han hecho la tercera visita ayer miércoles, día 25, indican ‘off the record’ que no han aparecido restos arqueológicos ni pinturas rupestres, por lo que la protección de Cultura queda fuera de lugar, que es además la que en virtud de la Ley de Patrimonio Histórico es la única que tiene competencias de paralización inmediata de cualquier actividad industrial como es el caso.

La propia consejera se desdice indirectamente al afirmar que "la prioridad en este sentido es la conservación de los restos siempre respetando la ley y, en la medida de lo posible, haciéndolo compatible con el día a día y la vida de las personas”…“si son un legado importante para Málaga y para Andalucía podremos sobre la mesa los elementos de protección que hagan falta ", lo que resume en "una conservación de manera sostenible" (?), es decir, que los intereses de la cementera y los derechos que mantiene sobre la explotación minera primarán al no existir vestigios arqueológicos, ya que según anunció Del Pozo en su reciente visita a Torrox (Málaga) el día 25, “la intervención en materia de protección por parte de Cultura va a depender del hallazgo de restos arqueológicos de valor” una vez realizada esta tercera visita "para comprobar in situ posibles restos o no arqueológicos". La visita ya se ha hecho y los técnicos no han enconrado “nada”.

Técnicos de Cultura pero sin contar con sus propios arqueólogos

Llama la atención que al final hayan sido los propios técnicos de Cultura y de Medio Ambiente los que vayan a determinar esa existencia de restos arqueológicos o el posible valor medioambiental, sin que en dicho equipo se encuentren arqueólogos o geólogos… ¿Qué ha pasado con el informe encargado a la empresa Arqueotectura que parece no ha llegado a ultimarse? ¿Qué quiere decir “in situ”? ¿Una simple inspección ocular en aquellas zonas de fácil acceso? ¿Y las posibles galerías a las que sólo pueden acceder espeleólogos experimentados? ¿Nadie las va a investigar? ¿Por qué esta chapuza?


Hay que recordar lo sucedido cuando se descubrió en la misma cantera la cercana cueva de Navarro IV, abierta al exterior también por el frente de la cantera en 1979, y que, gracias a las exploraciones del Grupo de Exploraciones Subterráneas de la Sociedad Excursionista de Málaga, forzando en su parte final una angostura muy estrecha de apenas 40 x 50 cm. se encontraron unas pequeñas salas, que en su día tuvieron conexión al exterior, decoradas en sus paredes con un importantísimo grupo de pinturas rupestres que se reflejaron en la publicación del artículo adjunto en la revista especializada editada por dicho club. Ver AQUÍ.


Fotos de Clemente González, de la Sociedad Excursionista de Málaga, realizadas en 1981 a las pinturas de Navarro IV

¿Por qué no se ha aceptado el ofrecimiento altruista de la Federación Andaluza de Espelología para que se le permitiese explorar a fondo la cueva? ¿Se va a cerrar el expediente con esa inspección “in situ” que no va ser más que una mera observación superficial? ¿Se teme que los expertos espeleólogos puedan encontrar nuevas galerías? La transparencia en este sentido no estaría de más para evitar que una vez más los intereses económicos de una multinacional primen sobre la conservación de nuestro patrimonio histórico y natural.


En estos momentos, y en contradicción con lo manifestado por la consejera Patricia del Pozo, la nueva cavidad no está en una zona protegida tal y como señala el Catálogo Andaluz de Georrecursos de 2011 y vigente actualmente, definiendo y delimitando pefectamente la zona del Complejo de Cuevas de La Araña.

Catálogo Andaluz de Georrecursos de 2011


En las imágenes inferiores, se ve la delimitación de la zona protegida en el óvalo rojo, con indicación con la flecha roja de la zona en que se ubica la Cueva de Navarro IV (no se indica exactamente por razones de seguridad en su conservación) y la cercana situación (con una flecha blanca) de la recién descubierta cavidad, denominada en las redes como la Cueva de la Maravilla Blanca, a trescientos o cuatrocientos metros fuera del perímetro protegido.


Zona protegida (con ovalo y flecha rojo) de la cueva Navarro IV, la flecha en blanco señala la situación de la nueva cueva

Puede leer AQUÍ otras informaciones relacionadas con la cueva de la Araña y la Cementera CyM Heidelberg Cement Group