Málaga es la segunda ciudad de España de más de 500.000 habitantes que más cara paga su recogida de basuras, 156 euros, entre Barcelona, 166, y Madrid, 143, dos con recogida privatizada

La teoría de que cuando no funciona un servicio público hay que privatizarlo, no solo es una expresión rancia de la derecha extrema, es que además es mentira


09/12/16. Opinión. El portavoz de Ciudadanos (C's) en el Ayuntamiento de Málaga, Juan Cassá, ha presentado el avance de las conclusiones de la comisión sobre Limasa. Ciudadanos asegura que “no hay otra salida” que la privatización de la empresa municipal de limpieza. Cassá expone que la comisión tendrá su cierre en enero, cuando se celebrará una sesión final en la que se votarán las propuestas...

...de cada grupo político para el dictamen final, que deberá ser refrendado por el Pleno. La teoría de Cassá puede resumirse en que los trabajadores municipales no tienen capacidad para gestionar las empresas públicas (no dice si por ignorancia o vaguedad) y por eso hay que privatizarlas. El argumento le está facilitando al PP tomar una decisión que lleva deseando desde hace tiempo: privatizar el servicio público de limpieza. Por mucho que desde Ciudadanos digan que el concejal del PP en esta materia, Raúl Jiménez, “ha hecho verdaderos esfuerzos por boicotear la comisión con la inestimable ayuda de la dirección de Limasa”, Cassá sabe que la intención de Francisco de la Torre es privatizar Limasa, así que tras este ‘paripé’ les deja la opción en bandeja y de paso le hace el trabajo sucio al alcalde. Ciudadanos sabe que su futuro pasa inevitablemente por ser muleta de los populares o por diluirse mansamente en sus aguas y, esa verdad, hay varios políticos con coleta que la tienen muy clara. Es una opinión de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

ENTRE los argumentos que nadie quiere oír, está el de que algunas ciudades del espectro de población de Málaga tienen servicios de limpieza municipalizados (Sevilla y Zaragoza) funcionando bastante bien y costando al ciudadano, prácticamente lo que nos cuesta a los malagueños Limasa, e incluso menos. Tampoco quiere oírse, el argumento de que la externalización de este servicio a empresas privadas crea habitualmente bolsas de corrupción. Es el caso de Barcelona, denunciado por el diario El País (AQUÍ), y en el que se acusa a la empresa FCC, responsable de la recogida de basuras, de facturar al consistorio barcelonés sobrecostes no justificados de 800 millones de euros.

EN la provincia de Barcelona y tras destaparse el escándalo de FCC (que se encargaba de la recogida también de Badalona) son muchos los municipios, como Casteldefells, que se han planteado remunicipalizar el servicio de recogida. Castelldefels aprobó en septiembre la remunicipalización de la limpieza viaria y de la gestión de residuos y es el espejo en el cual se están mirando todos los consistorios que se plantean hacer lo mismo. Municipios del área metropolitana como Ripollet, Cerdanyola o Sabadell firmaron un convenio para avanzar en la gestión directa, pero sólo Castelldefels lo ha conseguido en la limpieza y los residuos.

CADA ciudadano de Málaga paga una media de 156 euros anuales per cápita por el servicio de recogida de basuras. De entre las cinco ciudades con poblaciones superiores a los 500.000 habitantes, Málaga es la segunda ciudad cuyos habitantes pagan más por su recogida de basuras. Primero, Barcelona, que paga 166,5 euros, teniendo el servicio en manos privadas y con un supuesto caso de corrupción de FCC. Madrid, estaría tras Málaga en el tercer lugar, con 143,1 euros por habitante, ciudad que también externaliza el servicio a empresas privadas y de las que son recurrentes las quejas por la suciedad de sus calles. En Zaragoza se pagan 107,8 euros y el servicio es público, mientras que en Sevilla, donde también es público, se abonan 138,5 euros por vecino. Valencia tenía el gasto per cápita en recogida de basura en 99 euros bajo el mandato de Rita Barberá, que lo puso en manos privadas, aunque la actual corporación de Joan Ribó también se plantea remunicipalizar el servicio. Por tanto, todas las corporaciones que tienen el servicio en manos privadas se están planteando que vuelva a manos municipales, excepto Málaga, y las dos ciudades que lo tienen en manos públicas son de las que menos gastan.

TRAS toda la virulencia en las manifestaciones y los problemas para la ciudad que acarreó la huelga de Limasa el pasado mes de marzo (AQUÍ), el empeño de algunos sigue siendo privatizar el servicio. Lo más lamentable es que el “énfasis regenerador” de Ciudadanos parece realmente centrado en ayudar a conseguir a Francisco de la Torre aquellas metas, que ni el mismo alcalde pudo lograr cuando tenía mayoría absoluta. La privatización total del servicio de limpieza es en estos momentos la tendencia contraria en la mayoría de las administraciones municipales, que están optando o planteándose remunicipalizar el servicio de recogida de basuras. Resulta triste que los ‘nuevos’ argumentos de Ciudadanos sean los ‘viejos’ argumentos de la derecha más rancia, que presuponen premisas del tipo “los trabajadores municipales son unos vagos  y unos ignorantes que no están preparados para gestionar las empresas de importancia como la de basuras”.

UNA
vez más se comprueba, por los actos de Cassá y su grupo municipal, que el único cometido de los naranjas en el consistorio es hacer el trabajo sucio a Francisco de la Torre. Llegar incluso adonde el PP, por guardar las formas electoralmente, no se atreve a llegar. Para ese cometido está Ciudadanos, que cada vez tiene más claro que ha llegado para ser la muleta de los populares en las instituciones o ver cómo muchas de sus ‘figuras’ hacen carrera y esperan pasar a engrosar las filas de los populares en el próximo “lifting” que hagan desde Génova o desde la Casona del Parque. Aquellos que pensaban que Ciudadanos era el recambió de la vieja derecha o una nueva opción de centro, moderada y conservadora para los españoles, ya han comprobado que ambos conceptos están muertos y enterrados. En Málaga, Cassá, como todos los demás, representan no solo a la vieja y rancia derecha, sino a la derecha extrema.

PUEDE leer aquí anteriores artículos relacionados con esta publicación:
- 22/03/16 Tronos y basura, la estampa de Málaga esta Semana Santa. El Ayuntamiento retira los contenedores soterrados para facilitar el tránsito a las Cofradías y provoca montañas de desperdicios
- 14/03/16 
Málaga promociona en Alemania su oferta turística como ‘destino basura’: trajo a 22 operadores extranjeros para conocer la ciudad el viernes, cuando era el undécimo día de huelga de Limasa
- 11/03/16  Bendodo pontifica sobre Limasa desde Alemania. Acusa a los trabajadores de chantaje. Olvida decir que su suegro es el exdirector de Urbaser, una de las privadas de la empresa mixta
- 09/03/16 Se duplican en un día las firmas para que el Ayuntamiento cese a Limasa y por ello, a su presidente, De la Torre. Van 10.000. El alcalde, culpable. Incapaz de solucionar el conflicto que creó él
- 08/03/16 5.000 firmas piden al alcalde de Málaga que ‘despida’ a la empresa que él mismo preside, Limasa. De la Torre no hace autocrítica de su gestión y su equipo sigue culpando por todo a sus trabajadores
- 07/03/16 La basura crece alrededor de contenedores vacíos: una imagen de la huelga de Limasa. Retiran los restos de los depósitos pero no recogen lo que queda fuera, reforzando la imagen de podredumbre
- 11/09/15 “¿Acaso no está Limasa en huelga desde hace meses? ¿En qué se va a notar? Ah, sí; ¡en calle Larios y zonas turísticas!”. Crecen las quejas en Bailén-Miraflores. Vecinos denuncian la falta de limpieza del barrio con vídeos y fotos
- 11/09/15 La mierda sigue desbordando Málaga. La indignación de Jara Troyano, una vecina de Camino de Suárez que documenta en fotos y vídeos la suciedad de su barrio, se extiende por las redes
- 25/05/15 
Una concejala del PP reacciona ante las demandas de limpieza en Bailén-Miraflores. En vez de asumir el fracaso de su gestión, Pérez de Siles (PP) achaca las quejas a intereses electorales de vecinos, a los que culpa además de la suciedad (?)
- 18/05/15 Increíble. La suciedad de Málaga hace estallar la indignación de una vecina de Camino de Suárez. Denuncia en Facebook con decenas de fotografías la porquería en sus calles. “¿Qué pasa con los barrios menos nobles? ¡Málaga da asco!”