Incluye el sumario íntegro 161/1977 de los juzgados de Málaga sobre la muerte de Caparrós y las actas de la Comisión de Investigación del Congreso. Unos 550 originales inéditos. Se distribuyen entre el libro y la web www.revistaelobservador.com

El libro será presentado por el columnista y profesor de la UMA, Teodoro León Gross, hoy miércoles 29, a las 19:00h, en el Instituto de Estudios Portuarios, en el Puerto, entrando por la Plaza de la Marina, donde empezó la ‘batalla’ en la que mataron a Caparrós

A la librería Proteo de Málaga, que coordina la venta y distribución del libro, llega un alto número de peticiones de reserva tanto de este como del anterior de la autora, “La muerte de García Caparrós en la transición política”, que también se incluye en la nueva obra


EL OBSERVADOR también publicó en 2007 el libro ‘La muerte de García Caparrós en la transición política’, de Rosa Burgos, en el que se describe con documentos originales lo ocurrido aquel 4 de diciembre. Esta obra se incluye integra en edición facsímil en la nueva que se presenta: ‘Las muertes de García Caparrós’

29/11/17.
Opinión. Hoy, miércoles 29 de noviembre, a las 19:00 horas, en el Instituto de Estudios Portuarios del Puerto de Málaga, entrando por la cercana plaza de la Marina a la derecha, la revista EL OBSERVADOR, con el Grupo de Estudios e Investigación en Periodismo y Comunicación (GEPYC) de la UMA, que dirige el catedrático de Periodismo Pedro Farias, presenta el nuevo libro editado por la revista cuya autora...

...es la escritora Rosa Burgos, Las muertes de García Caparrós. Dicha presentación correrá a cargo del columnista de El País y profesor de la UMA Teodoro León Gross. Con intervenciones del director del GEPYC, del editor del libro y de EL OBSERVADOR, el periodista Fernando Rivas, así como de la propia autora, Rosa Burgos.

A la librería Proteo de Málaga (https://www.libreriaproteo.com/) , que coordina la venta y distribución del nuevo libro Las muertes de García Caparrós, están llegando un alto número de peticiones de reserva tanto de este como del anterior de la autora, La muerte de García Caparrós en la transición política, que también se incluye íntegro en la nueva obra.


EL diario El País colabora en la difusión de los documentos inéditos que incluye este nuevo libro editado por EL OBSERVADOR. Se trata del sumario íntegro 161/1977 “incoado en 4 de diciembre de 1977” en el juzgado de Instrucción número Tres de Málaga, sobre: “Homicidio de Manuel J­osé García Caparrós y otros delitos”, y que tuvo varios años de instrucción. Y de las actas de la Comisión de Investigación del Congreso de los Diputados, ante la que intervinieron testigos de los hechos y que estuvo compuesta por 7 políticos de la época (UCD, AP, PSOE y PCE). El único político en activo a pesar de haber transcurridos 40 años es el actual alcalde de la ciudad de Málaga Francisco de la Torre Prados (PP). El regidor participó en los debates de los plenos del Congreso que tuvieron como protagonista la Comisión para justificar la actitud del entonces Gobernador Civil, Riverola Pelayo, bajo cuyo mando se encontraban las fuerzas de la Policía Armada que dispararon aquel día. Y murió Caparrós.

Un nuevo libro: Las muertes de García Caparrós

HACE justamente 10 años, la revista EL OBSERVADOR publicó el libro de la escritora Rosa Burgos La muerte de García Caparrós en la transición política. En él se ofrecían datos suficientes como para darse una idea certera de lo que había ocurrido ese 4 de diciembre en Málaga. Incluso quién podía haber disparado. En él se incluyen actas, declaraciones (la del alcalde De la Torre, por ejemplo), documentos inéditos que ahora parecen descubrir su existencia los medios de comunicación… La verdad es que llevan ahí10 años, no unas semanas. Lo que ocurre a los medios es algo parecido a los políticos, que parece que ahora está de moda o es rentable Caparrós y las cosas de las autonomías o las independencias, así que adelante con él. Pues bien, ahora, la revista EL OBSERVADOR publica, una década después, la nueva obra de Rosa Burgos, Las muertes de García Caparrós.



EN una primera parte, sobre 90 páginas, se hace un correlato de cómo se escribió el primer libro y de cómo la autora tuvo acceso a toda la documentación que se ofrece al lector, describiéndose la misma y su ubicación en el libro. En una segunda parte y en continuación, se incluye el primer libro de Burgos (La muerte de García Caparrós en la transición política), en formato facsímil íntegro. Y después, en una tercera  parte, se incorporan unos 300 documentos más que incluyen las actas de la Comisión de Investigación del Congreso con los nombres de los que declaran y sus contenidos, que se han negado a dar últimamente por ser ‘secretas’. Pero además, también se incorporan documentos más valiosos, sobre todo desde un punto de vista legal y que pudieran llevar a reabrir el caso de García Caparrós. Y es que en este nuevo volumen se adjunta el sumario íntegro 161/1977 que se abrió y cerró en el juzgado de Málaga sobre el “Homicidio de Manuel-José García Caparrós y otros delitos”. Además de los 300 documentos que incorpora el ejemplar, se publica aparte una página web abierta y gratuita www.revistaelobservador/garcia_caparros donde se cuelgan otros 250 documentos distintos que completan las actas y el sumario.

La Junta

LA Junta de Andalucía, así, en mogollón, como hace casi todo, al ver que Unidos Podemos se acerca a algún intento de esclarecer algo sobre la muerte del joven malagueño, montan lo de la Memoria Democrática, y ella y su PSOE, ahora, quieren hacerse los defensores de Caparrós cuando durante los últimos 40 años de plomo no le han hecho ni puñetero caso. Les ha importado un pimiento. No han hecho absolutamente nada de lo que habrían podido hacer en cuatro décadas, que se dice pronto (oye, cuarenta años, como con Franco). El PSOE ha gobernado siempre en Andalucía y a veces, pero bastante, en Madrid, en el Ayuntamiento y la Diputación de Málaga. ¿Y qué ha hecho por la memoria de Caparrós?: nada. ¿Ha pedido o dado alguna acta o similar? No. Ahora, intenta utilizar el 4 de diciembre y la figura de Caparrós como bandera de una nueva Andalucía. Hasta Canal Sur ha preparado una programación ‘andaluza’ de tres meses, hasta el 28F, cuando con toda seguridad la presidenta de Andalucía pedirá a sus paisanos que volvamos a salir a las calles por gloria de ella misma. Fantástico.

ESTE nuevo libro que nos ocupa se le ofreció a la Junta de Andalucía en coedición con el fin de que lo repartiera entre las bibliotecas de Andalucía. Hay unas 8.000 contando las de los colectivos sociales. La Junta, al final, parecer que adquiere 250 ejemplares para repartir entre… no sabemos quién. También se le ofreció a IU el libro por si querían colaborar en su difusión por Andalucía a través de los ayuntamientos en los que tiene representación. Parece que va distribuir unos 20 ejemplares entre toda la comunidad andaluza. No se puede decir que los políticos y sus partidos (del PP no se refiere nada porque esa es su actitud hacia esta y otras señales de Andalucía: nada), hagan esfuerzos por intentar transmitir que quieren mitigar ahora o paliar al menos el desprecio que durante 40 años, toda una dictadura, han mantenido con Manuel José García Caparrós, ese chaval malagueño que murió un 4 de diciembre solo por salir a la calle a pedir, junto con muchas miles de familias más, que le dieran a su tierra la autonomía.

La placa

Y la Junta no ha hecho nada por García Caparrós por mucha dirección general de Memoria Democrática que haya creado para dar a entender que la cosa de la historia y tal les preocupa de verdad. A Caparrós no lo conoce nadie de menos de 50 años. Y los jóvenes no tienen ni idea de quién es. La Junta nunca se ha preocupado de dignificar la memoria del único andaluz que murió en la ‘batalla’ por la autonomía. No han hecho nada por intentar contar sus días de historia y difundirlos. Hace 15 años, ¡quince!, en 2002, el Ayuntamiento de Málaga puso una placa conmemorativa en el edificio de la esquina de la Alameda de Colón según se entra desde el río a la derecha. En esa placa el nombre de pila de García Caparrós está mal escrito. Se llama Manuel José García Caparrós y en la placa puede leerse José Manuel García Caparrós… ¿Saben ustedes cuántas veces ha protestado el PSOE municipal, o la Junta de Andalucía tan beligerante ahora, pidiendo que se rectifique el error por aquello de tener un mínimo de dignidad con el fallecido? Nunca. No ha protestado nunca. Le importa un pito en realidad.



El ‘hito’

AHORA, la Junta dice que ese lugar, esa esquina, figurará como hito de la Memoria Democrática. Una especie de sitio singular de nuestra historia contemporánea que figurará en múltiples guías que rápidamente editarán con escritos de los políticos de turno. Pero quien sabe algo del tema, cualquier interesado de verdad en su tierra, no a nivel político, claro, podría decirle que allí lo único que ocurrió fue que lo recogió un coche para llevarlo al hospital Carlos Haya, y que murió en el trayecto. En realidad, el disparo que lo mató lo recibió dos esquinas más allá, en la Alameda Colón número 5 esquina con calle Vendeja. Como se puede comprobar en el sumario judicial. Ahí fue donde lo mataron realmente y donde debería ir una placa. Pero a ellos que les importa. La pondrán en el otro sitio y santas pascuas. La cuestión es hacerlo deprisa y corriendo y mal si es posible.


La tumba

COMO
la tumba. ¿Saben ustedes cuántos homenajes se han hecho en la tumba de García Caparrós? Ninguno. ¿Por qué?, porque el malagueño está enterrado en un digno y pequeño osario familiar ya que ninguna institución ha querido aportar la cantidad necesaria para darle una tumba digna a alguien que podría representa a muchos de nosotros. Y la historia tiene miga. A García Caparrós lo mataron el 4 de diciembre de 1977. El 5 de diciembre, al día siguiente por la tarde, lo enterramos miles de malagueños en el cementerio de San Miguel, en un nicho cedido por el Ayuntamiento de Málaga. Cuando hubo que desmontar dicho camposanto y vaciar parte de sus nichos, las hermanas de Manuel José, al verse afectadas porque se tenían que llevar a sus padres (murieron después de su hijo), pidieron enterrar a ambos en el mismo nicho en el que reposaba Manuel José, y el Ayuntamiento les dijo que no. Entonces las hermanas cogieron los restos de los tres familiares, compraron un osario digno en el cementerio de San Gabriel y sepultaron allí a sus seres queridos. ¿La Junta o el PSOE municipal, (el PP siempre ha estado de perfil y su alcalde Paco de la Torre es el principal ejemplo de ello cuando poco menos que justificó en el Congreso la intervención de la Policía Armada y la actuación del gobernador civil Rovira) que han hecho en estos 40 años para enderezar este entuerto? Nada, claro. Como van a tener 1.800 euros que vale un nicho 50 años. Eso es una cantidad desmedida para una institución como la Junta de Andalucía, por muy dada a la memoria democrática que dice ser. Además, no se encontrará un momento, lugar y ocasión mejor que la actual para honrar a una de las miles de familias andaluzas que pelearon y sufrieron por la autonomía. Si alguien merece estar junto con sus padres ese es Manuel José García Caparrós. Es el significante de lo que fue una lucha pacífica y familiar casi en su totalidad salvo momentos trágicos como su muerte. Sería el mayor y mejor homenaje que se podría rendir a una familia malagueña y andaluza a las que nunca se les recuerda por nada.


PUEDE ver aquí otras informaciones relacionadas con esta noticia:
- 17/11/17 La Dirección General de Memoria Democrática no comprueba si la esquina en la que resultó herido mortalmente Manuel José García Caparrós es la que dice el Ayuntamiento de Málaga, la esquina entre Alameda de Colón y Puente de Tetuán
- 27/10/17 Los datos que se están ofreciendo extraídos de las actas de la Comisión del Congreso sobre la muerte de García Caparrós en entredicho, según lo publicado en 2007 en el libro de Rosa Burgos editado por EL OBSERVADOR
- 26/10/17 El alcalde De la Torre exculpó de cualquier responsabilidad al entonces gobernador civil de Málaga, Riverola, ante la Comisión de Investigación del Congreso sobre la muerte de García Caparrós en 1977, como puede leerse en sus actas
- 25/10/17 Verdadera luz y taquígrafos sobre la muerte de García Caparrós. EL OBSERVADOR publicará en noviembre el nuevo libro de Rosa Burgos ‘Las muertes de García Caparrós’, con más de 600 documentos originales de la Comisión y del Sumario
- 25/10/17 García Caparrós descansa en un osario junto a sus padres en el Parque Cementerio de Málaga. Casi 40 años después de su muerte la Junta de Andalucía no ha contribuido a que la familia tenga una tumba que pueda visitarse
- 25/10/17 Después de 40 años de abandono en torno a la muerte de Manuel José García Caparrós la izquierda se ‘pelea’ por figurar en los medios reivindicando la imagen del joven malagueño muerto en 1977
- 07/06/07 Lleno absoluto en el Ateneo de Málaga para asistir a la presentación del libro ‘La muerte de García Caparrós en la transición política’, de Rosa Burgos y editado por EL OBSERVADOR

- 25/05/07 “Hubo un pacto de silencio ordenado por las altas esferas del gobierno de la UCD para que la muerte de Caparrós no afectara a la Policía”