Martínez es cofundadora de la Asociación Enjipai que ha construido una escuela para los niños masái de la aldea Mfereji, situada al norte de Tanzania. Allí estudian materias básicas, swahili e inglés para poder acceder a la escuela pública

“Hemos instalado un falso techo en la escuela necesario debido al clima extremo de la sabana y también se han reparado las letrinas, que se las había llevado una tormenta de arena”, explica Martínez

“Entre nuestros próximos proyectos está crear un programa de sensibilización para que vayan dejando de hacer la mutilación genital femenina y la reparación de una placa solar”

EL OBSERVADOR editará un libro de cuentos a modo de intercambio cultural entre niños malagueños y masáis elaborado por Martínez y por el dibujante Ángel Idígoras. Una obra patrocinada por el bufete Gaona Abogados, cuyo responsable es el exdecano del Colegio de Abogados de Málaga, Manuel Camas. Los beneficios de la venta irán destinados a los niños masáis de la aldea de Mfereji

25/02/19. 
Opinión. “Allí nadie sabe cuando nació ni la edad que tiene, no le dan importancia”. La cooperante internacional Laura Martínez  y colaboradora de EL OBSERVADOR (Caleidoscopio) cuenta la experiencia de su último viaje a Tanzania, concretamente a la aldea de Mfereji, donde desde 2012 trabaja para mejorar la vida de la comunidad masái. Martínez es cofundadora de la Asociación Enjipai, (su web AQUÍ y...

...su perfil de Facebook AQUÍ) que ha recaudado fondos para construir una escuela en la que estudian los niños masái de Mfereji, aldea situada al norte de Tanzania. Allí aprenden materias básicas y swahili e inglés (ellos hablan maa) para poder acceder a la escuela pública. Martínez, sevillana afincada en Mijas desde hace 30 años, es licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Málaga y experta en Cooperación Internacional para el Desarrollo por la Universidad de Alcalá de Henares. Tiene un máster en Counselling e Intervención en Urgencias, Emergencias y Catástrofes por la Universidad de Málaga. EL OBSERVADOR editará un libro de cuentos a modo de intercambio cultural entre niños malagueños del colegio concertado de la Palmilla Misioneras Cruzadas de la Iglesia y masáis de la aldea de Mfereji elaborado por Martínez y por el dibujante Ángel Idígoras. Una obra patrocinada por el bufete Gaona Abogados, cuyo responsable es el exdecano del Colegio de Abogados de Málaga, Manuel Camas. Los beneficios de la venta irán destinados a los niños masáis (AQUÍ). Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

¿CÓMO ha sido la experiencia de este último viaje realizado el pasado mes de enero?
El proyecto empezó en 2012, por lo que la gente de la aldea es como si fuera mi familia. Vivimos con ellos durante nuestra estancia. En esta ocasión mi compañera no ha podido acudir. Lo que teníamos en mente para el comienzo de 2019 era la instalación de un techo falso en el colegio. Estaba en estructura, como aquello es la sabana y el clima es tan extremo, cuando no hay una tormenta de arena cae un chaparrón… Y así ya no hay ni insectos, está totalmente aislado. Las letrinas, que se las había llevado una tormenta de arena, también las hemos arreglado. Hemos comprado el material escolar, mochilas, un pack de higiene, mucha comida para darles el desayuno y el almuerzo. Con todos los eventos que hemos hecho este año en España hemos conseguido financiación para seguir mejorando las condiciones de vida de los pequeños.


¿CUÁL es su día a día durante su estancia en Mfereji?
La jornada comenzaba cuando amanecía, con la luz del sol, porque no hay electricidad. Me levantaba, ordeñaba las cabras y daba de desayunar a los niños. Como teníamos que construir el techo, los pequeños estuvieron dando clase en el árbol donde lo hacían antes de que se construyera la escuela.  Desde que amanecía hasta que se iba el sol estuvimos trabajando el constructor, los dos profesores y yo, para acabar las obras del falso techo. Iba a por leña y a por agua, he estado trabajando como una obrera más. Otras visitas han sido más relajadas porque solo teníamos que limpiar o pintar pero en esta ocasión teníamos que finalizar las obras del techo.


EN una de sus últimas colaboraciones para esta revista hablaba sobre los logros de los niños que han estudiado en la escuela de la aldea gracias a su proyecto. (Ver: Conservar la belleza).
El año 2018 ha sido un año magnífico. Los primeros niños y niñas de la comunidad masái de Mfereji que han estudiado en la aldea accedieron a la escuela pública, han superado con éxito los exámenes tanto internos del colegio como los nacionales, que son obligatorios para acceder al segundo ciclo de la educación primaria. Son niños que empezaron a estudiar en la escuela de la aldea con 5 o 6 años. Lo que se hace en ella es enseñarles lo básico: leer, escribir, sumar restar, swahili e inglés, porque son los idiomas necesarios para poder superar las pruebas de la escuela pública. Allí hay reválidas en primaria y en secundaria, si no superan estos exámenes no pueden acceder o continuar su formación en la educación pública. En total son unos 27 niños de la aldea los que están en primaria. Durante la semana, de lunes a viernes, están en la escuela pública y vuelven a la aldea algunos fines de semana. Allí estudian con los niños tanzanos, que no son población indígena. Durante los días que estuve en Mfereji vinieron a visitarme, les preparamos una fiesta. Tuvieron que caminar más de cinco horas para acudir a la aldea y es el colegio público más cercano.


¿CÓMO es el día a día de los niños masái que estudian en la escuela de la aldea?
Se les da material básico. Tienen dos profesores que son masáis y aparte de las materias básicas y del inglés y swahili, les enseñan sus tradiciones y demás.

¿CON cuántos años comienzan a estudiar en la escuela de la aldea?
Los que comienzan en la escuela tienen entre 3 y 6 años. Una vez que los profesores ven que tienen los conocimientos suficientes los inscribimos en la escuela pública a la que acceden como mínimo con 9 años. Realmente son estimaciones porque allí nadie sabe cuando nació ni la edad que tiene, no le dan importancia. Los profesores me dicen la edad aproximada que pueden tener. Los niños que actualmente están en primaria tienen entre 11 y 13 años.


https://youtu.be/Acxp2bKqKN0

EN su último viaje se ha construido el falso techo y se han arreglado las letrinas, ¿cuáles serán los próximos proyectos?
Tenemos pendiente la reparación de una placa solar que instalaron unos chicos ingenieros que son españoles pero viven en Alemania. Los animales han roto los cables. Y también estamos buscando una mediadora social que sea masái y enfermera para abordar el tema de la mutilación genital femenina. Como es un asunto tan delicado necesitaríamos contar con una mujer masái. Uno de los profesores de la escuela empezó a tratar el tema con las madres pero entre que es hombre y que tienen reparos en hablar de eso… Es un proyecto futuro importante para crear un programa de sensibilización y que vayan dejando de hacer la mutilación genital femenina. Necesitaríamos localizar a una mediadora social de la zona que tenga conocimiento sobre el tema.


¿CÓMO puede contribuir a su proyecto la gente que lo desee?
Ahora mismo estamos trabajando en la publicación de un libro de cuentos a modo de intercambio cultural entre niños malagueños y masáis. Estará escrito en las dos lenguas, maa y español. Los beneficios de la venta de la obra irán destinados a los niños masáis de esta aldea tanzana de Mfereji. También tenemos en marcha lo que llamamos la hucha solidaria. Hay varios establecimientos en España que disponen de una, concretamente en comercios de Barcelona, Granada o Madrid, para colaborar con este proyecto. Ese dinero va destinado a comprar alimentos para el comedor escolar. Si algún establecimiento quiere tener una de estas huchas solo tiene que ponerse en contacto conmigo a través de las redes sociales (Facebook  AQUÍ) o del siguiente correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

LA asociación tiene un programa de apadrinamiento para los niños y niñas que estudian en la escuela de Mfereji.
Así es, tenemos un programa de apadrinamiento en el que cada padrino aporta unos 50 euros por niño. Y este año, como novedad, también hemos puesto en marcha un programa de apadrinamiento para los profesores. Desde el año pasado les pagamos un sueldo, antes enseñaban de forma voluntaria.


LAS mujeres masái de la aldea también fabrican bisutería.
Sí, tenemos un catálogo con los colgantes, pulseras y demás complementos que elaboran de forma artesanal las madres de los niños de la aldea. Cualquier persona que esté interesada puede ponerse en contacto con nosotros a través de los medios indicados para que se los mandemos.


PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
- 20/12/18 El dibujante Ángel Idígoras y la cooperante Laura Martínez, cofundadora de la Asociación Enjipai para mejorar la vida de una aldea tanzana, elaboran un libro de cuentos a modo de intercambio cultural entre niños malagueños y masáis
- 13/12/18 “El arte vive en los museos… mientras, los artistas mueren en la calle, dijo alguien alguna vez”, afirma José Luis BorgArt, artista malagueño que también firma sus obras como ‘Tenis’. Algunos de sus murales están en Lagunillas
- 22/11/18 Los humoristas gráficos Idígoras y Pachi participan hoy en una mesa redonda en el Ateneo de Málaga sobre la viñeta gráfica en la transición con motivo del 40 aniversario de la Constitución. Será a partir de las 19:00 horas en el salón de actos
- 14/11/18 Los medios locales se hacen eco de la exposición sobre las entrañas del Guernica de Picasso y ‘olvidan’ mencionar que el artista malagueño Rogelio López Cuenca participa con una pieza audiovisual que explica el contexto histórico
- 07/11/18 Comedia e hipocresía en el corto con sello malagueño ‘Marta no viene a cenar’. Si se participa en la votación popular por Internet puede obtener el premio del público del Festival Iberoamericano de Cortometrajes ABC (FIBABC)
- 25/10/18 Hoy comienza la pegada de las 1.000 caras de la cultura en el suelo de la Plaza de la Merced. La intervención artística ‘Inside Out Málaga/Arte y Utopía’ culmina con la instalación de las fotografías, que finalizará mañana viernes
- 23/10/18 Hiperrealismo de la mano de Elena Cifre, artista mallorquina: “cuando una quiere algo, basta que te digan que no puedes hacerlo para que te superes a ti misma. Más que cuestión de talento es cuestión de constancia”