En un escrito, Manuel Lima, presidente del comité de SMASSA critica la gestión del alcalde en este asunto e insinúa que sido otra persona “con gran responsabilidad política” quién ha decidido dar marcha atrás a la zona azul

“Al final los indignados son los que sacan más beneficios del SARE. Me parece ridículo que se metan en un terreno que no les pertenece y que quieran participar en la mesa de trabajo, cuando deberían de acatar las órdenes del Ayuntamiento”, dice Antonio Vega, presidente de la Asociación de Vecinos La Cooperación

“Si Teresa Porras no hubiese querido poner el SARE hubiese parado el conflicto el primer día. Somos los vecinos los que hemos luchado, saliendo a la calle, haciendo una consulta y convocando la manifestación”, expresa Laura Dos Santos, miembro de la Plataforma Ciudadana Calle La Unión

Según Dos Santos esta carta ha vuelto a “reabrir las heridas del conflicto” en el barrio. Sobre todo, teniendo en cuenta
que las líneas del SARE, que Teresa Porras prometió pintar de blanco, todavía siguen azules. “Nos dice que se van a pintar, pero no cuándo. Los vecinos están enfadados por toda esta situación y hacen sus propias suposiciones sobre todo desde que hemos visto este escrito. Algunos están proponiendo en redes sociales volver a movilizarse”

26/09/19. 
Opinión. Los vecinos de Cruz de Humilladero están indignados y “enfadados” después de leer el escrito que SMASSA Sociedad Municipal de Aparcamientos y Servicios ha hecho llegar al periódico Málaga Hoy (AQUÍ), al parecer en exclusiva según manifiesta la sociedad, en el que los trabajadores, a través del presidente del comité de empresa, Manuel Lima, dicen que los residentes...

...han “demonizado” “gratuitamente” su servicio. Además, cuestionan que la marcha atrás del SARE haya sido “un gran logro de la lucha vecinal”, e insinúan, que ha sido otra persona quién ha estado detrás del alcalde para que cese esta acción. “No consiente que personas cercanas a usted y con gran responsabilidad política (…) se tomen atribuciones impropias de una dirigente política y esté tirando permanentemente en su distrito y delante de los vecinos al servicio SARE”, recoge la carta. “Obviamente están hablando de Teresa Porras sin dar nombres. Nos parece indignante. Si la concejala no hubiese querido poner el SARE hubiese parado el conflicto el primer día. Aquí ha estado hasta la policía mediando como si fuésemos conflictivos. Somos los vecinos los que hemos luchado, saliendo a la calle, haciendo una consulta y convocando una manifestación quienes hemos logrado esto”, expresa Laura Dos Santos, miembro de la Plataforma Ciudadana Calle La Unión a EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.


Algo que también ha provocado “el malestar” del barrio ha sido que el presidente del comité de SMASSA, Lima, ha aprovechado este documento para pedir que los trabajadores de su empresa puedan participar en la mesa de movilidad que se va a crear el Ayuntamiento para resolver el problema de movilidad en Cruz de Humilladero. Además, propone medidas como la gratuidad del SARE para los residentes afectados, la aplicación de bonificaciones en el aparcamiento de la zona y “la creación de bolsas de  horas gratis en el mismo parking para los hijos de las personas que lo soliciten”. Unas propuestas que no sientan nada bien a los vecinos que ya han manifestado en numerosas ocasiones su posición sobre las zonas de pago. “Al final los indignados son los que sacan más beneficios del SARE. Me parece ridículo que los trabajadores se metan en un terreno que no les pertenece y que además quieran participar en la mesa de trabajo cuando deberían de acatar las órdenes del Ayuntamiento”, dice Antonio Vega, presidente de la Asociación de Vecinos La Cooperación, mientras cuestiona los intereses de SMASSA y recuerda que es una empresa municipal con participación privada (AQUÍ).


Sobre este asunto, Laura Dos Santos, de la Plataforma Ciudadana Calle La Unión recalca que no son ellos quienes deciden si los trabajadores de SMASSA se sentarán o no en la mesa de trabajo en la que estarán vecinos y comerciales. Pero tiene claro que si van “será para convencernos de poner zonas de pago porque ellos son los primeros que se benefician de esta medida”. “Nosotros tenemos clara nuestra postura, la hemos dicho en numerosas ocasiones estas semanas. Este barrio es un sector súper poblado y poner el SARE no va a solucionar el problema del aparcamiento. Ni siquiera las medidas que ellos mismos proponen en su carta solucionan nada porque la zona azul no asegura que haya sitio para aparcar. Estamos ya cansados de repetirlo: tenemos el parking subterráneo vacío y tenemos que fomentar otro tipo de vehículos como las bicicletas. No queremos pagar por aparcar en la calle”.


EL OBSERVADOR se ha puesto en contacto con SMASSA para acceder al documento firmado por el presidente del comité, Manuel Lima, pero no ha sido posible. Según comunica una responsable “solo un periódico ha tenido acceso a él”, y ha sido  Málaga Hoy. Este artículo recoge que en la carta se afirma que “la gestión del alcalde, Francisco de la Torre, en este asunto ha dejado mucho que desear”. Del mismo modo, “el malestar de la plantilla” está provocado porque el Consistorio “no ha desmentido la idea de que la regulación del aparcamiento en superficie en el distrito tuviese como finalidad la rentabilidad económica de la empresa”. Añaden que ni teniendo un millar de solicitudes de residentes, la recaudación sería inferior a los 60.000 euros, que “no cubre ni los salarios de los dos vigilantes que habrían de ser asignados a esa zona".

Los vecinos no nos dedicamos a la política de despacho. El problema que tenga SMASSA con el Ayuntamiento que lo resuelvan si meter al barrio por medio porque nosotros no hemos demonizado a los trabajadores en ningún momento. Nuestra lucha ha sido con el alcalde y su equipo por una medida que sabemos que no va solucionar nada aquí”, indica Dos Santos. Añade que esta carta ha vuelto “ha reabrir las heridas del conflicto”, sobre todo teniendo en cuenta que las líneas del SARE, que Teresa Porras prometió pintar de blanco, todavía siguen azules. “Nos dice que se van a pintar, pero no cuándo. Los vecinos están enfadados por toda esta situación y hacen sus propias suposiciones sobre todo desde que hemos visto este escrito. Algunos están proponiendo en redes sociales volver a movilizarse”, concluye.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
-19/09/19 Tregua en la ‘guerra azul’ de Cruz de Humilladero. Los vecinos contentos tras conseguir que el Ayuntamiento de marcha atrás a la implantación del SARE, pero siguen desconfiando hasta que el Consistorio “no vuelva a pintar las líneas azules de blanco”  -
-17/09/19 Los vecinos le ganan en la calle la ‘guerra azul’ de Cruz de Humilladero al Ayuntamiento, que se baja los pantalones y ya no sabe cuando aplicará el SARE en el barrio. Es la tercera vez que los vecinos unidos, sin políticos, consiguen que no se aplique
-13/09/19 La ‘guerra azul’ de Cruz de Humilladero. Los vecinos se sienten “engañados” por el Ayuntamiento de Málaga que quiere implantar a la fuerza el SARE en todo el barrio y tan “indignados” que algunos vuelven a pintar de blanco las líneas azules
-28/09/12 El SARE, un empeño personal de la presidenta de la asociación de vecinos de La Malagueta, Lola Navas, contra la que se rebela el barrio con una campaña de recogida de firmas
- 27/09/12 EL OBSERVADOR pone en marcha una campaña de recogida de firmas contra el SARE para forzar al concejal de Movilidad, Raúl López, a cumplir lo que dice: “Si no hay consenso vecinal, nos olvidamos”

- 25/09/12 EL OBSERVADOR les ofrece un modelo de reclamación para recurrir las multas por estacionar en zona SARE
- 20/09/12 Gaby Beneroso: “El concejal Raúl López, el pobre, se equivocó y anunció que el SARE de Málaga sería el más barato en comparación con otras ciudades españolas. Lo miró al revés. Será el más caro”
- 14/09/12 María Gámez planta cara ante al SARE impuesto por el Ayuntamiento en La Malagueta: “Es un engaño. Los ciudadanos no deben pagar”

- 11/09/12 El afán recaudatorio municipal y la inoperancia de la Asociación de Vecinos de la zona dejan a La Malagueta sin aparcamientos que no sean de pago pese a las quejas de residentes y comerciantes
- 25/04/12 Dos IMÁGENES que definen las tarifas de zona azul. Una hora de SARE en Marbella: 0,70 euros. Una hora de SARE en Málaga: 1,25 euros
- 13/03/12 El afán recaudatorio del Ayuntamiento de Málaga impone la zona azul en la Nacional 340 a la altura de la Plaza de Toros y el hotel Miramar, ante la protesta vecinal de La Malagueta que no tiene donde aparcar