Ayer mismo la Cámara de Cuentas andaluza publicó un lamentable informe fiscalizador sobre la UMA en el que indica gran cantidad de irregularidades en la gestión de Narváez. “La Cámara de Cuentas recomienda a la UMA mayor rigurosidad en su gestión” (‘La Opinión’). “La Cámara de Cuentas recomienda a la UMA mejorar su gestión e implantar un sistema de control de costes” (‘Málaga Hoy’)

El actual rector es el único candidato que se presenta a las elecciones de diciembre. En su equipo incorpora a su exrival Pimentel, que estuvo a punto de ganar en 2015. Es la fórmula de Narváez para que no se presente en solitario y pueda arrebatarle el rectorado en este 2019

Los actuales estatutos de la UMA limitan a dos los mandatos consecutivos del rector. No se sabe si esta alianza entre Pimentel y Narváez proseguirá dentro de cuatro años si el primero decidiese presentarse en solitario, ya que el segundo tiene que irse

Narváez fue elegido rector de la UMA en diciembre de 2015. Desde que comenzó su mandato la institución no ha estado en ningún ranking de referencia. La institución gasta más de un millón de euros anuales en publicidad para que los medios locales hablen bien de ella y de la gestión del equipo de gobierno que encabeza el actual rector


19/11/19. Opinión. José Ángel Narváez seguirá siendo rector de la Universidad de Málaga durante otros cuatro años más, pese a que la ha convertido en una institución pública mediocre producto de una gestión mediocre, tal y como se desprende de un informe elaborado por cuatro catedráticos de la propia universidad (AQUÍ). Ayer mismo la Cámara de Cuentas de Andalucía publicaba...

...un informe de fiscalización de la Universidad de Málaga AQUÍ, lo que ha hecho titular a los medios locales: “La Cámara de Cuentas recomienda a la UMA mayor rigurosidad en su gestión” (‘La Opinión de Málaga’) AQUÍ; “La Cámara de Cuentas recomienda a la UMA mejorar su gestión e implantar un sistema de control de costes” (‘Málaga Hoy’) AQUÍ. Entre otras muchas indicaciones que le hace la Cámara, figura una aparejada a multitud de malas prácticas que acaban en los tribunales. Le pide que evite “la concatenación de distintos contratos menores para cubrir las mismas necesidades e incurrir en el incumplimiento de la norma por fraccionamiento de contratos". Vamos, que no fraccionen los contratos para poder adjudicárselos siempre al mismo contratado. La Cámara realiza innumerables reproches a la UMA por su gestión plagada de irregularidades en casi todos los aspectos administrativos: estatutos, presupuestos, modificaciones presupuestarias, cuentas anuales, contratación, personal, subvenciones, becas, etc. Se puede leer un resumen del informe AQUÍ y el informe completo AQUÍ. EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com publicara mañana un extenso reportaje sobre este informe fiscalizador.

Ayer mismo también, la propia institución mandó un comunicado anunciando que Narváez ha sido el único candidato que se ha presentado para las elecciones que se celebrarán el próximo 3 de diciembre (AQUÍ). En su equipo incorporará a su exrival en 2015, Ernesto Pimentel, director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática, a pesar de que en aquella ocasión estuvo a punto de ganar los comicios. Solo cinco puntos le separaron de Narváez (47,48% de los votos ponderados, frente al 52,52%). Puntuación que podría haber superado en esta ocasión. Pero no será así.

Los actuales estatutos de la UMA limitan a dos los mandatos consecutivos del rector  y de todos los cargos electos (AQUÍ). Por tanto, este sería el último mandato de Narváez si fuese reelegido. Aunque nunca se sabe si podría formar parte del equipo de Pimentel, si este se presentase a rector en un futuro. Según comentarios de los entornos de los dos aliados, Narváez tiene miedo de que si Pimentel se presenta en solitario gane. De ahí  el ofrecimiento de esta inédita simbiosis que le ha propuesto el actual rector a su exrival para poder seguir  en el cargo. Un quid pro quo. Un hoy por ti mañana por mí que, por lo que cuentan, abarca más de este último mandato sin prórroga que Narváez ansía pasar como rector.

Sobre
 qué puesto ocupará el director de la ETS de Informática en el caso de que su proyecto con Narváez resultase ganador, Pimentel aseguro a  EL OBSERVADOR no saberlo. “A mí me preocupa poco qué puesto ocuparé o qué puesto va a ocupar quien sea. Pero obviamente quien ha presentado la candidatura ha sido Narváez, así que si ganamos el rector será él. Mi papel se decidirá después. Como he dicho no me preocupa. Lo importante es el proyecto y trabajar por la universidad. No desvaloro a las personas, que también son importantes, pero no yo en particular”.


Bajo las directrices de Pimentel, la Universidad de Málaga podría dejar de ser una institución mediocre. Como manifestó en esta revista, su objetivo es que la institución sea “referencia” en en ámbito educativo, en la sociedad y en el tejido empresarial. Según el informe elaborado por cuatro de catedráticos de la UMA (Paul Palmqvist, catedrático de Paleontología; José María Pérez, catedrático de Biología Animal; Víctor Hernández, catedrático de Química Física y Antonio Diéguez, catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia), que está cerca de publicarse oficialmente, “con los mismos recursos siempre son posibles muchas formas distintas de gestión, la escasez de medios económicos no tiene la culpa de todo” (AQUÍ).

La
institución académica malagueña ni siquiera figura en el ranking QS de las 1.000 mejores universidades del mundo, en el que sí están las de Sevilla o Granada u otras que tienen un presupuesto menor como las de Murcia, Oviedo o Santiago de Compostela (AQUÍ). No aparece en este ni en otros rankings académicos, pero todos los días ‘hablan bien’ de ella en las páginas de los medios de comunicación locales, para lo cual se gastará en publicidad 1.025.000 euros este año (AQUÍ).


“La Universidad de Málaga está en posiciones muy desventajosas en todos los parámetros que estudiamos, tanto desde el punto de vista docente, como de ratio de alumnos por profesor o las escasas publicaciones científicas. Estamos muy por debajo de universidades de nuestro propio entorno”, indica Palmqvist, uno de los autores del informe. Que añade que “hay muchas estrategias a emplear con un coste reducido que no se están implementando. ¿Por qué estamos tan mal? No tenemos institutos de investigación asociados a la Universidad. Y en otras instituciones académicas cuidan muy bien a los profesores eméritos”.

“La UMA se encuentra en una posición intermedia en relación al resto de las universidades públicas españolas, lo que no se corresponde con lo esperable en función del peso demográfico de la provincia  -que tiene casi 1.650.000 habitantes- y su capital –donde viven 571.000 personas-. Sobre el total de las 48 universidades españolas públicas estudiadas, la UMA se sitúa en el puesto 15 si atendemos a su oferta de títulos oficiales de grado y máster, descendiendo al puesto 24 en su oferta de programas de doctorado. Tomados los datos en su conjunto, apenas alcanzan a situar a la UMA en el puesto 18 de la lista”, recoge el informe, que emplea datos extraídos de un estudio de la Fundación BBVA, “en el que se ordena y resume una gran cantidad de información relativa a las características y los resultados de la docencia, investigación e innovación y desarrollo tecnológico de cada universidad”. Así como datos de la plataforma Scopus (editada por la holandesa Elsevier) ; de la base de datos ISI Web of Knowledge (de la compañía canadiense Thomson Reuters) y de Google Scholar, entre otros.

“En
 lo que respecta a la proporción de alumnos por título oficial ofrecido o por profesor de su plantilla (ambas reflejan el grado de masificación de la enseñanza en nuestra institución), la UMA desciende a las posiciones 42 y 44 del ranking nacional, respectivamente (recordamos de nuevo que son 48 las universidades consideradas en este análisis). Esto indica que, pese a que en los últimos años la oferta de nuevas plazas de profesorado en nuestra universidad ha sido la mayor de Andalucía, la plantilla de la UMA es aún escasa y el número de títulos ofrecidos es insuficiente”, señala el documento.

En 
cuanto a las publicaciones científicas, el informe señala que “si dividimos el número de artículos publicados en revistas de prestigio internacional por el número de profesores, la posición de la UMA cae en el ranking hasta los puestos 29 en Isi Web of Knowledge y 32 en Scopus, lo que indica una producción científica media por investigador bastante menor que en otras universidades”. Por ejemplo, “el número medio de artículos por profesor recogidos en Scopus y en la ISI Web of Knowledge sitúan a la Universidad de Granada (UGR) en los puestos 11 y 10 del ranking nacional, respectivamente, desmarcándose claramente de la posición de la UMA”.


La institución académica malagueña “tiene ya 47 años de historia, que son más que suficientes para que se empezase a constatar su relevancia académica en el entorno español. Dicha relevancia, de momento, brilla por su ausencia”, aseguran los cuatro catedráticos.

Sin
embargo, aunque nunca sale bien parada en los rankings nacionales o internaciones, los medios de comunicación locales ‘hablan bien de ella’ a diario. De hecho, parte de su presupuesto lo dedica a esto. Solo en la Dirección General de Comunicación (servicio que dirige Juan Francisco Gutiérrez, columnista en ‘Sur’ AQUÍ, bajo las ordenes de Juan Antonio García Galindo, el todo poderosos vicerrector de Política Institucional), dedica 827.900 euros. De esta partida destina 510.000 euros solo a acciones publicitarias y promocionales. A esto se suma los 500.000 euros que destina en información, divulgación y publicidad y 150.000 euros para servicios publicitarios no especificados. Si se consulta este presupuesto (AQUÍ) existen más apartados de gastos dedicados a merchandising y otros tipos de publicidad.


Puede leer aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
- 12/06/19 La Universidad de Málaga (UMA) ni siquiera aparece en el ranking QS de las 1.000 mejores universidades del mundo, en el que sí están otras del entorno como Sevilla o Granada o con presupuesto menor: Murcia, Oviedo o Santiago de Compostela
- 06/06/19 La Universidad de Málaga del rector José Ángel Narváez se gasta al año más de un millón de euros en publicidad solo para que hablen bien de ella. Juan Francisco Gutiérrez, que decide en qué medios locales se gasta el dinero, es columnista de ‘Sur’
- 31/05/19 Las dificultades para acceder a un puesto en la Universidad de Málaga (UMA) se ponen de manifiesto en la lucha por obtener una buena posición en los procedimientos selectivos para configurar las bolsas de trabajo
- 03/05/18 Cinismo en la universidad del rector Nárvaez. Hoy se celebra el día Mundial de la Libertad de Prensa y la UMA participa en los actos organizados por la UNESCO en la lejana Accra, capital de Ghana

- 11/04/18 ¿Es fácil hacerse un 'Cifuentes' en la Universidad de Málaga del rector José Ángel Narváez?: más complicado que en Madrid pero no imposible. Cuando la 'zarpa' está metida en una institución dan igual los mecanismos de control: se sortean
- 19/03/18 Los sindicatos en la UMA silenciados o silenciosos: CCOO, UGT, Sindicato Apoyo Mutuo, SETUMA… ninguna organización quiere opinar sobre el gasto que la Universidad hace en comunicación e imagen, 1.470.065 euros anuales… ¿por qué?
- 14/03/18 La Universidad de Málaga (UMA) se da autobombo e inserta tres anuncios simultáneos solo con su logo en la portada de la web del diario ‘La Opinión’. No anuncia nada. En esto gasta los 550.000 euros que dedica al año a publicidad y propaganda
- 07/03/18 La ‘caótica’ web del servicio de Comunicación de la UMA. Sorprende que la imagen de una universidad pública se maneje desde esta impresentable página. Todo ello pese al millón y medio de euros que la institución destina a esta área
- 06/03/18 Silencio. Ningún profesor de la UMA quiere opinar del 1.470.065 euros que la Universidad gasta en comunicación, de los que 550.000 van a información, divulgación y publicidad en medios, en los que sólo aparecen noticias ‘buenas’
-05/03/18 La Universidad de Málaga (UMA) ni siquiera aparece en el ranking QS de las 500 mejores universidades del mundo por disciplinas. Sí lo hacen 11 instituciones españolas entre las 50 mejores de diferentes ámbitos