U.G.T. ha presentado denuncia a la Inspección de Trabajo sobre los focos de infección existentes en el Puerto, para que se adopten las medidas oportunas, sin perjuicio de las responsabilidades penales que se puedan dirimir, por atentar contra la salud de los trabajadores

El presidente del comité de empresa le ha trasladado al responsable de la Autoridad Portuaria, Rubio, el rechazo de los trabajadores ante la decisión unilateral adoptada


Desde la sección sindical de U.G.T. en la Autoridad Portuaria, el viernes 22, rechazaron las nuevas instrucciones del presidente, mediante un escrito que reproducimos, y han manifestado mediante un comunicado, que el plan unilateral no se puede justificar bajo el argumento de atender a necesidades concretas, ni a un “notable incremento de actividad”

27/05/20. Opinión. Desde este lunes 25, el Puerto de Málaga se anticipa al resto de la provincia, que continúa en la Fase 1 de la desescalada, e incorpora a las oficinas de la Autoridad Portuaria a parte del personal que venía realizando sus funciones mediante el teletrabajo. Esta extraña y sorprendente decisión la adopta el presidente del Puerto, Carlos Rubio, mediante la implantación de un...

...llamado Plan de Reincorporación a la actividad ordinaria ante el coronavirus (COVID-19). Informa EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

En este Plan, que ha podido conocer EL OBSERVADOR, se fija como fecha de inicio la del pasado lunes 25, y pretende justificarse bajo la necesidad de retomar los procesos de contratación pública, preparando las bonificaciones que las empresas portuarias vienen demandando, como el aplazamiento del pago de tasas y la reducción de las cuotas correspondientes a la Tasa de Ocupación que deben abonar las distintas concesiones existentes en el Puerto. Según ha podido saber esta revista, el Puerto también pretende ampliar las terrazas existentes en el Muelle 1 y en el Palmeral de las Sorpresas.

Los representantes sindicales del Puerto, han rechazado las instrucciones de la Autoridad Portuaria, y el presidente del Comité de Empresa le ha trasladado a Carlos Rubio, el malestar de los trabajadores ante la decisión unilateral adoptada. Puede leerse AQUÍ el escrito presentado.

La Autoridad Portuaria, desde que se implanto el Estado de Alarma, el 15 de marzo, ha venido funcionando bajo las directrices de un denominado Plan Actuación frente al Covid-19. En este Plan, vigente hasta el pasado lunes, se recogían las medidas necesarias especialmente encaminadas a preservar la salud de los trabajadores, y se elaboró bajo las Instrucciones de las Autoridades Sanitarias y de Puertos del Estado, así como desde las consideraciones que, desde días antes del Estado de Alarma, se habían realizado desde los sindicatos portuarios.


Según fuentes de estos sindicatos, en este plan ahora anulado, se establecían las asistencias presenciales necesarias para desarrollar las tareas esenciales de colectivos como Policía Portuaria y Servicios Operativos. Ello ha permitido que, con la aplicación en el Puerto de esas medidas, el servicio público portuario se ha continuado prestando en condiciones más que aceptables para una situación sanitaria de gravedad como la que está padeciendo la población. En funciones administrativas y con carácter general la modalidad de trabajo ha venido siendo la no presencial, y mediante teletrabajo, y se ha venido complementando, ante situaciones extraordinarias, con la asistencia semi-presencial de los técnicos que así se han requerido.


Desde la sección sindical de U.G.T. en la Autoridad Portuaria, el viernes 22, rechazaron las nuevas instrucciones del presidente, mediante el escrito que AQUÍ reproducimos, y han manifestado mediante un comunicado, que el plan unilateral no se puede justificar bajo el argumento de atender a necesidades concretas, ni a un “notable incremento de actividad”. Unas “justificaciones” que no se sostienen en lo más mínimo y que en todo caso, esconden claramente intereses políticos y criterios económicos. La Sección Sindical de U.G.T. entiende, que el repentino cambio de criterio del Presidente, se puede deber a instrucciones y criterios políticos recibidos desde el Gobierno de la Junta de Andalucía, a similitud de otras instituciones gobernadas por el P.P.

Las últimas controversias entre los gobiernos nacional y andaluz, han “obligado” a posicionarse a los distintos cargos de designación política, con una especial incidencia en los pronunciamientos públicos para exigir el proceso de pase anticipado a la Fase 2 de Málaga. Estas discrepancias y enfrentamientos políticos, han llevando incluso a que se adoptaran medidas que, aun no adecuándose a la legalidad, se han adoptado bajo posicionamientos e instrucciones partidistas. La puesta a media asta de todas las banderas existentes en el Puerto, desde el 7 de mayo, y por tanto con anterioridad al día de hoy, que es la fecha establecida por el Consejo de Ministros para el inicio del luto oficial en toda España, es un “triste” ejemplo de ello.

U.G.T., tras resaltar “el esfuerzo de todos los compañeros y compañeras que, en unas circunstancias tan graves y preocupantes, han venido desarrollando responsablemente su habitual trabajo, a pie de muelle, prestando directamente el servicio público a nuestros usuarios, o desde su domicilio, a través de sus particulares medios informáticos e incluso con asistencia presencial y puntual al puerto, cuando así alguna circunstancia urgente y extraordinaria lo ha requerido”, manifiesta su sorpresa ya, que en esta situación de prestación de servicios portuarios de forma más que aceptable, y al encontrarse nuestra provincia en Fase 1, bajo las estrictas instrucciones del Ministerio de Sanidad, Carlos Rubio adopte este cambio organizativo, sin justificación alguna que lo ampare, y denuncian que se obvian las vigentes instrucciones dictadas desde el Gobierno de España a través del Ministerio de Sanidad, la Secretaría General de la Función Pública y el propio Puertos del Estado, y a diferencia del Plan anterior, en esta ocasión no se ha tenido en cuenta el criterio y las propuestas de la representación sindical de los trabajadores y sus delegados de Prevención.

U.G.T. considera que el Plan de Reincorporación impuesto por Carlos Rubio, va precisamente en contra de aquello que supuestamente pretende priorizar: la Salud de las personas trabajadoras del Puerto. Según el sindicato, es inconcebible que se pretenda aplicar el Plan, desconociéndose la evaluación de las pruebas serológicas realizadas a la fecha, con el necesario análisis de aquellas detectadas como positivo, y además con anterioridad a la finalización de los test a todo el personal.

En cuanto a las medidas organizativas impuestas por el presidente, la sección sindical llama la atención en que se venga a establecer la reincorporación “voluntaria” de aquellos responsables y técnicos que lo deseen. Esta incalificable propuesta de “voluntariedad” viene a situar a las trabajadoras y trabajadores en una situación posiblemente forzada de pretendida “Nueva Normalidad” de forma encubierta y temeraria, y todo ello en una fase, como la que estamos, con alto riesgo de contagio. Y todo ello, para asistir a unas instalaciones que aun no reúnen las condiciones mínimas de seguridad, como así lo venimos denunciando, asevera el sindicato.

U.G.T. ha presentado denuncia a la Inspección de Trabajo, sobre los focos de infección existentes en el Puerto, para que se adopten las medidas oportunas, sin perjuicio de las responsabilidades penales que se puedan dirimir, por atentar contra la salud de los trabajadores y trabajadoras.

Puede leer aquí anteriores artículos sobre el Puerto de Málaga:
https://revistaelobservador.com/component/search/?searchword=puerto%20de%20m%C3%A1laga&searchphrase=all&Itemid=101